16 del 2016 (II): a la europea

lo-mejor-de-2016-europa

De acuerdo, estamos todavía, como suele decirse, “a años luz” de situarnos siquiera en las proximidades de lo que el mercado francobelga publica al otro lado de los Pirineos cada año. Pero, al mismo tiempo, creo que es de recibo reconocer que el panorama editorial español actual en lo que a material de BD se refiere es, como poco, envidiable; máxime si lo comparamos al que teníamos hace algo más de una década, cuando la hegemonía de Norma en el mundillo era incontestable.

Pero por mucho que los esfuerzos de la casa catalana eran —y siguen siendo— encomiables, resultaba obvio que sólo una empresa no era capaz de poder ofrecer el inmenso abanico de posibilidades con el que sus muchas equivalentes en el país vecino inundan las tiendas especializadas. Es por ello, que la aparición año tras año de nuevos sellos que intentan hacerse un hueco para traernos eso que podría resultar imprescindible en nuestras tebeotecas es algo que desde aquí debemos agradecer sobremanera, sobre todo considerando los ímprobos esfuerzos que la publicación de cualquier álbum requiere. Vayan estas líneas dedicadas pues a agradecer a todas y cada una de las editoriales españolas el que, mes a mes, sigan escarbando entre la gargantuesca oferta del mundo francobelga para que los amantes de la BD tengamos la oportunidad de asomarnos a la gran variedad que ésta ofrece.

Dicho esto, vayamos con la selección de aquellos dieciséis títulos que consideramos han sido los que mejor han expuesto durante los últimos doce meses la grandeza y variedad que se esconde en las páginas de los álbumes del viejo mundo. Una variedad que sigue huyendo de forma consciente de caer en la trampa de las historias de gente con superpoderes y que, en esa huida de la competencia yanqui, encuentra una voz única con la que seguir cautivándonos.

1. El Castillo de las Estrellas

castillo-de-las-estrellas

Soy plenamente consciente de que, como dije ayer en el artículo correspondiente a lo Mejor del cómic estadounidense, la selección de los títulos que conforman lo más granado del año huye de repetir series que ya hubieran formado parte de la de los doce meses anteriores. Pero me vais a permitir que haga una única excepción por cuanto la INMENSA GRANDEZA con la que Alex Alice ha coronado el segundo y último álbum del primer ciclo de ‘El castillo de las estrellas’ no podía ser ausencia de aquello que señalara esos álbumes europeos que deberían figurar en cualquier tebeoteca. Para más información sobre lo que en él podéis encontrar, os insto a pasaros por el enlace de la reseña que le dedicábamos a principios de mes.

2. Chabouté

en-soledad

De la misma manera que ayer hacia una pequeña triquiñuela para poder englobar cuatro series bajo un mismo epígrafe —el que competía a Mark Millar— hoy son Chabouté y las dos obras que Planeta Cómic le ha publicado durante 2016 las que se escabullen de lo estricto del cardinal que, en teoría, debería dar espacio más que holgado para poder albergar a aquellos volúmenes del mercado francobelga que más nos han entusiasmado durante estos últimos doce meses. Ya sea con dos historias “cortas”, ya con una larga, el inmenso talento narrativo de Chabouté, su forma de trabajar los silencios y la intensidad con la que sus historias nos llegan al corazón son tres motivos que deberían ser más que suficientes para convencer a cualquiera que no se haya adentrado en el fascinante mundo en blanco y negro del artista de hacerlo a la mayor brevedad posible. Si queréis alguno más, sirva este enlace, o este otro, para que no os queden opciones y os acerquéis a dos volúmenes para los que el epíteto maravilloso se queda corto.

3. Las Crónicas de Excalibur

las-cronicas-de-excalibur

El pasado año no pude incluirlo porque, como decía en el artículo correspondiente a su segunda entrega, la competencia había sido brutal. Pero la deuda adquirida con el título firmado por Jean-Luc Istin y dibujado por Alain Brion pesaba ya demasiado sin considerar la aparición de una continuación que se alzaba a mediados de año como material indiscutible que traer a esta selección de lo mejor de 2016. Las razones de ello, como comentaba en el párrafo anterior dedicado a Chabouté, podéis encontrarlas aquí.

4. Los Cuatro de Baker Street

los-cuatro-de-baker-street

Os remito al primer párrafo del artículo y a las disculpas allí enunciadas por volver a traer a esta libre incursión en el universo de Arthur Conan Doyle con la que Olivier Legrand, Jean Blaise Djian y David Etien rinden homenaje al literato inglés y nos regalan, de paso, la que vuelve a ser una de las mejores lecturas del año. Lo dicho, disculpas 🙂

5. Escapar

escapar

En comparación con el artículo de ayer, la cantidad de texto que aquí dedicamos a cada título es ínfima por cuanto servidor ya se dedica, a lo largo de todo el año, a abundar en todos los detalles necesarios sobre cada una de las propuestas que os traemos aquí allí donde las series yanquis que aún no han desembarcado en nuestras orillas no encuentran su espacio. Sirva esta excusa como justificación tanto para el resto de la entrada como para no extenderme mucho más en alabar a lo último de Guy Delisle más de lo que ya lo hice por aquí hace algo menos de veinte días. Enorme lo del quebequés. ENORME

6. La Gran Patraña

la_gran_patran%cc%83a

La muerte de Carlos Trillo nos privó hace cinco años de una de las voces más singulares y portentosas del mundo del noveno arte. Buena prueba de ello, al margen de las otras muchas que podríamos citar de su extensa tebeografía, fue el pasado verano este soberbio álbum firmado en los lápices por un prodigio llamado Roberto Mandrafina. Sin duda, de lo mejor de Trillo junto a aquello que cuajó mano a mano con Horacio Altuna.

7. Kogaratsu

kogaratsu

Criticada por sus precios —que son considerados por muchos como abusivos— creo que no se valora lo suficiente, como comentaba hace unas semanas, el trabajo de recuperación de material arriesgado que Ponent Mon lleva haciendo desde un tiempo a esta parte. Apostando por títulos que muchos ya creíamos no poder volver a ver en castellano, Amiram Reuveni logra mes a mes sorprender a los lectores con integrales que, como el caso de los dos que este año han aparecido de ‘Kogaratsu’, sirven para dar continuidad a una cabecera que, abandonada de forma incomprensible por Norma, llevaba un par de décadas esperando volver a ser publicada en castellano. Considerando que es la MEJOR historia de samuráis que ha visto la luz en el noveno arte, dicha ausencia era aún más flagrante y, como digo, hay que agradecer —y mucho— a la casa sita en Tarragona que, por fin, la haya recuperado para los lectores que nos quedamos, allá por mediados de los noventa, con las ganas de saber cómo continuaban las aventuras de Nakamura Kogaratsu.

8. Lanfeust de las Estrellas

lanfeust-de-las-estrellas

Y si postergada había sido la aparición de nuevas aventuras con las que completar aquella lectura inconclusa que fueron los álbumes de ‘Kogaratsu’ hace veinte años, otro tanto —aunque con menor tiempo a sus espaldas— era el que podía achacársele a que ninguna editorial española tuviera a bien recoger el testigo de la inconclusa labor de Devir y continuar trayéndonos las andanzas de Lanfeust más allá de sus primeras ocho entregas. Afortunadamente, ahí ha estado Yermo “al quite” y, tras hacerse con los derechos de publicación en castellano del universo de Troy, era este 2016 el elegido para que, por fin, pudiéramos asomarnos a los avatares de Lanfeust y sus amigos por el espacio tiempo. La espera, no obstante, valió la pena, y la casa comandada por Carles Miralles se apuntaba un tanto muy gordo para reforzar esa idea acerca de ser una de las mejores editoriales españolas que tanto hemos enunciado por activa y pasiva en estas líneas.

9. Little Tulip

little-tulip

Pasear la mirada por un tebeo de François Boucq es uno de esos placeres para los que hay que prepararse, no permitiendo que nada ni nadie interrumpa el sublime momento en que uno se dispone a degustar unas planchas que son de otro mundo. Si a eso le añadimos una historia fascinante imaginada por Jerome Charyn que se mueve a caballo entre la Siberia de la década de los 50 y la Nueva York de finales de los 70, el resultado es, como dábamos a entender a mediados de agosto, SUBLIME.

10. El Olor de los Muchachos Voraces

elolordelosmuchachosvoraces

Frederik Peeters. ¿Hace falta decir algo más? Ah, vale, Frederik Peeters y western. ¿Todavía no os convencen tales argumentos? Y qué tal: ¡COMPRAOS ESTE CÓMIC YA! ¿Ahora sí? Estupendo, sabía que podía confiar en vosotros. ¿Cómo? ¿que no os termináis de decidir? Anda, insensatos, pasaos por aquí y después hablamos.

11. Philémon

philemon

Había expectación con ‘Kogaratsu’. Sí. La había también con ‘Lanfeust de las Estrellas’. Por supuesto. Pero ninguna de éstas dos podría ni siquiera comenzar a medirse con la que levantó ECC cuando anunció la publicación en castellano de ‘Philemon’, el que para el ilustre Álvaro Pons es pilar incuestionable del noveno arte y, para el que esto suscribe, y después del par de lecturas que le han caído durante el año, uno de los más grandes descubrimientos realizados en la última década: su desbordante imaginación y su inquebrantable forma de resistir el paso del tiempo convierten a la creación de Fred en un clásico a la altura de los más grandes. Si para algo se inventó la palabra imprescindible es para calificar a esta MAGNA obra.

12. Pribiloff 1898 y Otras Historias Septentrionales

pribiloff

Indicaciones para éste párrafo: tómese el correspondiente al número 10; sustituyase el nombre de Frederik Peeters por el de Sergio Toppi y la denominación de western, por la de historias septentrionales. y, por último, intercambiese el enlace de aquella por el de ésta. Ya está todo dicho.

13. El Soldado

el-soldado

Dije allá por julio que las planchas de Ricard Fernández —EFA— eran de las mejores que habíamos visto hasta entonces en lo que llevábamos de año. Cinco meses después, lo sigo manteniendo y aumento la apuesta al incluir a esta desgarradora fábula antibelicista entre lo mejor del 2016. Para más señas, por supuesto, os insto a pasaros por aquí y revisar lo que sobre ella comentamos.

14. Undertaker

undertaker

Ralph Meyer, un artista fascinante que descubrí hace años en blanco y negro a través de la edición que Dib-buks le dedicó a la magistral ‘IAN’. Que redescubrí durante 2014 de mano de Norma y ese espectacular integral que fue ‘Asgard’. Ante el que caí rendido en las páginas de ‘Página Negra’, uno de los pocos volúmenes que vio la luz en la brevedad de Spaceman Books. Al que dedicábamos breves líneas en la selección del 2015 gracias a la reedición en color de la citada ‘IAN’ que Spaceman Books nos regalaba a principios del pasado año. Y que éste nos ha vuelto a enamorar con un western en el que ha unido fuerzas con Xavier Dorison. No hace falta decir más. Bueno, sí, que sigáis este enlace, o este otro, para mayor información al respecto.

15. Los viejos hornos

losviejos-1-cabe

Ya lo apuntaba el viernes pasado: era poco probable que este tebeo protagonizado por entrañables “abueletes” no formara parte de la selección de lo mejor de 2016 por los motivos que, bien ya expusimos allá por el mes de febrero, bien por los que recogíamos hace cinco días. Un gran tebeo del que esperamos con ansia una siguiente entrega.

16. Zidrou

zidrou

Era irremediable que alguien tan adorado por este redactor como lo es Zidrou, no fuera a figurar en esta selección del 2016, máxime si consideramos la altura a la que han rayado los dos proyectos del guionista francés afincado en España que nos han llegado en los últimos doce meses. De una parte, ‘Merci’, esa disección de elocuencia suma acerca de las idiosincrasias de la adolescencia actual de la que hablábamos no hace ni siete días; de la otra, ‘Los buenos veranos’, una de las lecturas que más me ha llenado a nivel emocional en los últimos 365 días y que, además, servía de precioso reencuentro entre el escritor y nuestro Jordi Lafebre, artífices de esa maravillosa historia que es ‘Lidye’.

En la cola de lectura…

en-la-cola

De la misma manera que veremos mañana con la selección del tebeo español, dos son en el caso de hoy los tebeos que sé a ciencia cierta que deberían haber formado parte de esta entrada pero que, bloqueados en mi extensa cola de lectura, esperan a que de cuenta de otros antes de que llegue su turno. El primero, la tercera entrega de ‘Warship Jolly Rogers’, la space opera ideada por Sylvain Runberg y dibujada de forma fastuosa por Miki Montlló que hace unos días distribuía Norma. El segundo, también de la editorial catalana, y probablemente la MAYOR sorpresa que nos hemos llevado al repasar los avances de novedades de las editoriales patrias durante 2016, el cuarto álbum de ‘Sky Doll’, una serie que hasta donde sabíamos había quedado interrumpida por desavenencias irreconciliables entre Alessandro Barbucci y Barbara Canepa y que, huelga decir, contará con su correspondiente reseña en cuanto podamos deleitarnos con sus páginas.

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector apasionado. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de adopción. Treintañero para cuarentón. ¡Ah! y escritor compulsivo tanto aquí como en Blog de cine.

Compartir este Artículo en

2 Comentarios

  1. De los que he leído no quitaría ninguno, pero me falta el que considero uno de los mejores cómics del año: HOY ES UN BUEN DÍA PARA MORIR. Una historia a fuego lento imprescindible y encima, de un autor español, Colo.

    Muchas gracias por las listas, que me ayudarán mucho para ponerme al día 🙂

    • Esto es europeo…mañana, el español….busca allí a Colo 😛

      Gracias a ti por el comentario o2fuel.

      Felices Fiestas!!!

Deja un Comentario