‘Los cuatro de Baker Street. Volumen 2’, back to London, back to greatness

Los cuatro de baker street 2

Si comenzaba ayer afirmando sobre ‘Las crónicas de Excalibur’ que se había quedado a las puertas de la selección de lo mejor de 2015 porque la competencia era brutal, hemos de arrancar hoy esta entrada aludiendo a que fue ella parte de esa competencia con la que chocó la obra de Istin y Briones a la hora de hacerse un hueco en los títulos que a finales de año siempre os traemos como representantes de lo mejor que ha dado el noveno arte durante doce meses. Y no era para menos si contra lo que tenían que “luchar” las páginas de la soberbia reinvención de los mitos artúricos era contra esa también reinvención de los recovecos de la mitología que Arthur Conan Doyle imaginó para el famoso detective del 221b de Baker Street.

Si bien más que de reinvención quizás habría que hablar de invención paralela por cuanto el trabajo de Olivier Legrand y Jean-Blaise Djian está llamado a complementar los párrafos con los que Doyle describió las aventuras de Sherlock Holmes y John Watson; ni uno ni otro término son capaces de albergar la miríada de sensaciones que transmitía el primer volumen de la serie ni, por supuesto, las que continua transmitiendo un segundo álbum que, recogiendo los originales 3 y 4, se establece en modos similares a lo visto hace un año tanto en lo que respecta al guión como en lo que compete al fantástico dibujo de un David Etien que sigue sorprendiendo por la agilidad de su narrativa y lo estilizado de sus personajes, fusionando —como ya dijimos— la mejor tradición del tebeo francobelga con influencias que no le hacen ascos al cómic-book yanqui o al manga.

Con el trabajo de documentación como punto álgido de las páginas que nos acercan de forma inequívoca al Londres victoriano, vuelve a ser la faceta visual de ‘Los cuatro de Baker Street’ virtud más llamativa de una lectura que, acaso de forma más tímida que en el volumen predecesor, sigue alzándose más que como un tebeo para jóvenes, como un producto cuyo máximo disfrute recaerá en los adultos que a él se aproximen. Las capas de significado que podían encontrarse en el primer álbum sobre la sociedad británica de la época y, por extensión, sobre la sociedad decimonónica en términos generales, son ese elemento diferenciador que en su renovada aparición en las páginas de esta segunda entrega provocan el citado salto entre los adolescentes que abrazarán sin remisión la genial vertiente de aventuras e intriga del relato, y los aficionados más maduros que le piden algo más a un tebeo. Un algo más que aquí se deja acompañar de manera intensa por el acercamiento entre la “ficción dentro de la ficción” que son los chavales protagonistas y la “ficción” que es uno de los episodios más relevantes de la vida de Sherlock Holmes; uno que deja la puerta abierta a que el tercer volumen de la serie sea garante de emociones fuertes y que, de nuevo, por la forma en la que se incluye y por cómo es tratado desde una perspectiva completamente novedosa, habla de forma categórica de la inmensa grandeza de esta maravillosa cabecera.

Los cuatro de Baker Street. Volumen 2

  • Autores: Olivier Legrand, Jean Blaise Djian & David Etien
  • Editorial: Yermo
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 120 páginas
  • Precio: 25,65 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.