‘Los buenos veranos 1. ¡Rumbo al sur!’, por amor a un arte

Los buenos veranos

Querido Benoît,

ante todo discúlpame por tomarme dos libertades, una la de llamarte por tu nombre y no por aquél con el que llevas conquistando los corazones de muchos lectores como yo desde que leyéramos tu magistral ‘Lydie’, y dos, escribirte directamente aprovechando la oportunidad que me da esta nuestra página web. Creo no obstante que comprenderás ambas libertades por cuanto después de haberme acercado a todos y cada uno de los títulos que Norma te ha editado en esta tu tierra adoptiva, siento que como si te conociera, como si fueras uno de esos amigos de toda la vida con los que de cuando en cuando vuelves a reencontrarte y ante los que te muestras tal y cómo eres porque no hay lugar para el engaño o la falsedad.

Y si después de tantas ocasiones como ha propiciado el pasado me he decidido a escribirte hoy, es debido a que tras haber vuelto a dejarme anonadado con tu nueva obra, he creído que ya era hora de darte personalmente la enhorabuena ya no por un primer álbum que es una MARAVILLA de principio a fin, sino por una trayectoria que, de corazón, te ha llevado a convertirte en uno de mis autores favoritos…¡y eso que la competencia es feroz y abundante! Pero nada puede compararse a las sensaciones cálidas, afables, tiernas y cercanas que inundan mis sentimientos cuando abro cualquiera de tus criaturas y personajes que podrían ser familia mía o, de nuevo, amigos de siempre, desfilan ante mi atónita mirada desnudos de cualquier artificio mostrándose tal y como son —porque, al menos a mi entender, SON— sin que en ningún momento se dejen llevar por la necesidad de aparentar o de hablar de forma desnaturalizada. Esa manera que tienes de describir a tus creaciones es la que, sin lugar a dudas, te ha convertido en un guionista con voz única y reconocible a distancia.

Ahora bien, si como te decía cualquiera de tus otras obras se “nos lleva al huerto” con muy pocas páginas, ‘Los buenos veranos’ lo hace en modos tremendamente especiales por dos razones: una, el querer adivinar que parte de lo que aquí nos cuentas son experiencias reales vividas por tí cuando aún eras un niño; y dos, que el patriarca de esta familia de la que todos quisiéramos formar parte, sea un dibujante de tebeos que intenta salir adelante como puede trabajando a destajo. Recurrir a un personaje así te ha servido, más que en cualquier otra ocasión, para declarar tu desaforada pasión por este medio que nos une sin que crucemos palabras o nos sentemos a tomar una copa juntos, y el puente que tiendes aquí a aquellos afortunados que, como servidor, nos acerquemos a estas páginas, es el que creo más se ha acercado tu verdadero yo.

Pero esta misiva no sólo va dirigida a tí, sino también al otro 50% de esta maravillosa obra, porque, admítelo, sin la ayuda de Lafebre esto no hubiera sido lo mismo: el encanto y candor que desprenden tus viñetas, estimado Jordi, llega a superar por momentos a aquél que fluía a placer de las de ‘Lydie’ o de aquellas que dibujaste con tu sin par talento como apertura y cierre de ‘La vieja que nunca jugó al tenis’, y la cercanía que antes le comentaba a Benoît es una cualidad que tus páginas atesoran tan a manos llenas que, de nuevo, sentir como parte nuestra a esta familia tan entrañable es un ejercicio que requiere de un mínimo esfuerzo y que nos devuelve un máximo de sensaciones complicadas de verbalizar.

Sólo me resta daros las gracias desde lo más profundo de mi ser a ambos por el regalo que nos habéis hecho con esta primera entrega de ‘Los buenos veranos’. Creo hablar por todos los que la hayan leído cuando os pido que no os demoréis en exceso en traernos una pronta continuación…estar mucho tiempo sin Louis, Nicole, Julie, Paulette, Pierre, Mado y Chuki, claro, es como separarse a la fuerza de seres queridos que no sabes cuándo podrás volver a ver. Esperando que estas líneas os encuentren felices y en la mejor compañía posible, me despido no sin antes desearos un buen final de verano.

Abrazos para los dos.

Sergio

Los buenos veranos 1. ¡Rumbo al sur!

  • Autores: Zidrou & Jordi Lafebre
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 56 páginas
  • Precio: 15,20 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector apasionado. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de adopción. Treintañero para cuarentón. ¡Ah! y escritor compulsivo tanto aquí como en Blog de cine.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario