‘Undertaker 2. Cómo danzan los buitres’, la ley del más fuerte

Undertaker-2

Aviso para navegantes: el que esto suscribe se toma unas pequeñas vacaciones y no publicará nada entre mañana y el martes de la semana que viene. A partir del miércoles retomaré el ritmo diario de actualizaciones. Hasta entonces, que tengáis unos propicios días.

Se intuía lo que había pasado. Es más, con la garantía que aportaba el conocimiento de una continuación de la historia, se sabía que la resolución del cliffhanger en el que concluía el primer volumen iba a ser de todo menos imprevisible. Y aún así, aún teniendo más o menos claro por qué derroteros iba a discurrir el comienzo de la segunda entrega de ‘Undertaker’, la duda podía llegar a atenazarnos en el tiempo transcurrido entre la publicación de ‘El devorador de oro’ y este ‘Cómo danzan los buitres’. Un detalle éste que habla del más que sólido trabajo efectuado al guión de este western de pura cepa por Xavier Dorison y que preparaba sobremanera el terreno para lo que pudieran dar de sí las 54 páginas que conforman este díptico inicial de las aventuras de un enterrador que es mucho más de lo que aparenta ser.

Y si Dorison realiza un trabajo sólido, lleno de personajes que se mueven por los terrenos del arquetipo pero nunca resultan anodinos y de situaciones que hemos visto incontables veces en cualquiera de los incontables ejemplos que el género ha dejado en cine o cómic y que, igualmente, se nos presentan novedosas, lo de Ralph Meyer no conoce de epítetos y vuelve a alzarse como lo mejor que ‘Undertaker’ es capaz de ofrecer. Poco puede añadirse a lo que ya hemos afirmado del dibujante en los últimos tiempos —más elogios que aquellos en los que me deshice cuando nos tocó revisar el integral de ‘IAN’ publicado por Spaceman Books resultan reiterativos— salvo que queramos verter nuestra mirada hacia el espectacular tratamiento cromático que aportan tanto él como Caroline Delabie a unas páginas que devuelven una y otra vez a la memoria a las mejores que el inconmensurable Jean Giraud cuajó para ‘Blueberry’.

Que ‘Undertaker’ pueda siquiera ser comparado a semejante puntal del noveno arte es ya muestra más que suficiente de que lo que aquí se maneja está a una altura sólo accesible a los grandes. Sólo resta esperar que la serie siga manteniendo el tipo, que el tercer álbum —titulado ‘El monstruo de Sutter Camp’— aumente si cabe la calidad de lo leído hasta ahora y que tanto a Dorison como a Meyer les quedé cuerda para rato. Sea como sea, aquí estaremos para acercarnos a futuras entregas de tan fabuloso tebeo de “vaqueros”.

Undertaker 2. Cómo danzan los buitres

  • Autores: Xavier Dorison & Ralph Meyer
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 54 páginas
  • Precio: 16,15 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector apasionado. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de adopción. Treintañero para cuarentón. ¡Ah! y escritor compulsivo tanto aquí como en Blog de cine.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario