Lo mejor de 2015 (II): de paseo por el viejo mundo

Europeo ppal

Ayer el americano. Hoy, como era de esperar, el tebeo que se produce en el viejo continente es el protagonista del repaso a lo más granado que el 2015 nos ha dejado en aquello que ve la luz al otro lado de los Pirineos. Un mercado saturadísimo que año tras año inunda las estanterías de las librerías especializadas francesas de títulos de toda índole y del que es muy probable que, por arrojar una cifra, no nos llegue aquí mucho más del 50%. Considerando todo lo que mes a mes nos proponen desde Astiberri, La Cúpula, Dib-buks, Norma, Planeta DeAgostini, la ¿desaparecida? Spaceman Books y Yermo, que acercándose uno a cualquier librería de París pueda comprobar lo mucho que aquí no ve la luz es razón suficiente para desear que en un futuro no muy lejano, podamos ponernos a la altura de lo que consumen nuestros vecinos.

Mientras eso ocurre, no deja de ser cierto que no tenemos motivos para lamentarnos, y que los denodados esfuerzos de las casas españolas se traducen cada treinta días en un rosario bien amplio de propuestas con las que seguir llenando nuestras ya nutridas estanterías. De entre ellas, igual que hacíamos ayer, recuperamos las quince que consideramos están en lo más alto del podio, aunque no pocas han sido las que se han quedado rozando dicha posición hasta el último momento. Sin más, el TOP 2015 de los tebeos europeos…o francobelgas, que para el caso es lo mismo.

1. Aama

Aama

De ella dije, en la entrada correspondiente al cuarto álbum, que era al s.XXI lo que el ‘Akira’ de Otomo había sido al s.XX. Y con eso todo estaba dicho acerca de esta magistral obra con la que Frederik Peeters ha terminado de explorar todos aquellos rincones de la ciencia-ficción que no había agotado con su maravillosa ‘Lupus’.

2. El castillo de las estrellas

El castillo de las estrellas

Convertido en un favorito personal por mano de la terna de álbumes que conforman ‘Siegfried’, Alex Alice ya es uno de esos nombres que sé que voy a seguir mientras tenga a bien seguir lanzando proyectos en formato aviñetado. Y si estos son de la asombrosa calidad que podíamos leer en este relato que tanto bebe del espíritu de Hayao Miyazaki, MEJOR.

3. Las ciudades oscuras

Las ciudades oscuras

La recuperación por parte de Norma de la serie creada por François Schuiten y Benoit Peeters ha sido, sin lugar a dudas, una de las mayores alegrías que nos ha dado el mundillo éste 2015. Ya llevamos tres álbumes, y nos quedan todavía muchos por delante hasta completar una de las mejores sagas que hayan visto la luz en formato impreso dentro del noveno arte. Esperemos, como siempre, que no se demoren en exceso.

4. Los cuatro de Baker Street

Los cuatro de Baker Street

Quizás no lo haya afirmado con la contundencia que debiera en alguna de las muchas entradas que le hemos ido dedicando a la editorial durante el año, así que aprovechemos la ocasión para hacerlo: el espectacular trabajo que Yermo está haciendo mes a mes, recuperando obras de un acabado gráfico casi siempre impecable, ha ido decantándose en su corto tiempo de vida mediante álbumes que ya se sitúan entre mis lecturas europeas favoritas. Si a eso le añadimos el que, ¡¡¡POR FIN!!!, se va a editar en español gracias a su esfuerzo ‘Lanfeust de las Estrellas’, huelga decir que Carles Miralles y sus chicos cuentan con nuestra más sincera admiración. Sobre ‘Los cuatro de Baker Street’, nada que añadir a lo que ya dije por aquí.

5. Dylan Dog. Mater Morbi

Dylan Dog

Lo medio apuntaba al comienzo y lo desarrollo aquí: ¿qué ha pasado con Spaceman Books? A comienzo de año la transformada Ninth Comics irrumpía con fuerza en las librerías. Poco tiempo después, se anunciaba que compartiría canales de distribución con ECC. En el ínterin, publicaban mes a mes un considerable número de títulos tremendamente interesantes (sólo hay que atender a los cinco que aquí hacen acto de aparición para apercibirse de la calidad de lo que la nueva casa estaba publicando). Y, de repente, el silencio. Se sabe que tienen previsto abrir una nueva línea de publicación de cómic novel. Pero más allá de eso, la ausencia de novedades en los últimos tres o cuatro meses nos hace temer lo peor. Esperemos equivocarnos y que el empuje inicial, ese que le permitía ofrecernos, por ejemplo, esta mayúscula sorpresa que fue este ‘Mater Morbi’, no termine diluido como ya pasara con aquél que también demostró tener la citada Ninth Comics.

6. Los hijos de la libertad

Los hijos de la libertad

Aunque su presencia en las librerías ha disminuido ostensiblemente con respecto a lo que fuera en otros tiempos, Planeta DeAgostini sigue ahí intentando volver a abrirse un hueco en el panorama español tras el daño que le hizo la pérdida de los derechos, primero de Marvel en favor de Panini, después de DC cuando éstos pasaron a ECC. Con la franquicia de Star Wars y el filón inagotable de ‘The Walking Dead’ como puntales de su producción mensual, son no obstante las momentáneas miradas hacia el mercado europeo las que suelen dejarnos sorpresas como esta ‘Los hijos de la libertad’ que ya comentábamos allá por finales de mayo.

7. IAN

IAN

Segundo de los cinco títulos de Spaceman que se han ganado a pulso un puesto en esta selección, la edición en color de esta OBRA MAESTRA de la ciencia-ficción era, en lo personal, uno de los hitos del año. ¿Las razones? Aquí las tenéis expuestas una a una.

8. El lobo de mar

El lobo de mar

Y no nos movemos de casa para acercarnos a una de las pocas lecturas que hemos escogido que no cuentan con reseña previa en el blog: aventuras marítimas que adaptan de forma alucinante la novela de Jack London, ‘El lobo de mar’ llama tanto la atención por la precisión con la que se traslada el texto del literato estadounidense como, sobre todo, por la inmensa calidad que exudan las páginas de Riff Reb’s, de una expresividad sobrecogedora.

9. Página negra

Pagina Negra

Aparecido en diciembre del año pasado pero leído a principios del presente, ‘Página negra’ resulta de obligada inclusión por dos razones de peso. La primera, el guión de Frank Giroud, un autor que últimamente no para de darnos sorpresas a cada nueva historia que nos presenta —muy vivo está todavía en el recuerdo la maravillosa ‘El Ángelus’— y que aquí enhebra un relato de misterio soberbio. La segunda, Ralph Meyer, el dibujante responsable de las alucinantes páginas de ‘IAN’ que aquí vuelve a demostrar la facilidad con la que es capaz de abordar la concreción de escenarios y la caracterización de personajes. Entre los dos, no cabe duda, queda enhebrada una lectura apasionante.

10. Un poco de madera y acero

Un poco de madera y acero

Con la total y completa ausencia de diálogos, Chabouté demostraba en el primer trimestre del año el asombroso control que podía ejercer sobre los mecanismos de funcionamiento de arte secuencial. El resultado de dicho control era una obra asombrosa, elocuente como la que más y que, entre otras muchas cosas, afirma con contundencia la vasta variedad de lo que el cómic puede llegar a ofrecer.

11. Primavera en Chernobyl

Primavera en Chernobyl

Quinta de las propuestas que hemos extraído de lo que Spaceman Books ha publicado a lo largo del año, ‘Primavera en Chernobyl’ es un álbum de una belleza plástica tan extrema como arriesgada es la premisa de partida que sirve a Emanuel Lapage de hilo conductor de la historia: el viaje del autor a la zona de Chernobyl para dar cuenta de lo que allí ha discurrido desde el desastre de la explosión de la planta nuclear. Una obra que alterna lo documental con las reflexiones personales y que nos acerca a la espeluznante realidad que los habitantes de la zona vivieron y siguen viviendo desde aquél lejano 26 de abril de 1986.

12. Solos

Solos

Una, dos y tres son las reseñas que ya le hemos dedicado por estas líneas a la terna de volúmenes publicados por Dib-buks de esta maravillosa serie. Si queréis saber más sobre ella, ya sabéis dónde tenéis que «pinchar».

13. Spirou y Fantasio

Spirou y Fantasio

La mayor alegría que nos ha dado 2015 a los lectores de cómic europeo ha sido, sin lugar a dudas, el regreso de Spirou por la puerta grande gracias a los denodados esfuerzos de Ricardo Esteban y los chicos de Dib-buks. Este año hemos tenido de todo —de hecho, una de las ediciones más bonitas que han caído en nuestras manos durante los últimos doce meses ha salido de tan fabulosa casa— pero el que servidor esperaba con más ansia era este primer integral de la única etapa que hasta la fecha le ha plantado cara, y con autoridad, a la de Franquin. Maravillosa.

14. El trono de arcilla

El trono de arcilla

Vertiente que mejor está cultivando hasta el momento de cuántas nos regala mes a mes, el tebeo histórico de Yermo encontraba en ‘El trono de arcilla’ el punto más álgido de 2015. Un punto probablemente rubricado por un segundo volumen que lleva dos semanas llamándome desde la zona de lectura pendiente y del que todavía no he podido dar cuenta por el cúmulo de trabajo «comiquero» con el que siempre termino cada año. Más no temáis, que a la que menos os esperéis, por aquí volverá está asombrosa crónica de la Guerra de los Cien Años.

15. Tyler Cross

Tyler Cross
Género negro en estado puro. Un cómic que bien podría ser cine. Brüno dando lecciones de narrativa a diestro y siniestro. Nury demostrando que lo de ‘Eráse una vez en Francia’ no era una afortunada casualidad. Y nosotros, los lectores, encantados de que el matrimonio entre ambos autores haya dado como fruto semejante tebeo.

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.