Lo mejor de 2015 (I) : nos vamos a «yanquilandia»

Top 2015. USA

Enfilamos la recta final de 2015 y, como viene siendo tradicional en este rincón de la red, comenzamos hoy con tres entradas llamadas a dar cuenta de lo mejor que las lecturas comiqueras nos han dejado en un año en el que, de nuevo, las cifras personales, ASUSTAN: quizás el salto no haya sido tan pronunciado como el que daba entre 2013 y 2014 —pasando de 700 a casi 800 comic-books anuales— pero haber comenzado a tirarle los tejos a otros sellos más allá de DC, Marvel, Image y Dark Horse ha servido para seguir aumentando mi cuota de lecturas mensual hasta hacerla moverse en casi 80 títulos. Una auténtica locura que pone las cosas muy, pero que muy difíciles a la hora de escoger aquellos que merecen formar parte de una selección que, después de mucho pensar, va a prescindir completamente de todos aquellas cabeceras regulares que han aparecido en los TOP de 2013 y 2014 centrándose de forma exclusiva en propuestas no citadas con anterioridad.

Eso sí, en lugar de las diez que cabría esperar de cualquier lista con «lo mejor de…», y dado lo extenso del panorama a cubrir, este año vamos a optar, tanto en la presente entrada como en aquellas que cubrirán los panoramas europeo y patrio, por incluir quince títulos que resultan imprescindibles, ya no sólo para definir un 2015 que, al menos en lo que a lecturas aviñetadas se refiere ha sido MAGNÍFICO, sino para insistir, acaso con más fuerza que nunca, en el increíble momento que vive el cómic a nivel mundial. Un hecho al que no es ajena la obsesión de la industria del séptimo arte por la página impresa y que, esperemos, sepa encontrar su más que merecida continuidad toda vez que, como prevemos muchos, al cine se le pase la fiebre por el cómic. Pero mientras eso ocurre —un proceso que, teniendo en cuenta la acción directa que seguirá ejerciendo Marvel, tardará en decantar— felicitemosnos en poder acceder a la asombrosa oferta que, mes a mes, nos llueve desde el otro lado del Atlántico. Una oferta sobre la que, como decía, os dejamos aquí su mejor faceta.

1. Aquí

Aqui

Publicada en nuestro país el pasado mes de noviembre por Salamandra, la novela gráfica de Richard McGuire es, ante todo, una OBRA MAESTRA del noveno arte que partiendo de un concepto muy simple —observar un mismo espacio físico desde el albor de la humanidad hasta el futuro más lejano—, experimenta con los límites de la narración formal y, en esa exploración, encuentra una voz única, asombrosa y de brutal y descarnada elocuencia que afirma, entre otras cosas, de lo pasajero de nuestra existencia y lo fútil de nuestras preocupaciones. Y todo ello mediante una lectura que prescinde en un 80% de los diálogos y que, con un grafismo nada complejo, evoca en el lector sensaciones de esas que uno asociaría más al terreno audiovisual que al meramente impreso. Lo dicho, si sólo hubiera de recomendar una lectura este año, ‘Aquí’ sería esa lectura.

2. Airboy

Airboy ppal

De un tiempo a esta parte James Robinson se ha sabido transformar en uno de mis guionistas favoritos del panorama estadounidense. Primero, por su espectacular etapa en ‘Los cuatro fantásticos’ junto a Leonard Kirk —todavía me sigo sin creer que Marvel esté contemplando, si hay que hacer caso de los rumores, no volver a publicar tebeos de la primera familia—. Segundo, por lo que deja entrever en las 24 páginas del primer número de la nueva encarnación de ‘Squadron Supreme’ que aparecía hace un par de semanas en U.S.A. Y tercero, sobre todo tercero, por esta impresionante miniserie de cuatro números que, publicada en el sello Image, hace gala de una imaginación superlativa y de un conocimiento del lenguaje de la narrativa secuencial asombroso. Protagonizado por el famoso personaje y en un alarde constante de meta-referencialidad, por Robinson y Greg Hinkel, el artífice del magnífico dibujo, ‘Airboy’ es de esos cómics sobre los que mejor no revelar nada. Hay que disfrutarlo y dejarse epatar por lo que ambos artistas plantean.

3. Batman. Earth One volume 2

Batman Earth One

Todavía tiene pendiente una reseña —que saldrá en breve, promesa— pero quede aquí ya reflejado, aunque sea de forma muy sucinta, que el trabajo de Geoff Johns y Gary Frank para esta segunda entrega de su reinvención del mito de Batman supera, y no era cosa sencilla, a la primera en ambos frentes, con Johns abundando aún más y mejor en redefinir un personaje del que parecía todo dicho, y Frank dándolo todo en cada página.

4. Birthright

Birthright ppal

Si las apuestas mensuales de Image que vale la pena seguir se cuentan ya por legiones —y, como creo haber dicho en algún que otro momento, superan ya con holgura al interés que despiertan DC o Marvel—, ese sello llamado Skybound que, dentro de la editorial, danza al son que dicta Robert Kirkman, contiene seis de los títulos que resulta imprescindible seguir de la casa independiente mes a mes. De todos ellos ya hemos hablado con anterioridad en los Top de los dos años pasados, así que hoy centraremos nuestra atención en esta cabecera de fantasía heróica que es ‘Birthright’. Un título que desde su primer número atrapa al lector tanto por la fantástica labor de su guionista —un Joshua Williamson que ya con ‘Ghosted’ lo había «petado»— como, sobre todo, por el magnífico dibujo de Andrei Bressan, que asombra en muchos aspectos de entre los que destaca la capacidad para aguantar mes a mes el ritmo de publicación de la cabecera. Enorme.

5. Brian K.Vaughan: ‘Paper Girls’, ‘The Private Eye’, ‘Saga’ y ‘We Stand on Guard’

Paper Girls

Todos los años, cuando toca resumir lo mejor que han dado los últimos doce meses, termino recurriendo a una pequeña triquiñuela para poder dar cabida a más cabeceras de las que inicialmente había previsto incluir. Y este año no va a ser una excepción por cuanto no podría hablar de Brian K.Vaughan y dejar de mencionar alguna de las cuatro propuestas que nos ha hecho llegar a lo largo de 2015. De entre ellas, y dejando detrás ‘Saga’, puesto que ya se ha dicho de ella todo lo que se podía decir, destacaría las dos primeras: dos tebeos de ciencia-ficción como sólo el estadounidense puede imaginarlos y que, con la ayuda de Cliff Chiang y nuestro Marcos Martín respectivamente, han logrado corroborar que lo de Vaughan con el género «no es normal». Y si bien quizás sea pronto para juzgar a la primera por cuanto sólo lleva dos números en el mercado, la segunda —lanzada bajo un sello propio y directamente en formato digital— es de esas lecturas llamadas a convertirse en objeto de culto. Tiempo al tiempo.

6. Harrow County

Harrow County ppal

Nunca he sido muy proclive a leer cómic de terror por cuanto que creo que si ya al cine le cuesta trabajo meter miedo en el cuerpo —y meterlo de verdad—, más aún a un medio que no cuenta con el sonido para acosar nuestros miedos más primigenios y hacernos saltar de la butaca. Es por ello que, si bien me acerqué a ella con bastante curiosidad, también lo hice con la clara sensación de que muy bien iba a tener que estar ‘Harrow County’ para atraparme de forma plena. Ocho números más tarde, aquí sigo, irremisiblemente atrapado y con la expectación mensual siempre en punto álgido cuando se aproxima el miércoles que se publica el título guionizado por Cullen Bunn y dibujado con un esmero asombroso por Tyler Crook. Un título que el guionista sitúa en la américa rural profunda de principios del s.XX, que lidia con brujería, demonios, y gemelas perversas y que, por ahora, no parece tener ganas de acabar. Visto lo visto, que siga durante mucho tiempo, pardiez.

7. Invincible Iron Man

Invincible Iron Man

Lo despedíamos de los mutantes con cierta tristeza por cuanto sus ‘All-New X-Men’ habían supuesto un soplo de aire fresco más que necesario en el poco atractivo y muy abortagado rincón del universo Marvel poblado por los mutantes. Pero dicha despedida sólo presagiaba, como ya había hecho cuando hizo lo propio con los Vengadores, que aquél personaje o personajes que fueran a contar con su talento, se convertirían de forma casi segura en nuevo o nuevos abanderados de lo mejor que sale cada mes de La Casa de las Ideas. Y así ha sido. Con sólo cuatro números en la calle, este ‘Invincible Iron Man’ ha vuelto a demostrar que nadie como Bendis para coger a un personaje de siempre y darle un tratamiento rejuvenecedor para que parezca completamente nuevo. El guionista lo hizo con ‘Ultimate Spider-man’, y ahí está una colección que se alza indiscutible como lo mejor que ha visto el trepamuros, y si continua al nivel con el que ha arrancado aquí —y ya se me están descubriendo ante el dibujo de David Márquez, espectacular como el sólo— podemos esperar enormes cosas de esta versión mejorada de Tony Stark.

8. Lazarus

Lazarus ppal

El año pasado se quedó fuera por poco de la selección final. Pero después de lo que hemos seguido leyendo a lo largo de 2015, volver a impedir que ‘Lazarus’ accediera a lo mejor de este año que termina en cuatro días era una injusticia capital. Y si lo era es debido a que la grandeza a la que Rucka y Lark han estado rayando en los últimos doce meses ha venido en subrayar con inusitada fuerza el que este relato de ciencia-ficción situado en un futuro distópico se encuentra en lo más alto de la «cadena alimenticia» de lo que Image produce cada treinta días: preñada de diálogos tremendamente potentes, de acción que en la mayor parte de las ocasiones prescinde de ellos para dejar que la narrativa de Lark respire en toda su profusión, y con una trama de fondo que, de quererlo el guionista, podrá continuar durante mucho tiempo, ‘Lazarus’ es uno de esos tebeos que, además, ganan —y cómo— en sucesivas relecturas. Magnífico.

9. Mark Millar: ‘Chrononauts’, ‘Huck’, ‘Jupiter’s Circle’ y ‘Jupiter’s Legacy’

Chrononauts ppal

Estuvo el año pasado, y vuelve a estar muy presente este por mano de cuatro series —bueno, tres series y el spin-off de una de ellas— que sentencian de forma categórica el nivel al que se mueve cada nueva incursión de Mark Millar en el mundo editorial. Con sus títulos a uno y otro lado de la pantalla —raro es que un cómic suyo no acabe transformándose en película— y siendo el escocés plenamente consciente de ello, el talante cinematográfico de propuestas como ‘Chrononauts’, que servidor mataría por ver en un cine, se alterna con aproximaciones diversas a las acepciones del concepto de superhéroe. Unas acepciones que en ‘Jupiter’s Legacy’ adquieren matices alucinantes —tan alucinantes como son las páginas de Frank Quitely— y que en ‘Huck’, lo último que comenzaba a publicar el pasado mes de noviembre, inciden en reinterpretar de nuevo al superhombre por excelencia en claves que demuestran que mucho ganaría el último hijo de Krpyton de contar con él como capitán de su destino.

10. The Sandman Overture

Sandman

Ha costado. Ha costado mucho. Pero por fin nuestras estanterías se pueden engalanar con la edición de lujo que DC publicaba hace un par de meses de ‘The Sandman Overture’, una historia que se sitúa a la cabeza de las mejores que Neil Gaiman ha parido para el microcosmos del dios del sueño y cuyo dificultoso alumbramiento ha sido debido a la afortunada elección del dibujante con el que el guionista inglés quería contar para narrar los momentos previos al arranque de ‘Sandman’: J.H.Williams III. Me atrevería a decir que pocos son los epítetos y expresiones de alabanza que acumula el castellano para poder cualificar en toda su amplitud el soberbio trabajo que el artista ha realizado en los seis números que conforman la miniserie y que, sólo en lo que a él concierne, estamos sin lugar a dudas ante lo MEJOR que ha visto la mítica colección de Vertigo. Más, cuidado, que ello no os lleve a pensar que Gaiman se queda atrás, ni mucho menos, ya que el fascinante relato que entreteje el guionista es de los que «te vuela la cabeza» de principio a fin.

11. Savior

Savior-ppal

Habiendo dejado de lado ‘Spawn’ hace ya muchísimos años, llevaba algunos menos pensando cuando sería el momento en que Todd MacFarlane se decidiría a meterle mano a algo que no fuera el engendro diabólico que dio pistoletazo de salida en 1992 al universo Image. 2015 ha sido el momento elegido por el controvertido artista para ofrecernos ‘Savior’, una serie dibujada por ese portento del trazo digital que es Clayton Crain —quien no esté leyendo su ‘Rai’ para Valiant ya está tardando— y que, sin apartarse de la órbita de lo religioso que también ha podido rastrearse siempre en ‘Spawn’, ha narrado durante un tramo inicial de ocho números la misteriosa aparición del «Salvador» del título en un pequeño pueblo del corazón de Estados Unidos. Ocho números que nos han dejado con muchas incógnitas y que MacFarlane seguirá si cuenta con suficiente apoyo de lectores para hacerlo ya que la idea inicial que tenía sobre la serie sólo daba para lo que ya se ha publicado. Crucemos los dedos.

12. The Sculptor

El escultor

Nada puedo añadir a lo que ya dije de ella allá por mayo: una OBRA MAESTRA y una de las más bellas loas que se ha hecho hacia el arte y el proceso creativo.

13. Space Dumplins

almondigas del espacio ppal

Y breve también son las apreciaciones que he de hacer aquí ante lo nuevo de Craig Thompson cuando ya dediqué a esta space opera familiar muchas líneas por aquí.

14. Suiciders

Suiciders

De Lee Bermejo hablábamos no hace muchos días a colación de la espectacular edición que publicaba ECC el mes de noviembre de la novela gráfica de ‘Joker’ que el artista firmaba con guión de Brian Azzarello. Ya hace dos años, contábamos con su presencia en el Top del 2013 incluyendo la impresionante ‘Batman: Noël’, y ahora volvemos a hacernos eco de sus trabajos en solitario gracias a esta serie abierta para Vertigo cuyos seis primeros números nos han dejado con ganas de más, de mucho más. Situada en un Los Ángeles futurista cuya mayor atracción son unos brutales combates que recuerdan a los de la arena del circo romano, tanto por guión como, por supuesto, por sus magníficas planchas pintadas, ‘Suiciders’ es lectura más que obligada para cualquiera que desee acercarse a uno de esos títulos de los que se hablará, y mucho, en un futuro.

15. Tokyo Ghost

Tokyo Ghost

No podíamos terminar una lista de lo mejor del año y dejarnos fuera a Rick Remender, guionista que mes a mes sigue asombrándonos con la ciencia-ficción de high-concept que es ‘Black Science’ y que hace cuatro meses arrancaba junto al espectacular Sean Murphy esta ‘Tokyo Ghost’, una serie cuyo primer número era raro de narices, pero que enseguida ha sabido tomar el rumbo adecuado para convertirse, probablemente, en uno de los dos mejores títulos que han salido de la fértil imaginación del escritor estadounidense. Considerando aquello que ya hay en su haber, quizás la afirmación sea algo descabellada…sólo el tiempo me dará o no la razón.

Se quedaron a las puertas

Puertas

A lo mucho que me he dejado fuera por esa voluntad de no querer repetir títulos de años anteriores, se une un considerable puñado de cabeceras que, por breve recorrido o simplemente porque al final había que decantarse por una u otra, han terminado por no figurar en las quince «elegidas». De haber extendido la selección a veinte o a las que hubieran hecho falta, habrían desfilado por aquí la genial ‘Sam Zabel y la pluma mágica’; esas ‘Secret Wars’ que, a falta de un número por finalizar, se alzan como uno de los tres mejores crossovers que ha publicado Marvel; la nueva e imprescindible entrega —la número 22— del ‘Palookaville’ de Seth; ‘Starve’, otra incursión de Brian Wood en esos agonizantes futuros que tanto gusta de explorar; ‘Black Magic’, una auténtica sorpresa que sirve a Greg Rucka para mezclar el género policíaco en el que mejor se mueve con la magia negra y que cuenta con unos dibujos de Nicola Scott de infarto o, por supuesto, ‘Twilight Children’, serie de Vertigo que firma a los guiones uno de los hermanos Hernandez y que dibuja ese genio del noveno arte llamado Darwyn Cooke. Yo tengo claro cuáles de ellas formarán parte del Top del 2016. Pero para eso, todavía falta todo un año.

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

4 Comentarios

  1. Como todos los años, esperaba esta lista con entusiasmo para gastarme la pasta. Desde que me descubriérais hace dos (creo) Lock&Key, mi cartera es vuestra :-). Le voy a dar a Sandman para empezar, que es mi cómic preferido de todos los tiempos. Feliz Año!

    • Me alegro mucho de que alguien espere con ilusión este repaso, querido Jomonge. Por cierto, la cito al final y no debería haberlo hecho…’Sam Zabel…’ es australiano, no yanqui…espero que nadie se de cuenta 😛
      FELIZ AÑO y aún MÁS FELICES LECTURAS

  2. Tremenda lista, muy de acuerdo con prácticamente todos los tebeos que has resaltado. Por mi parte, me permitiría añadir el ‘Providence’ de Alan Moore (que pese a ir aún por su ecuador, ha demostrado ser uno de los cómics mejor escritos del año) y esa joyita noir que es ‘The Fade Out’, de Ed Brubaker y Sean Philips (empezó a publicarse a mediados del año pasado, pero la mayoría de su desarrollo ha tenido lugar en 2015).

    También mencionaría, como tebeos que se han quedado a las puertas del podio, ‘Wytches’ de Scott Snyder (que se desinfla hacia el final, pero a pesar de todo es un buen cómic de terror) y ‘Descender’, una bonita fábula ci-fi escrita por Jeff Lemire e ilustrada (de maravilla) por Dustin Nguyen.

    • ‘Providence’ no la he metido porque no pude terminarme el primer número :S Da la sensación de que a Alan Moore le pagan en Avatar Press por palabra y el barbudo se lo está currando a base de bien XD

      En cuanto a ‘The Fade Out’, se ha quedado fuera por haberla citado el año pasado y no querer repetir.

      Y coincido plenamente con esas dos «a las puertas» que apuntas, más con ‘Descender’ que con ‘Wytches’, que me terminó decepcionando un poco por lo enrevesada que era por momentos.

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.