‘Roman Ritual’, el demonio contraataca

Portada_RomanRitual

A base de trabajo y de talento, El Torres ha conseguido que el hecho de ver su nombre en la portada de un cómic sea una garantía de calidad. Sobre todo cuando se trata de una tebeo de terror, género que el guionista malagueño ha cultivado con gran acierto estos últimos años y que le ha abierto muchas puertas al otro lado del Atlántico. Después de dejar su seña en obras tan estremecedoras como ‘El velo’, ‘El bosque de los suicidas’ y ‘Las brujas de Westwood’, ahora ha llegado el momento de enfrentarse a un subgénero con un potencial tremendo, aunque en el que resulta muy difícil ser original: el de los exorcismos y las posesiones demoníacas.

‘Roman Ritual’ es la propuesta con la que El Torres se adentra en este inquietante universo acompañado del dibujante Jaime Martínez, que consigue evocar una atmósfera siniestra y opresiva a lo largo de todo el volumen, gracias en gran medida a la labor de la colorista Sandra Molina. La miniserie se publicó originalmente en EE.UU. bajo el amparo de Amigo Comics, después de que varias editoriales rechazaran el proyecto por miedo a que su contenido pudiera herir sensibilidades entre su público. El primero de estos números, sin embargo, no es un indicativo de la tremenda intensidad que encontraremos en el resto del relato, y durante el arranque llegamos a temer que El Torres haya podido perder su personalidad dentro de una trama que responde a todos los clichés del subgénero de los exorcismos. Pero esa sensación no tarda en desvanecerse, cuando llegamos al final de ese primer capítulo y nos topamos con una potente escena en la que se nos desvela qué está ocurriendo en las entrañas del Vaticano.

romanritual

El protagonista de ‘Roman Ritual’ es un sacerdote joven y poco ortodoxo llamado John Brennan, que lleva tiempo exiliado de Roma tras un incidente que le dejó al borde de la excomunión. Durante ese tiempo se ha dedicado a realizar exorcismos a lo largo y ancho de Sudamérica, y sus dotes para esta clase de rituales propician su regreso a la Santa Sede cuando los nuevos planes del Maligno ponen en jaque a las más altas esferas de la Iglesia. Con su habilidad característica, El Torres escribe un guion en el que se sirve de acontecimientos reales para enriquecer su ficción, entre los que se cuentan los casos de pederastia que se produjeron en una congregación de Granada, la desaparición no resuelta de una joven italiana y la renuncia del papa Benedicto XVI. Estos sucesos aparentemente inconexos encuentran un hilo conductor dentro de la historia surgida de la mente del guionista.

El resultado es un cómic impactante, sólido y espeluznante, donde las conspiraciones vaticanas se combinan con la amenaza de las posesiones demoníacas. La lectura, superado ese arranque titubeante, resulta tan absorbente que no hay manera de soltar este tomo una vez comenzado, salvo que haya una dosis de agua bendita y crucifijos de por medio. Es una historia de corte más clásico que la excelente ‘Paria’ que escribe Robert Kirkman actualmente, cuya trama también gira en torno a las posesiones demoníacas, pero no por ello resulta menos sorprendente, sin necesidad de reinventar las bases del género. Con ‘Roman Ritual’ El Torres ha vuelto a subir el nivel, así que ya solo nos queda esperar con ganas su próxima incursión comiquera, sea del género que sea, pues como decía al comienzo de esta reseña, la firma de este guionista se ha convertido en garantía más que suficiente para asomarnos a cualquier página que surja de su pluma.

Roman Ritual

  • Autores: El Torres, Jaime Martínez y Sandra Molina
  • Editorial: Dibbuks
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 112
  • Precio: 16 euros

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.