‘Paper Girls nº01’, sensacional arranque

COB Paper Girls 1

Si sois lectores habituales de la Fancueva, estaréis al tanto de nuestra predilección por el guionista Brian K. Vaughan, una preferencia que seguro que muchos de vosotros compartís. Y no es de extrañar, ya que en los último años han surgido de su pluma algunos de los mejores cómics que hemos leído en mucho tiempo: ‘Y: el último hombre’, ‘Ex Machina’, ‘Los leones de Bagdad’, ‘Saga’ y muchos más. Ver su nombre en la portada de un tebeo es garantía de calidad, como en un vino con denominación de origen, así que cada vez que estrena una nueva colección la visita a la librería es inexcusable. Su propuesta más reciente, en paralelo a las interesantísimas obras que publica en formato digital a través de la plataforma Panel Syndicate (‘The Private Eye’ y ‘Barrier’), es el ‘Paper Girls’ que hoy nos ocupa. La serie vio la luz en EE.UU. el pasado mes de octubre y ya cuenta con cinco números publicados, que fueron recopilados a finales de marzo en un tomo. Ahora desembarca en nuestro país de la mano de Planeta Cómic, y además lo hace en grapa, un formato que la editorial tiene bastante abandonado, salvo por las diversas cabeceras de ‘Star Wars’.

‘Paper Girls’ está ambientada en el año 1988, en la ciudad natal de su autor, Cleveland. El singular combo protagonista es un grupo de chicas de 12 años que se dedican a repartir periódicos antes del amanecer. Ya desde el primer número, Vaughan perfila bastante bien la personalidad de cada una, y dos de ellas destacan entre el resto: Erin, que acaba de estrenarse en el gremio de repartidores de periódicos, y cuya educación católica parece haber propiciado el extraño sueño que tiene en la secuencia inicial del cómic; y Mac, cuyo carácter fuerte y arrogante la convierte en la líder del grupo. Las acompañan Tiffany y KJ en esta aventura que, según una definición del propio Vaughan, se puede considerar como un cruce entre ‘Cuenta conmigo’ y ‘La guerra de los mundos’. El guionista se basa en los recuerdos de su propia infancia para recrear la época que les ha tocado vivir a estas chicas y, como suele ser habitual en él, lo hace sin paños calientes y sin edulcorar la realidad. De ahí que estas jóvenes protagonistas no sean unos coloridos pastiches de Cyndi Lauper, sino que representen la forma de pensar y de hablar en aquel entonces, incluyendo sus dejes más políticamente incorrectos.

papergirls

Este primer número, aunque apenas nos permite atisbar la punta del iceberg de lo que será la historia completa, cuenta con ingredientes de sobra para dejarnos atrapados por la lectura. Durante su ruta, las chicas tendrán encontronazos con una panda de adolescentes molestos, con las fuerzas de la ley e incluso con unos extraños seres enmascarados que nos indican que está ocurriendo algo muy extraño en la ciudad. El cliffhanger con el que culmina este primer número es de esos que te dejan completamente desconcertado y con ganas de saber qué ocurrirá a continuación. Y si Vaughan hace un trabajo excelente, no podemos decir menos del apartado gráfico firmado por Cliff Chiang, autor adscrito a las filas de DC Comics al que recordamos por trabajos como su paso por la cabecera de Wonder Woman en compañía de Brian Azzarello. Chiang dota de una enorme expresividad al cuarteto protagonista y plasma a la perfección las ocurrencias de Vaughan, sobre todo en los pasajes más extravagantes, como el sueño inicial de Erin, que está cargado de simbolismo. Todo ello convierte a ‘Paper Girls’ en una de esas series que hay que seguir sí o sí, y de la que sin duda volveremos a hablar por estos lares en cuanto se presente la ocasión.

Paper Girls nº01

  • Autores: Brian K. Vaughan y Cliff Chiang
  • Editorial: Planeta Cómic
  • Encuadernación: Grapa
  • Páginas: 48
  • Precio: 2,95 euros

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.