‘Y, el último hombre vol.1’, ¿el mejor Vertigo?

Y-el-ultimo-hombre-portada

6 años. 60 números. Unas 1500 páginas. Esos son los números que se necesitan para conseguir una de las mejores series de la historia del cómic. Y no crean que exagero. En absoluto. Lo que Brian K. Vaughan y Pia Guerra han conseguido con ‘Y, el último hombre‘ va más allá de lo que un servidor puede llegar a expresar en una reseña. Pero, aun así, hay que intentarlo. Allá vamos…

En cuestión de segundos todo ser viviente sobre la faz de la tierra con un cromosoma Y (los machos de cada especie) fallece sin explicación aparente. A tal hecatombe sólo sobreviven dos varones: Yorick, un artista del escapismo, y su mono Ampersand (nombre del símbolo &). Yorick (cuyo nombre está extraído de uno de los personajes de ‘Hamlet‘) habla con su novia Beth, que en esos momentos está en Australia, cuando la tragedia se desata. Aviones caen en picado, trenes se estrellan, se colapsan las carreteras y medio mundo deja de funcionar.

Y-el-ultimo-hombre-0

En esta tesitura y a lo largo de un primer número antológico, Vaughan presenta a los que serán los principales protagonistas de la historia. Acompañando a Yorick en su particular odisea estarán su madre, congresista del gobierno americano; la Agente 355, perteneciente a una organización secreta que sirve directamente al Presidente; la doctora Mann, experta genetista, y la teniente Alter, militar del ejército israelí a la que una misteriosa llamada llevará a los Estados Unidos.

Con el telón de fondo que supone que los hombres desaparezcan de la faz de la Tierra, Vaughan comienza a deshilar la madeja que llevará a Yorick a recorrer medio país en busca de la Dra. Mann. En el camino, conoceremos a Hero (sí, el nombre de la enamorada de ‘Mucho ruido y pocas nueces‘) hermana de Yorick afiliada a las Amazonas, un peligroso grupo de mujeres radicales que haciendo honor a su nombre se han cortado un pecho y van a la búsqueda de nuestro héroe tan pronto se enteran de la existencia de un hombre vivo.

Y-el-ultimo-hombre-1

Vaughan, colaborador de la genial ‘Perdidos’ (sí, habéis leído bien, GENIAL), demuestra su inherente capacidad a la hora de escribir una serie que va entretejiendo la trama de forma pausada, tomándose su tiempo para describir a los personajes con la profundidad que se merecen y limitando el cásting de los mismos, al menos en este primer tomo, a los seis citados.

Ello no quita para que los secundarios que van apareciendo, muchos de los cuales sólo lo hacen durante unas pocas páginas, tengan la misma solidez que el sexteto protagonista. Vaughan se muestra como un perfecto analista de la psique femenina en particular y la humana en general, diseccionando, ya sea a grandes rasgos o a través de pequeños detalles la miriada de reacciones con las que el género superviviente se ve obligado a copar.

Contrapunto perfecto a lo que Vaughan establece en los guiones, el dibujo de Pia Guerra, cuya aparente simplicidad encierra un mundo por descubrir, entintado a la perfección por Jose Marzán, descubre a una artista que domina a la perfección la caracterización de los personajes sin tener que recurrir a muchos artificios. A fin de cuentas ‘Y, el último hombre’ no es una serie de superhéroes ni gente con poderes, es una historia en la que personas ordinarias se ven envueltas en circunstancias extraordinarias, captando tanto Guerra como Vaughan la esencia de esa normalidad en un cómic de esos que hacen historia. IMPRESCINDIBLE.

Y, el último hombre num.1

10UNA OBRA MAESTRA
  • Autores: Brian K.Vaughan y Pia Guerra
  • Editorial: ECC
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 160
  • Precio: 14,95 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

6 Comentarios

  1. La leí del tirón por recomendación vuestra en vuestro sitio anterior y la verdad es que mereció la pena. Hacia el final hay un par de idas de olla y parece que estira demasiado el asunto, pero en cualquier caso muy recomendable por lo trágica, por la comedia, por lo real y por lo loco y desquiciado.

    Mi único punto es la nota. Un 10 es Sandman, que sí que es el mejor vértigo. A esta yo le dejaría un 9.

  2. Hola. Aviso que mi comentario tiene algunos Spoilers
    Yo seguí Y The Last Man desde su lanzamiento, casi mes a mes, y lo disfruté. Sin desmerecerlo, y siendo quizás de lo mejor de la época en la que salió, está lejos de ser una obra maestra.
    La historia es un sinfín de promesas no cumplidas, y está escrita con una estructura demasiado apegada a la de los comics de superhéroes, en mi opinión. Todos sus arcos argumentales son similares: Yorick se mete en problemas por idiota (no hacer lo que le dicen, mostrar que es un hombre, etc.), lo salvan o logra salvarse aprendiendo alguna lección, entiende que no debe volver a hacerlo, sin embargo en el arco siguiente lo repite.
    La serie es entretenida, claro, se lee fácil. Al comienzo hay buenas intrigas y uno espera respuestas acordes. Sin embargo, está lleno de cabos sueltos, muy en el estilo de Lost (no es de extrañar que el escritor terminara en esa serie). Está todo ese tema medio místico y del medallón que no llega a nada, o no se resuelve. El asunto del hijo nacido en el espacio tampoco tiene sentido a la luz del final. ¡Y el final! Por dios, ¿60 número para eso? ¿Un deus ex machina así de idiota? Hubiese preferido alguna explicación más mística que esa pseudociencia. Un “la vida se abre camino” de Jurassic Park, pero al revés e inmediato.
    Al final, sólo lo continuaba leyendo para saber “la respuesta” al misterio, tal como Lost. Y como ésta, me decepcionó mucho. Una obra maestra debe ser redondita, debe dejar satisfechos.
    Está bien, los héroes o protagonistas deben tener fallas, pero no ser estúpidos y cometer los mismos errores una y otra vez. ¿Y la motivación? ¿Encontrar a la novia que le iba a terminar?
    Eso. Sí, vale la pena leerla, pero no es una obra maestra. Le don un 6, quizás un 7. Si no, ¿qué queda para Sandman, Watchmen, Promethea, El Regreso del Caballero Oscuro, Bone, Nausicaä y tantos otros? Por cierto, esa misma época estaba siguiendo Lucifer, y lo encuentro mejor. También Fables (hasta la guerra con el adversario). En serio, moderen los calificativos para esto…

    • Plas, plas, plas, excelente contracrítica, y en la misma línea de lo que decía: buena, pero no para tirar cohetes. El 10 no se debería de dar nunca a menos que la serie ya acumule decenas de años y prestigio sostenido (tipo Watchmen o Maus).

  3. Me gustó, pero como dice jomonge, el final se estira demasiado. Además, como biólogo me pidió una suspensión de la credulidad demasiado exigente: que desaparezcan todos los machos de mamíferos, y consecuentemente todos los mamíferos (concedo que se salven las demás especies), de golpe es una catástrofe demasiado brutal como para que después la sociedad se recupere como si nada. Las hambrunas que habría podían ser de aupa.

    El punto álgido para mí fue cuando aparecen los astronautas. Hasta ahí sí que fue 10, pero la media se me queda en 8 u 8.5 a más estirar.

  4. Yo la verdad es que, hasta el día de hoy, no entendí el final … los monos, las «hermanas» de la doctora… ni idea.

    Como ya han dicho, empezó muy bien, pero después (a mi juicio) hizo un Lost …

    Eso y que me enamoré de 355 🙂 Imaginen como me puse cuando pasó eso 🙁

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.