‘Curtis Hill 1. El mejor amigo del perro’, inmenso mimo y aún más cariño

Es una reflexión a la que, sin haber sido expresada en voz alta —o el equivalente digital que hubiera sido decirlo por aquí—, siempre termino llegando cuando finalizo la lectura de un tebeo firmado por Pau: lo mucho que se nota, en cada viñeta, personaje, encuadre y página el extremo mimo que el balear pone en su trabajo y, por supuesto, asociado a esa manera de llevarlo a cabo, la pasión que el artífice de ‘La saga de Atlas & Axis‘ tiene por el medio narrativo secuencial. Una pasión que, como muchos sabréis, resulta una profesión complicada de mantener en este país en el que nos ha tocado en suerte vivir y que, con extremo tesón y arrojo, Pau intenta mantener contra viento y marea, capeando temporales, adversidades, pandemias y mostrando siempre su mejor cara a todo aquello que se le ponga por el camino decidido a impedir que siga dibujando tebeos.

Ese talante es el que llevó a la apertura de Escápula Cómics; el que propició la publicación del muy esperado integral de la citada ‘Atlas & Axis’; el que el año pasado nos regaló esa genialidad muda llamada ‘Baboon‘ —que, os recordamos, terminó formando parte de lo que consideramos Mejor del tebeo español el año pasado— y el que ahora, después de una exitosa campaña de Verkami, consigue poner en nuestras estanterías —la de los mecenas que fuimos y las de los aficionados que así lo quieran si tan sólo se acercan a su librería habitual— el primer volumen —esperamos que de muchos— de las aventuras de un perro piloto de carreras llamado Curtis Hill.

Y, de nuevo, ante el despliegue al que podemos asistir a lo largo de 80 prodigiosas páginas, nos asaltan las mismas sensaciones y exacta reflexión: que resulta de todo punto imposible entender lo que aquí nos podemos encontrar sin pararse a pensar, si quiera un momento, en la desaforada pasión que Pau profesa por el mundo del noveno arte. Sólo así se explica —y eso es algo que, me vais a permitir, se nota mucho cuando uno abre el libro de bocetos que el artista ha incluido como recompensa extra para los mecenas del proyecto— la extrema implicación del dibujante por hacer que, pocas páginas después de haber empezado —tantas como una, si me apuráis— uno haya olvidado por completo que los protagonistas son animales antropomorfizados gracias a una ambientación extraordinaria, plagada de detalles en vestuarios, escenarios y complementos que hacen que el viaje a una ficticia versión de Estados Unidos en pleno proceso de entrar en una ficticia versión de la Segunda Guerra Mundial sea tan veraz como cualquier cómic histórico que queramos traer a colación.

En perfecta armonía con esa capacidad de las planchas de Pau de llevarnos sin ambages a ochenta años en el pasado, por mucho que éste sea «ficcionado» —y no voy a hablar, porque ya lo hecho de manera considerable de las inconmensurables virtudes narrativas que SIEMPRE atesora cualquier tebeo suyo—, se encuentra un guión que, claro está, es auxilio imprescindible en que caigamos rendidos ante la construcción de unos personajes que se aparta de los arquetipos cuando puede y concreta dos antihéroes en toda regla por los que uno comienza sintiendo antipatía hasta que ésta, irremisiblemente, se transforma en total fascinación. Una fascinación que nos deja mordiéndonos las uñas cuando, llegado el final, todo el asunto queda pendiendo de un apasionante hilo. Un hilo que, sabemos, tardará en resolverse…

Y lo sabemos porque en estos momentos Pau se encuentra enfrascado en un proyecto largamente acariciado que, poco creo que nos equivocamos, podría alzarse como su OPUS MAGNUM. Su título, ‘Las cinco banderas‘. Su ambiciosa premisa, basada en las memorias de Vicente Jiménez Bravo, seguir la trayectoria vital de éste a lo largo de nueve años fundamentales en la historia del siglo XX: de 1939 a 1945. Si creéis que es una idea por la que vale la pena apostar, su Patreon está esperando vuestras aportaciones. Nosotros ya lo estamos apoyando y os podemos asegurar que algunas de las páginas que ya hemos podido ver…¡¡quitan el hipo!! ¿A qué esperáis vosotros para hacerlo?

Curtis Hill 1. El mejor amigo del perro

  • Autores: Pau
  • Editorial: Escápula cómics
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 80 páginas
  • Precio: 20 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.