‘Betty Boob’, maestría muda

Sin caer en la cuenta de los otros varios ejemplos que ya cubrimos por aquí en su momento, es la cercanía en su lectura lo que me había llevado a querer introducir esta reseña pasando rápidamente por la mención de ‘Un océano de amor’, la novela gráfica firmada por Lupano y Panaccione y publicada por Random House que, aparecida en 2015 y no descubierta por servidor hasta este mismo año, se unía a títulos como ‘kiosco’ o ‘El día más largo del futuro’ en la exploración de hasta dónde puede prescindirse de la palabra escrita para hacer llegar al lector una historia sin que se pierda ni un ápice de su potencia. Brillantes todas, a ellas ha venido ahora a sumarse la ‘Betty Boob’ que publica Planeta en la que supone otra de esas lecturas de las que, impepinablemente, hablaremos de nuevo cuando llegue Diciembre.

Ilustrada de manera MARAVILLOSA por Julie Rocheleau —de la que ahora volveremos a hablar— ‘Betty Boob’ es el sugerente relato de una singular protagonista, una chica que acaba de sufrir una mastectomía; que debido a ello ha perdido a su novio y que, sometida a avatares de lo más diverso y surrealista, descubre que la vida no es lo que uno podría esperar sino lo que uno está dispuesto a abrazar. Tras este vitalista mensaje, Vero Cazot construye una historia tan variada, tan alocada, tan torbellino y tan emocional, que caer enamorado de su protagonista, y hacerlo casi desde la primera página es tanto o más natural que el que, cuando queramos darnos cuenta, habremos consumido las casi 200 páginas que conforman el volumen y, por supuesto, querremos más.

Imagino, porque sólo puedo imaginarlo, que el trabajo de Cazot no habrá sido nada fácil a la hora de destilar un guión que Rocheleau pudiera traducir a viñetas. Es más, quiero pensar que, dada la especial personalidad del tebeo, éste no habrá seguido el proceso normal de escritura de libreto aislada de la posterior ejecución del dibujo, y que ambas artistas habrán trabajado codo con codo para concretar unas páginas a las que, salvo contadísimas ocasiones —tan contadas como dos o tres—, no les hace falta palabra alguna para transmitir el mensaje con toda su carga de elocuencia.

En ello tiene mucho que ver, claro está, que Rocheleau, a la que conocimos en la estupenda ‘La cólera de Fantomas’, dé toda una fabulosa lección de constante reinvención, de arriesgadas composiciones y de un control asombroso sobre las formas narrativas y sobre cómo encontrar la manera más óptima —y simpática, porque no os lo había dicho, pero el cómic destila simpatía por los cuatro costados—, directa y sorprendente de trasladarnos según qué conceptos. En este sentido, las planchas en las que su tragedia personal persigue a Betty son tan terroríficas como ejemplares, y es digno de aplaudir que, sin estar nunca sometidos a una incómoda sensación de confusión derivada de la ausencia de letra, ‘Betty Boob’ logre alzarse, ya lo insinuaba al principio, como una de las mejores lecturas del viejo mundo que hemos hecho este 2019.

Betty Boob

  • Autores: Vero Cazot y Julie Rocheleau
  • Editorial: Planeta Cómic
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 192 páginas
  • Precio: 22 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.