‘GoGo Monster’, el mágico e inquietante mundo de la infancia

GoGo_Monster

El universo de la infancia es un tema recurrente en buena parte de las obras de Taiyo Matsumoto. Historias donde los niños se valen por sí mismos en un mundo al que los adultos apenas se asoman de refilón. Niños desfavorecidos, abandonados a su suerte, que viven en su fuero interno la complicada lucha que significa hacerse mayor. ‘GoGo Monster’, el manga que hoy nos ocupa, no es una excepción, y sigue la línea marcada por otros emblemáticos títulos de su autor: ‘Tekkonkinkreet’ o la muy recomendable ‘Sunny’.

‘GoGoMonster’ nos cuenta la historia de tres niños, que van juntos a la misma escuela. En primer lugar tenemos a Yuki Tachibana, un niño solitario que se recluye en su propio mundo, surgido de su imaginación. Un mundo en el que existen unos monstruos que nadie más puede ver, algunos de los cuales no son precisamente amistosos. Estas criaturas invisibles alteran el estado de ánimo de Yuki y lo convierten en objeto de las burlas de sus compañeros de clase. Pero Yuki no es ningún tonto, y tiene una visión mucho más lúcida de la vida que todos los demás. Como prueba, reflexiones como esta, acerca de lo que significa hacerse mayor: “Al hacerte mayor, las vísceras se disuelven lentamente y el cerebro se endurece como una piedra. Todo el cuerpo se te llena de gusanos y apestas a color violeta.” Yuki representa así el miedo del niño a convertirse en adulto.

gogo-monster-1410651

Le acompañan en sus peripecias vitales Iq, un muchacho un poco más mayor que él, que siempre tapa su rostro con una caja de cartón; y Makoto Suzuki, que acaba de llegar de otra escuela y termina por convertirse en el mejor amigo de Yuki. El primero de ellos, Iq, representa al igual que Yuki a esos niños que se salen de lo normal y tienen problemas para relacionarse con los demás. No es la primera vez que un autor nipón se sirve del recurso de un personaje que se aísla del mundo exterior dentro de una caja de cartón, pues el escritor Kobo Abe ya utilizó este recurso con el protagonista de su novela ‘El hombre caja’, publicada en 1973. Por su parte, Makoto es un niño normal y corriente, que sirve como puente entre el universo imaginario de Yuki y el mundo real de los demás niños y adultos. Junto a estos tres personajes, el único adulto que juega un papel importante en la trama es Ganz, el conserje de la escuela, que ayuda y aconseja a su manera a los tres protagonistas.

Matsumoto llevó su estilo a un nuevo nivel con este ‘GoGo Monster’, creando una obra compleja, con una recta final un tanto surrealista, que nos invita a reflexionar sobre el paso de la infancia a la madurez, sobre los límites entre lo real y lo imaginario, sobre la amistad y la soledad. A nivel gráfico, sus páginas alcanzan una expresividad tremenda, con un trazo vivaz y espontáneo, y se sirve de ciertos elementos recurrentes —flores, aviones, conejos— a modo de símbolos que enriquecen la narración. Matsumoto logra emocionarnos y sorprendernos desde los primeros compases de este manga que gustará tanto a aquellos que repitan lectura con este autor, como a quienes aún estén por descubrirlo.

GoGo Monster

  • Autor: Taiyo Matsumoto
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Rústica con sobrecubiertas
  • Páginas: 472
  • Precio: 27 euros

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.