Imperial Assault, cuando Star Wars conoció a Descent

imperialassault

Fantasy Flight Games han tirado la casa por la ventana en la Gen Con 2014, la mayor convención de juegos de mesa de Estados Unidos, con demos de juegos tan esperados como XCOM: The Board Game, Star Wars: Armada o Warhammer 40,000: Conquest, y la presentación de novedades tan jugosas como Mountains of Madness (En las montañas de la locura), la segunda expansión de Eldritch Horror, Order and Chaos, la tercera expansión depuse de Android: Netrunner, o un puñado de nuevas naves de X-Wing.

Pero el plato fuerte sin duda no ha sido otro que Imperial Assault, un juego basado sin disimulo alguno en el sistema de Descent: Viaje a las Tinieblas segunda edición con un par de cambios clave: sustituir la ambientación de fantasía fantástica por el universo de George Lucas (ahora propiedad de Disney) e incorporar un modo adicional con misiones puramente competitivas en las que cada jugador controlará una facción a elegir entre las fuerzas del Imperio, los Rebeldes o Mercenarios.

imperialassault2

Imperial Assault está diseñado por Justin Kemppainen, autor de expansiones para Descent como La Ciénaga del Troll o los packs de lugartenientes, y se pondrá a la venta a principios de 2015 por un precio de 99 dólares. Es de esperar que EDGE edite el juego en nuestro país unos meses después así que… ¡preparad vuestras carteras!

Sitio oficial Star Wars: Imperial Assault

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario