Ghostbusters: The Board Game, el juego de los Cazafantasmas llega a Kickstarter

Ayer mismo concluíamos nuestro artículo sobre ocho prometedores juegos que llegarán a Kickstarter en 2015 diciendo que durante los próximos meses seguro que saldrían más proyectos interesantes a la palestra. Bien, no hemos tenido que esperar tanto. Cryptozoic ha lanzado hoy la campaña de Kickstarter de Ghostbusters: The Board Game, el juego de miniaturas inspirado por las películas de Ivan Reitman y sus posteriores adaptaciones al cómic y los dibujos animados.

Este juego es el primero de la franquicia en cerca de 30 años (sí, existe un precedente de la compañía Casper, nótese la coña con su nombre) y consiste en un título cooperativo en el que los jugadores se enfundan el traje de cada uno de los cuatro cazafantasmas titulares (Venkman, Egon, Raymond y Winston) para salir a la búsqueda y captura de apariciones ectoplásmicas, mejorando sus habilidades en el proceso.

Las miniaturas (que no son nada del otro mundo si me preguntáis a mi) se basan en los diseños de Dan Schoening, el dibujante de la serie de cómics publicada por IDW cuyas ilustraciones encontraréis también por todas partes del juego. El pledge base parte de los 80 dólares existiendo un nivel de 125 dólares con contenido exclusivo adicional así como multitud de add-ons a precios populares. Pero para precio popular, el de los gastos de envío a España, 45 dólares del ala que han espantado a un servidor.

Kickstarter Ghostbusters: The Board Game
En la Fancueva Ocho Kickstarters lúdicos a los que seguir la pista en 2015

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.