‘U.C.C Dolores 1. El sendero de los nuevos pioneros’, lecciones (muy) aprendidas

Desde que me lo descubrieran cuando, estudiando en Sevilla, alguien me recomendó que le echara un ojo a ‘Lanfeust de Troy‘ —en aquella primera edición que hizo del primer arco de la saga Devir, sí, la misma Devir que hoy sólo publica juegos de mesa y que durante bastante tiempo anduvo metida en terrenos del noveno arte—, Didier Tarquin pasó a formar parte de ese nutrido grupo de artistas de los que, de haberse prodigado más, habría tenido en mi tebeoteca hasta la última acotación. Y no es que el francés no tenga una tebeografía amplia, es que al estar limitada al universo imaginado por Christophe Arleston, ya en cualquiera de las tres series centrales —por cierto, chicos de Yermo, ¿para cuándo el segundo y último volumen de ‘La Odisea’?—, ya en su incursión en ‘Trolls de Troy‘, creo que esta ‘U.C.C Dolores‘ es la primera vez que podemos ver su reconocible estilo fuera de la cabecera de Soleil. Y la ocasión, claro está, merece una celebración por todo lo alto, sobre todo cuando, al término de la lectura, uno se encuentra queriendo más y percibiendo de manera muy evidente que esta entrega inicial del proyecto de Tarquin en solitario toma las mejores lecciones que el artista aprendió de mano del guionista de ‘Ekhö. Mundo espejo’.

Dejando de lado, aunque no enterrándolo completamente, el humor descarado y agudo que gastaba Arleston en ‘Lanfeust’, Tarquin plantea aquí un relato que, en lugar de apostar por la fantasía, mira a la ciencia-ficción con ciertos elementos heredados del otro género. La mezcla, perfectamente combinada, nos presenta a Mony, una novicia que, cumplidos los 18, abandona el convento que la ha visto crecer para enfrentarse a un mundo salvaje y violento en el que tiene muy claro que no va a poder sobrevivir. Pero el pasado y la ayuda inesperada de dos personajes de índole muy diferente que tienen que ver, y mucho, con el legado de su padre, entrarán en jaque para que la aventura arranque y nuestra protagonista se vea amenazada de muerte y envuelta en una suerte de búsqueda del tesoro en pos de una joya que tiene muchos y muy peligrosos pretendientes.

Ese esqueleto da para mucho en las 48 páginas de este primer volumen que nos regala a un Tarquin en plena forma en lo que a diseño de personajes, naves y escenarios se refiere. Quizás se note en el trazo del francés menor control que el pudiéramos encontrar en las páginas de ‘Lanfeust’ —y eso contando con que es lo enérgico del mismo lo que mejor ha caracterizado siempre a Tarquin—, pero lejos de ser un estorbo o una cualidad que pudiera ser utilizada para arremeter desde algún flanco contra ‘U.C.C. Dolores’, es opinión de este redactor que esa energía redunda en beneficio de que la lectura pase en un suspiro y, en última instancia, nos deje con esas ganas de más que comentaba antes. Sólo restan ya esperar dos cosas: una, que Yermo no se demore mucho en traernos la segunda entrega de la serie, publicada en Francia el pasado mes de noviembre de 2019; la segunda, que Tarquin haga lo propio y, al menos, produzca un álbum al año para que podamos seguir disfrutando de tan estimable y estimulante propuesta.

U.C.C Dolores 1. El sendero de los nuevos pioneros

  • Autores: Didier Tarquin y Lyse Tarquin
  • Editorial: Yermo ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 48 páginas
  • Precio: 15,20 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

1 Comentario

  1. Tiene una pinta bastante buena. ¿Hace falta haber leído otras cabeceras del mismo universo para enterarse?

    Una persona a la que respeto mucho me dijo que tenía que meterme en el mundo del cómic europeo y podría ser un buen punto ;-). Universal War One me dejó muy buen sabor de boca en su momento…

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.