‘Spirou y Fantasio 51. La amenaza de los Zorketes’, Franquin puede descansar tranquilo

La Amenaza de los Zorketes

Fue en 2009 y de la mano de Planeta DeAgostini, la editorial que por aquél entonces tenía los derechos sobre los personajes, cuando pudimos asomarnos al álbum número 50 de ‘Spirou y Fantasio’. El equipo creativo de la celebración de los personajes que tal número suponía estaba formado por Jean-David Morvan y nuestro José Luis Munuera, un tándem que en 2004 recogía el testigo que seis años antes habían dejado los legendarios Tome y Janry con su marcha de la cabecera para la que tanto dieron en el número 46 de la misma y al que se unía Yann, responsable de incontables títulos entre los que podríamos citar, por su directa incidencia en el universo que hoy nos ocupa, esa magnífica aventura del botones creado por Rob-Vel en 1938 que fue la reciente ‘El botones de verde caqui’. Con tamaño triplete, lo que nos dejaba ‘Los orígenes de Z’ era una aventura ejemplar tanto en guión como en dibujo llamada a servir de punto y seguido de las andanzas de tan singular pareja.

Y, entonces, el silencio. Un silencio que duraba cinco largos años en los que los seguidores de Spirou nos preguntábamos una y otra vez cuándo podríamos volver a ver a tan especial personaje más allá de las gamberradas de la versión infantil imaginada por los citados Tome y Janry que Kraken nos ofrecía con cuentagotas una vez al año. Anunciado su regreso a estas latitudes por parte de Dib-buks, he de confesar que éste primer año del regreso de ‘Spirou y Fantasio’ al mercado editorial español de mano de Ricardo Esteban y su equipo ha sido tan ESPECTACULAR como desconcertante. Espectacular porque los cuatro volúmenes aparecidos a lo largo de estos meses han dejado claro la firme voluntad de la casa madrileña de mimar al máximo tan preciado tesoro —y ninguna muestra de ello es mejor que ‘La máscara’—; desconcertante en cuanto cada uno de dichos tomos tiene una personalidad muy definida que nada tiene que ver con los otros tres y, a estas alturas, nada claro está qué terminará adornando nuestras estanterías toda vez Dib-buks complete la extensa andadura que le queda por delante hasta dar por publicado la totalidad del cosmos que Spirou arrastra desde su creación.

La Amenaza de los Zorketes-interior

Así, hemos tenido el integral de Nic y Cauvin, el álbum de gran formato que era la citada ‘El botones verde caqui’, la asombrosa edición que la editorial nos regalaba con ‘La máscara’ y ahora este álbum de 22×30 que es ‘La amenaza de los Zorketes’, el número 51 en la continuidad de ‘Spirou y Fantasio’ y el primero del que se hacía cargo en 2010 el nuevo equipo creativo al frente de la serie: Fabien Vehlmann y Yoann. Un equipo que a la luz de lo que se desprende de ésta lectura entienden a las mil maravillas las necesidades de los personajes y que, mezclando «clasicismo» —asumido tal como una mirada fresca hacia las formulaciones de André Franquin— en la narración con planteamientos contemporáneos ofrecen una lectura fresca, dinámica y entretenida a manos llenas que, como las mejores historias de ‘Spirou y Fantasio’, co-protagonizan el conde de Champignac y ese malvado a medias que es Zorglub, un villano que, visto lo visto en la última página, dará mucho que hablar en ‘La cara oculta de Z’, el próximo álbum que esperamos tener en nuestras manos de aquí a poco.

Y no, no me he olvidado del dibujo. ¿Cómo hacerlo cuando lo que se despliega ante nuestros ojos es de la tremenda calidad que Yoann pone en juego? El trabajo del artista francés es de una calidad espectacular que aúna lo mejor que la tradición de los personajes ha dado hasta el momento —claras son, por supuesto, las pautas de Franquin que pueden adivinarse en su trazo— con un estilo personal y muy reconocible atendiendo por con igual efectividad a los cuatro pilares básicos que sustentan el arte secuencial: caracterización de personajes, mimo por los escenarios, composición de página y fluidez narrativa. Ofreciendo unas planchas sin mácula en todos y cada uno de esos valores, Yoann se alza como sobresaliente heredero del dibujante —de hecho, lo situaría sólo por detrás de Janry— que llevó hasta lo más alto a unos personajes que, esperemos, nunca nos abandonen.

Spirou y Fantasio 51. La amenaza de los Zorketes

  • Autores: Fabien Vehlmann & Yoann
  • Editorial: Dib-buks
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 56 páginas
  • Precio: 12,82 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.