‘Monster Allergy vol.1’, divertida e imaginativa

Tengo por costumbre, supongo que al igual que muchos de vosotros, el investigar el recorrido previo, si lo hay, de un autor que acabe de descubrir y que me haya impresionado gratamente. Maximizada dicha costumbre si en lugar de simplemente impresionarme me ha «volado la cabeza», recuerdo haber indagado en la vida profesional de Barbara Canepa y Alessandro Barbucci un lejano día de 2002 cuando Norma publicó el primer volumen de ‘Sky Doll‘ y lo que pude ver allí me dejó ojiplático, patidifuso y con la mandíbula a cierta distancia de su posición habitual. Igualmente recuerdo que, muy a mi pesar, no encontré ninguna referencia de los italianos, algo que hoy puedo atribuir tanto a que estamos hablando de la edad de piedra de internet como el que no sería hasta un año después cuando ambos artistas intervendrían en la creación del primer álbum de la serie que ahora, dieciséis años y treinta volúmenes después, nos trae por fin Nuevo Nueve.

Bien es cierto que por más que adoremos a Barbucci y Canepa, y junto a Katja Centomo y Francesco Artibani, el dibujante y la colorista sean los creadores y los que establecen las pautas a seguir con el primer álbum, ‘Monster Allergy’ se caracteriza porque cada uno de los siguientes viene firmado por un artista diferente —llegado el momento comenzarán, eso sí, a repetirse ciertos nombres—; pero también que, con Barbucci supervisando la labor de los artistas que se ponen al frente de la colección, la imaginería visual de ésta sólo va sufriendo ligeras variaciones con respecto a lo que el italiano establece en unos primeros compases que nos presentan a Elena Patata, una joven muy dicharachera y aventurera y, sobre todo, a Zick, el chico que vive en la casa de al lado a la que se acaba de mudar y que, alérgico a todo, ante lo que no puede resistir estornudar es ante los monstruos que comparten plano de existencia con ellos, sin que nadie, salvo el propio Zick, lo sepa.

Tan imaginativa premisa de partida —que no sólo dio para los treinta citados volúmenes sino para una serie de animación de 52 episodios— se va aderezando con un entramado en el que hay lugar para una conspiración con mega-corporación incluida, gatos que desaparecen, lo que parece una estafa piramidal que esconde mucho más o incluso una planta descontrolada que va creciendo bajo el subsuelo y amenaza con devorar la ciudad. Todo ello contado con una simpatía desbordante, unos personajes hilarantes —lo de algunos monstruos es de traca—, un ritmo siempre en aumento y un dibujo que, muy cercano a lo que cabría encontrar en un producto de animación para la caja tonta, anima la función de manera considerable con lo mucho que se incide desde él en lo alocado de los diseños de los monstruos. En definitiva, un primer volumen tremendamente prometedor que, encima, termina con un cliffhanger de los de aúpa…¿se puede pedir más?

Monster Allergy vol.1

  • Autores: VVAA
  • Editorial: Nuevo Nueve
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 144 páginas
  • Precio: 17,10 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.