‘Las reglas del oeste’, Serpieri en modo «weird»

Tercer volumen que Ponent Mon le dedica al western visto bajo la mirada de Paolo Eleuteri Serpieri, si así lo quisiéramos, bastaría con solicitar de vosotros que os pasarais por alguna de las dos reseñas que le dedicamos, bien a ‘Lakota’, bien a la ‘La india blanca’ y comprobar, en cualquiera de ellas dos, que lo que el autor italiano consiguió hace cuatro décadas, no sólo no ha perdido ni un ápice de su vigencia, sino que se alza indisputado como una de las mejores aproximaciones al género que jamás hayamos leído. Pero no está en nuestro ánimos ser tacaños con los elogios que se pueden llegar a verter hacia Serpieri, y aunque no estaría de más que atendierais a nuestras pretéritas apreciaciones, os invitamos con mayor efusividad a que continuéis leyendo.

El logro de situarse entre los mejores títulos que ha parido el noveno arte en términos de historias de «cowboys», nada desdeñable considerando la altura a la que ha llegado el western en viñetas en el viejo mundo, queda una vez más refrendado, por si había alguna duda, por las páginas que conforman este ‘Las reglas del oeste’, una colección de seis relatos que, como apunta de nuevo José E.Martínez —si imprescindible es la lectura de las páginas aviñetadas de cualquiera de los tres volúmenes que han visto la luz hasta el momento, aún más lo son los prólogos que se marca el editor y traductor— miran con ojos tiernos al weird western, una suerte de ramificación del género en el que cobran ostensible protagonismo los tintes sobrenaturales o fantásticos: vale que, como el propio editor reconoce, sólo dos o tres de las historias que cose Serpieri con maestría puedan acogerse a tal calificación, pero llaman tanto la atención sobre sí mismas, que la sensación general cuando uno cierra el álbum es de que son ellas las que mejor lo caracterizan.

Entremezcladas pues con otras de corte «normal», lo que se puede afirmar sobre todas ellas es que, uno, se leen con un interés que nunca decae gracias a la sabia utilización que hace el dibujante italiano de unos arquetipos que en sus hábiles manos nunca parecen trillados; y dos, que aunque así fuera, aunque sus argumentos no fueran más que la correcta reutilización de otros ya vistos o leídos en algún punto cardinal del género, poco importaría dada la extraordinaria belleza plástica que ostentan todas y cada una de las planchas en las que se plasman: carentes de color, salvo la última —cuya belleza es algo fuera de lo normal—, las páginas de ‘Las reglas del oeste’ permiten asistir a un recital constante de fuerza narrativa y expresiva a la par que de asombro perpetuo tanto en el diseño de personajes como el de unos paisajes que se antojan vivos y parte fundamental del discurso del autor.

Desconocemos si Ponent Mon todavía nos tendrá que alegrar el día con algún volumen más dedicado al western y a Serpieri —o a Serpieri en otros derroteros— pero, lo haga o no, nada podrá cambiar el hecho de que la terna que ya tenemos en nuestra tebeoteca es, repetimos, de adquisición OBLIGADA para los amantes del buen tebeo, independientemente de sí los relatos de indios, vaqueros, buscadores de fortuna y borrachuzos de polvorientos salones son santo de vuestra devoción o no.

Las reglas del oeste

  • Autores: Paolo Serpieri
  • Editorial: Ponent Mon
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 120 páginas
  • Precio: 20,90 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.