‘La balada del norte. Tomo 3’, final postergado

Dos años y medio nos separan de las líneas que en 2017 le dedicáramos a los dos primeros volúmenes de ‘La balada del norte’, el ambicioso acercamiento de Alfonso Zapico a uno de los instantes de mayor relevancia histórica de Asturias —el de la revolución obrera de 1934— que se saldaba, en opinión del que esto firma como:

(…) uno de los tebeos del año. ¿He dicho del año? Perdón, quería decir ¡¡de la década!!.

‘La balada del norte’ , la importancia de la ambición

Fiel a su cita anual, el responsable de ‘Café Budapest’ y ‘Dublinés’, nos dejaba no obstante con las ganas de seguir asomándonos a las vidas de Tristán, Isoldina, Apolonio y los innumerables secundarios que protagonizan esta saga cuando, el pasado 2018 decidía tomarse un descanso de la misma. Afortunadamente, tal decisión le permitía dar salida a ‘Los puentes de Moscú’, uno de los títulos imprescindibles del año, y conseguía que le perdonáramos el no hacernos llegar un tercer volumen que, entendido a priori como final de la historia que arrancara en 2015 y así expresado en las líneas que acompañaron a la valoración que hicimos de su primer y segunda entregas, deja claro con su final más que abierto que Zapico le ha cogido demasiado cariño a este microcosmos como para soltarlo así como así. Es más, si por nosotros fuera, no nos importaría que, alternado con otros proyectos, el artista fuera intercalando sucesivas entregas de la historia de su «país» y continuara la misma llevándonos por los horrores de la Guerra Civil.

Mientras esto pasa, o no, hemos de servir de jueces de un tomo que, de forma asombrosa, aumenta el calado de los muchos mensajes y numerosas lecciones que de él pueden extraerse al tiempo que fija, y esto es algo que ya comentábamos hace dos años, la evolución que ha sufrido el estilo de Zapico para poder adaptarse al descomunal trabajo de tener que dar vida a más de 250 páginas en tan reducido espacio de tiempo: su trazo, siempre suelto, ha ido adquiriendo en los últimos tiempos cierto nervio que parece no poder contenerse ante el aluvión de ideas que asoman a la mano, y dicha compulsión se traduce en unas páginas que instilan una fuerte sensación de inquietud, cualidad imprescindible para comenzar a situarnos en la piel de aquellos que hubieron de sufrir la represión de la violencia y la fatiga del hambre y la miseria en un breve espacio de tiempo que, aquí más que nunca, se dibuja claramente como la antesala en la que se ensayó lo que después se extendería a todo el territorio nacional a partir de 1936.

Pero esa compulsión es incapaz de arrasar con la precisión milimétrica con la que Zapico narra, compone, configura y planifica un relato en el que parece notarse una menor inclinación hacia los diálogos en favor de que sea el arte secuencial el que transmita, sin apoyo de la palabra, ciertos mensajes al lector. En ese esfuerzo, que acalla voces explícitas mientras que aumenta el beneficio que se lleva el lector dependiendo de lo que ponga de su cosecha en el entendimiento de la narración, Zapico consigue levantar en volandas este tercer volumen de ‘La balada del norte’ y configurarlo como el mejor de la terna que ha producido hasta el momento. Tamaño logro, puesto en valor por la inmensa calidad de sus dos predecesores, queda subrayado por la variedad de los frentes que aquí se abren, por la firme denuncia que el autor hace de la condición humana cuando ésta ha de enfrentarse a sí misma en aras de sobrevivir y por la miriada de sentimientos que nos invaden cuando vamos dando exacta cuenta de todo lo que el asturiano vierte en un punto y seguido tan magistral como imprescindible.

La balada del norte. Tomo 3

  • Autores: Alfonso Zapico
  • Editorial: Astiberri
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 256 páginas
  • Precio: 17,10 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.