‘El mundo de después’, homo lupus homine

Prometíamos hace cosa de un mes no demorarnos en exceso para traeros el segundo volumen de ‘El resto del mundo’ y, como quiera que nos gusta cumplir nuestras promesas, hete aquí que hoy ocuparemos parte de vuestro tiempo con las asombrosas y, de nuevo, sobrecogedoras sensaciones que nos ha dejado ‘El mundo de después’, el álbum que sirve a ECC para completar el díptico con el que Jean-Christophe Chauzy ofrece, ante todo, una disección particularmente descarnada y elocuentemente brutal de la condición humana vehiculada a través de una serie de catástrofes naturales que, como vimos en el primer volumen, dejaban a su merced a una madre y sus dos hijos en un valle de los Pirineos.

Decíamos también a finales de marzo que el final con el que Chauzy cerraba las primeras 120 páginas de esta historia, se las apañaba para dejarnos con los ojos como platos, así que, creo, huelga afirmar la expectación con la que nos adentrábamos en unas páginas que, ante todo, si algo consiguen —y menudo era el reto— es superar en espectacularidad a lo que ya pudimos ver en ‘El resto del mundo’: si allí el artista francés daba el do de pecho en la forma en la que se nos mostraba la furia desatada de los elementos, regalándonos unas splash pages que ya calificábamos de muy atípicas para un tebeo francobelga, aquí hace lo propio con las viñetas y planchas completas que nos aproximan a unos paisajes sobrecogedores —sí, lo sé, de nuevo el calificativo…perdonadme, es que viene como anillo al dedo a las sensaciones que transmiten los dibujos del artista—, cargados de detalle y de una intención muy clara, empequeñecer a los protagonistas…y de paso al lector.

Con una doble en la que madre e hijos se asoman a barcos y aerogeneradores arrasados por aquello que acaecía en el primer volumen, vuelve a ser la incisiva mirada que Chauzy dirige hacia nuestro lado más animal la que sirve de mayor impacto del discurso que aquí se enhebra. Es más, si ya durante el transcurso de la lectura nos vemos obligados a asomarnos a abismos poco amables de aquello que somos capaces de hacer por sobrevivir, la crueldad que Chauzy pone en juego en dichos instantes se queda corta para la que, cargada de veracidad y cinismo, acompaña de manera sutil al monólogo final de uno de los niños protagonistas: la desazón que provocan las palabras del casi adolescente, unido a un recorrido que no da tregua y deja muy poco resquicio a la esperanza, hace de esta fantástica dupla una genial rara avis de obligada lectura para aquellos que estén hartos de finales felices.

El mundo de después

  • Autores: Jean-Christophe Chauzy
  • Editorial: ECC
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 122 páginas
  • Precio: 17,05 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.