‘Cruzando el bosque’, lección magistral de terror

portada-emily-carroll2

¿Qué tendrán los bosques que parecen despertar nuestros miedos más profundos e irracionales? El susurro de los árboles, la densidad de la vegetación que apenas nos permite ver a dos palmos de distancia, las ramas y la hojarasca que crujen bajo nuestros pies, el temor a que cualquier clase de criatura nos pueda estar observando sin ser vista… Puede que sean cosas como estas las que expliquen no solo ese miedo tan interiorizado, sino que los bosques hayan servido de escenario para tantas y tantas historias terror. M. Night Shyamalan hizo de un bosque el protagonista absoluto de una de sus películas; un inquietante bosque es el hábitat de esa bruja de Blair que, por aburrida que fuera su historia, hizo tambalear los cimientos del cine de terror; la protagonista de ‘La chica que amaba a Tom Gordon’, de Stephen King, se pierde de niña en un bosque; y El Torres y Gabriel Hernández se basaron en Aokigahara, el lugar al que multitud de japoneses acudían a quitarse la vida, para crear ‘El bosque de los suicidas’.

La canadiense Emily Carroll también ha recurrido al entorno mítico del bosque para ambientar los relatos que conforman esta novela gráfica. ‘Cruzando el bosque’ es un cruce entre el cómic y el cuento ilustrado, con una estética tan deliciosa como espeluznante, y una encomiable economía narrativa. Bastan unas breves líneas de texto para complementar la información aportada por los expresivos dibujos de esta joven autora, y al combinarse dan forma a estos relatos de inquietante belleza y sorprendente desenlace. En el primero de ellos, “La casa del vecino”, tres hermanas se quedan solas en una cabaña en mitad del bosque, después de que su padre desaparezca misteriosamente. Pero el verdadero horror se desata cuando ellas también empiezan a desaparecer. El segundo, “La dama de las manos frías”, tiene el acabado más llamativo de todos, con ese juego entre colores fríos y cálidos, y nos cuenta la historia de una joven que se topa con la presencia fantasmal que acecha en la mansión de su prometido. Después llega “Y la cara toda roja”, con un final que deja cierta sensación de coitus interruptus, pero con un arranque impresionante: un joven que sabe que esa persona que tiene delante, bebiendo en una taberna con los amigos, no puede ser su hermano, porque él mismo lo mató tiempo antes. “Mi amiga Janna” es una historia de espíritus, de contactos con el más allá, y a mi juicio el relato con la mejor atmósfera de todos. Por último, nos recorre la espalda un escalofrío con la lectura de “El nido”, el más desmadrado de los relatos de este volumen, también el más inquietante.

cruzandoelbosque

‘Cruzando el bosque’ ha sido una sorpresa mayúscula a todos los niveles: gráfico, narrativo, argumental… Cinco historias cortas que estremecen, impresionan por su ejecución y dejan con ganas de repetir la lectura. Emily Carroll es una autora a la que habrá que seguir la pista, como si fuéramos esa criatura fantasmagórica que acecha a la desventurada niñita que se adentra entre la espesura del bosque.

Cruzando el bosque

  • Autora: Emily Carroll
  • Editorial: Sapristi
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 208
  • Precio: 21,90 euros

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.