‘Caballero Luna 6’ & ‘Ms. Marvel 6’, todo lo que tiene un principio…

…tiene un fin.

Con tan ominosa sentencia se dirigía hace más de tres lustros el personaje del Oráculo al de Neo en la cinta que daría cierre a la trilogía de ‘Matrix’. Y si la he elegido para la ocasión es por motivos bastante obvios que hacen referencia al dueto de volúmenes que hoy os traemos en esta doble entrada: ambos con el número 6 en su lomo, tanto el correspondiente a ‘Caballero Luna’ como el relativo a ‘Ms. Marvel’ conformaban hace unos meses, y por motivos bien diferentes, mi personal punto y final para con ambos personajes. Uno impuesto por agentes externos, el otro autoimpuesto por razones en las que ahondaremos en breve, lo cierto es que dejar de contar con ambas series como aquellas que formaban parte de mi cuota mensual marvelita no hacía sino reforzar esa clara y mediocre impresión de la deriva actual de La Casa de las Ideas a la que tantas veces he hecho referencia en los últimos tiempos.

Pongamos como ejemplo de ello a ‘Ms. Marvel’. La cabecera que G. Willow Wilson, Adrian Alphona y Takeshi Miyazawa habían llevado a lo más alto del universo Marvel mientras discurría por derroteros aislados del “núcleo duro” de las colecciones de la editorial, comenzaba a dar muestras de disfuncionalidades más o menos graves en cuanto la heroína paquistaní dejaba su rinconcito y se metía de lleno en los acontecimientos de peso que el UM ha ofrecido en los dos últimos años. Inmiscuyéndose pues en ‘Secret Wars’, en la ‘Civil War II’, en ‘Secret Empire’ e incluso contando con número dedicado a ella y a Carol Danvers en esa tontería que fueron los varios ejemplares de ‘Generaciones’ y formando parte de los ‘Champions’, que no se nos olvide, el impacto de Kamala Khan en los cuatro puntos cardinales del UM ha sido directamente proporcional a la pérdida de identidad de la serie original.

Ya sin Alphona —curiosidad es decir poco cuando de lo que hablamos es de en qué estará metido el artista de ‘Runaways’— y con Miyazawa alternando con otros nombres poco o nada interesantes a nivel gráfico, parece que las injerencias editoriales han hecho mella en lo que a calidad de los guiones de Wilson se refiere, y aunque ese arco centrado en el enfrentamiento entre la protagonista y un letal virus informático funcione bastante bien, mucha de la responsabilidad de que así sea es del artista japonés, algo que se hace notablemente visible cuando, trascendido dicha trama argumental, el volumen se cierra con un par de números que, en lenguaje coloquial, nos dan un poco igual.

Sin ánimos pues para continuar a bordo de una serie que parecía hundirse irremisiblemente, me autoimpuse el abandono de ‘Ms. Marvel’ antes de que la mediocridad fuera a mayores, dejando atrás una serie que me había dado muchas alegrías lectoras en su primer año y que, ya en el recuerdo, se unía a otras tantas cabeceras de Marvel a las que, por una razón o por otra, hube de decir adiós. Siendo por tanto la serie de la heroína esa cabecera cuyo alejamiento fue decisión propia, es bien evidente que aquella cuyo abandono fue impuesto es ‘Caballero Luna’. Y si lo fue —impuesto— es debido a que, como ya hicieran con el ‘Viuda Negra’ de Mark Waid y Chris Samnee, no parece que a Marvel le guste que los buenos cómics se conviertan en series regulares y prefieren cortar por lo sano toda vez éstas alcanzan la docena de números.

Obviamente tal afirmación a la ligera no tiene ninguna carga de veracidad —lo más seguro es que Lemire planeara su incursión en el personaje con esos doce ejemplares en mente como el espacio que necesitaba para contar la historia que quería—, pero eso no quita para que fastidie, y mucho, que para un título que se sale fuera de lo normal, que está condenadamente bien dibujado y que estimula sobremanera al lector a continuarlo mes a mes, vayan y lo cierren al cabo de un año.

Lamentaciones al margen, si todo el desarrollo anterior de ‘Caballero Luna’ en manos de Jeff Lemire había sido superlativo, lo que encontramos en este sexto volumen, oblitera por completo dicho termino y sitúa a las páginas dibujadas por Greg Smallwood entre las mejores que hemos leído este 2017: la combinación de lápiz directo con el tratamiento de color que se aplica a las planchas del artista, da como resultado una cualidad irreal que sienta como anillo al dedo al envite final de Marc Spector contra Kunshu. Uno que ya se antojaba antológico conforme se iba acercando pero que, como digo, supera con creces el alcance de cualquier epíteto del que queramos echar mano. Lástima que se quede ahí y que Marvel, en su estrechez de miras, no haya sabido valorar en lo que cabía el enorme diamante que tenía entre sus manos. Pero claro, esa es la Marvel de hoy, y a quien no le guste, ya sabe…

100% Marvel. Caballero Luna vol.6: Muerte y nacimiento

  • Autores: Jeff Lemire & Greg Smallwood
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 112 páginas
  • Precio: 10,45 euros en Amazon

100% Marvel. Ms. Marvel vol.6: Daño por segundo

  • Autores: G. Willow Wilson, Takeshi Miyazawa et al.
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 17 páginas
  • Precio: 15,15 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.