’20th Century Boys v.8′, otro terremoto

Sin tiempo alguno para que nos podamos sobreponer del alucinante giro que imprimía al volumen 7, que ya decíamos en la anterior reseña que más que giro se sentía como una suerte de reinicio en toda regla que despejaba el camino para que Urasawa hiciera lo que le viniera en gana con el discurrir de la serie; esta octava entrega de la edición kanzenban que Planeta Cómic está dedicando a ’20th Century Boys’, y de la que ya sólo faltan tres para que finalice —bueno, tres al que suponemos se añadirá un cuarto con el ’21st Century Boys’—, vuelve a incluir un terremoto argumental de tal calibre, un giro de esos de los que Urasawa es experto en sacarse de la chistera, que no nos queda más remedio, una vez más, que claudicar ante el genio del nipón y reclamar para él una de las tres posiciones más altas en lo que tebeo del sol naciente se refiere.

Todo el sentido del peligro inmediato que caracteriza a la primera mitad del volumen, con el complot para asesinar a una figura mundialmente conocida pendiendo sobre los protagonistas —tanto los que ya conocemos de sobra como los que se nos introducen en los primeros compases—, provoca que éste se lea con una velocidad inaudita, devorando página tras página con el aliento entrecortado y el corazón desbocado por saber en qué momento aprovechará el autor para pillarnos con la guardia baja y noquearnos de manera inmisericorde. Y ese momento llega, digo que si llega, y cuando lo hace, es de tal envergadura que no podemos dar crédito a nuestros ojos. Porque, como decía, sirve a Urasawa para dar otro golpe de timón y virar hacia una nueva dirección que, saltando tres años en la línea temporal interna de la cabecera, nos deja, como diría Ernesto Sevilla, con el culo torcido.

A partir de ahí, y con todo un espacio en blanco por llenar con lo que le venga en gana, Urasawa dedica sus primeros y renovados esfuerzos a aclarar todos los pequeños misterios que, en páginas pretéritas, fue acumulando acerca de la identidad de Amigo y de la relación del villano de la función con los protagonistas cuando eran niños. Una aclaración que se siente —o al menos eso parece, que ya os he dicho que, aunque esta sea mi tercera vez con la serie, no recuerdo que es lo que queda por descubrir de la misma— como punto de partida para el final y que prepara el terreno, y de qué manera, para ese segundo futuro aún más distópico y triste que aquél al que ya llevábamos asomándonos desde mucho tiempo atrás. Un futuro que todavía encierra incontables cuestiones no resueltas y que con un cliffhanger asombroso que tan sólo ocupa unas pocas palabras de la última viñeta, provoca una expectación superlativa ante lo que nos llegará en un noveno volumen del que esperamos poder hablar en breve.

20th Century Boys v.8

  • Autores: Naoki Urasawa
  • Editorial: Planeta Cómic
  • Encuadernación: Rústica con guardas
  • Páginas: 440 páginas
  • Precio: 15,15 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.