’20th Century Boys vol.7′, y, entonces, el giro inesperado

Tras navegar por ese «sublime ecuador» que fue el volumen 6 de esta nueva edición en formato kazenban de ’20th Century Boys’, afrontamos la que supone sexta reseña de la serie con renovadas fuerzas, no por habernos quitado un peso de encima con las líneas que dedicamos a avanzar, de manera muy somera, aquello en torno a lo que gira la magistral obra de Naoki Urasawa, sino más bien porque, vuelta a acometer la lectura de lo que contiene esta séptima entrega —y habría que precisar, por si no lo he hecho hasta ahora, que esa vuelta es ya la tercera que le hago a la serie— he de claudicar de nuevo ante el genio del autor nipón por su capacidad para que sea virtualmente imposible «ver venir» por dónde te va a golpear y va a noquear a tu sentido arácnido. Y creedme cuando os digo que, de los incontables giros que la cabecera acumula en sus más de 5000 páginas, el que arrancaba al final del volumen previo y sirve para iniciar éste, es de esos que no podrías esperarte nunca.

Y digo giro cuando también podría calificarlo como reinicio o nuevo punto de partida ya que, a todas luces, lo que plantea Urasawa en la primera mitad de estas casi 450 páginas, sin cerrar nada, sí que se siente como el epílogo de una etapa que abre otra en la que vaya usted a saber por dónde irán los derroteros de la narración: incuestionablemente, esa virtud del mangaka de saber cómo y cuando dar un golpe de timón, cambiar el rumbo del navío y orientarlo hacia latitudes no exploradas, hace de ’20th Century Boys’ un excitante muestrario de recursos narrativos que, con el misterio siempre por bandera, no dudan en alimentarse de cualesquiera géneros se le pongan a tiro.

Tanto es así, tan bien maneja nuestros hilos y controla nuestros resortes el maestro japonés, y de forma tan sabia va construyendo según qué expectativas hacia según qué personajes, que dejarse llevar por el protagonista de turno de esa ampulosa coral que conforma el reparto de la cabecera deviene siempre en un ejercicio tan satisfactorio como estimulante. Un ejercicio que, en esta cuenta atrás tácita que ya ha comenzado hacia el inevitable final, todavía tiene que desvelar incontables ases en otras tantas mangas, numerosos trucos de prestidigitador de esos que le dejan a uno epatado y no pocas trampas puestas ex profeso para dejarnos claro que, en el manejo de todo lo que hace grande a ’20th Century Boys’, nadie le llega a la altura del betún a Naoki Urasawa.

20th Century Boys vol.7

  • Autores: Naoki Urasawa
  • Editorial: Planeta Cómic
  • Encuadernación: Rústica con guardas
  • Páginas: 448 páginas
  • Precio: 15,15 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.