‘Viuda Negra 1. Los lazos que unen’, imparable Natasha

Con la película a ella dedicada por fin en las salas de cine después de más de un año desde su fecha de estreno inicial —sobre ella, lo único que diré es que, entretenida, hubiera sido estupendo que Marvel la hubiera pensado y estrenado después de ‘Civil War‘, que es cuando se desarrollan los acontecimientos que narra—, creo que toda argumentación previa que quiera esgrimirse sobre la nueva cabecera de ‘Viuda Negra’, cuyo primer volumen hoy nos ocupa, se dirime, de manera muy simple, acudiendo al resumen de lo Mejor de 2020 que publicábamos hace algo más de medio año y en el que aparecía, porque no podía ser de otra manera dada su enorme calidad, la serie que abanderan Kelly Thompson y Elena Casagrande. Por si alguien no quiere pinchar en el enlace que hemos incluido, rescatamos el párrafo que justificaba la presencia de la serie en la selección de lo mejor que el cómic U.S.A nos dejaba durante el «año de la pandemia»:

Lo que Kelly Thompson está logrando con ‘Black Widow‘ podría calificarse de absoluta sorpresa si no fuera porque ya llevamos tiempo asistiendo a lo que la guionista es capaz de dar de sí en el mundillo de los superhéroes. Lo vimos con su incursión en ‘Ojo de Halcón‘; lo volvimos a ver con su magnífica estancia en ‘Jessica Jones‘ y, ahora, lo estamos viendo en una cabecera que ha cogido a Natasha y la ha reinventado bajo una premisa espectacular respaldada, y de qué manera, por el impresionante talento de Elena Casagrande.

20 del 2020 (I): U.S.A

Entrando a un análisis algo menos somero, podríamos apuntar, quedándonos en el terreno del «no destripe», que esa premisa de la que parte Thompson y que le ocupa el primer arco argumental de su aproximación a la espía rusa —arco que recoge Panini en el presente tomo—, pasa por situarla como ama de casa, devota esposa y amante madre…y hasta aquí puedo leer. Evidentemente no todo es lo que parece en esta nueva situación de Natasha, y el viaje emocional que supondrá el desarrollo de la acción juega con la vengadora de una manera soberbia, creando la guionista lazos entre lector y protagonista que garantizan una implicación considerable del primero, que se ve arrastrado a un relato bien construido, mejor narrado y, por supuesto, aún mejor dibujado.

Porque, sinceramente, lo que Elena Casagrande da de sí en las páginas de este tomo se establece, por méritos propios, entre lo mejor que estamos pudiendo ver hoy por hoy en La Casa de las Ideas junto con el ‘Daredevil’ de Chechetto o el ‘Thor’ de Nick Klein: detallado y vibrante, delicado y enérgico, íntimo y espectacular, el planteamiento de la artista italiana aúna lo mejor de ambas formas de entender el tebeo de sendas orillas del océano, y sus formas narrativas son de una contundencia tal que, como decimos, no tendríamos muy claro a quién colocar por encima, si a una guionista genial que, cuidado, nos reserva muchas más curvas de cara al segundo arco argumental —actualmente en curso— o si a una artista magnífica que no hace sino superarse número a número. ‘Nuff said!!!

Viuda Negra 1. Los lazos que unen

  • Autores: Kelly Thompson y Elena Casagrande
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 120 páginas
  • Precio: 13 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar