‘Vatermilch – 1: Las peripecias de Rufus Himmelstoss’, entre dos vidas

Término completamente inventado por Uli Oesterle que podría traducirse al español como «leche paterna», este primer volumen de ‘Vatermilch‘ que nos ha traído Nuevo Nueve ha supuesto una de las mejores sorpresas de la primera mitad de año que está a punto de cumplirse. Motivos para ello los hayamos a manos llenas en las 128 páginas de un álbum que te agarra por las gónadas casi desde la primera página y no te suelta hasta la última. Y para ello, Oesterle no necesita de grandes gestas, épicas narraciones o personajes más grandes que la vida. Antes bien, trabajando con términos antitéticos a los anteriores, son el carácter íntimo del conjunto y la cercanía y tridimensionalidad de los protagonistas, factores clave para la instantánea generación de empatía hacia ellos, por mucho que, como pronto averiguamos, padre e hijo, principales ejes en torno a los que gira todo el conjunto, no puedan ser más diferentes…

‘Vatermilch’ es, como reza la segunda parte de su título, una historia sobre Rufus Himmelstoss, un vendedor de toldos en la Alemania de los años 70 que, haciéndose grande en la personalidad que siempre se ha asociado a estos personajes en la cultura popular, fue en sus años mozos todo un «rompebragas» y un conquistador nato. Pero ese éxito con cualquier ama de casa que se le ponía a tiro llevaba un coste, un alto coste: su familia y la eterna aversión de un hijo que nunca pudo entender a su progenitor. Ahora, la muerte de éste —ningún destripe aquí, es así como se inicia la narración— ha abierto la caja de Pandora y las verdades del pasado llaman a la puerta de un vástago que sabía mucho menos de su padre de lo que creía.

Alternando pues presente y pasado de una manera precisa y coreografiada con sumo esmero, lo «mundano» del relato —seamos honestos, ¿cuántas historias de padres e hijos habéis leído a lo largo de vuestra vida?— se convierte en manos de Oesterle en un hecho de perpetua maravilla subrayado por lo espectacular de su concreción visual: de estilo suelto y caricaturesco, y con predominancia del contraste entre el blanco y negro puntualizado, aquí y allá por manchas de color de enorme locuacidad, el dibujo del teutón es, en gran medida, responsable de esa sensación tan agradable de no saber que, nada más empezar la lectura, ésta te va a conquistar sí o sí. Huelga decir, a tenor de los comentarios previos, que así es y que, considerando cómo termina este primer volumen, se nos va a hacer muy larga la espera hasta tener en nuestras manos el siguiente. ¡¡Ah…qué perra vida la del coleccionista de tebeos!!

Vatermilch – 1: Las peripecias de Rufus Himmelstoss

  • Autores: Uli Oesterle
  • Editorial: Nuevo Nueve
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 128 páginas
  • Precio: 22 euros

Oferta

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar