‘Superman. Red and Blue’, potente antología

Ya sea a un lado como al otro de lo que las dos majors por antonomasia dentro del cómic USA nos ofrecen semana a semana, parece que no hay mes en que, de un tiempo a esta parte, alguna de las dos —o las dos a la vez— no insistan en hacer llegar a los lectores alguna grapa de las que, en formato antología, nombran con una combinación de colores. Y si en Marvel, esta nueva moda —que a saber cuánto durará—, se está englobando bajo el mismo espectro cromático, el «blanco, negro y sangre» que, hasta ahora, ha acogido a personajes como Lobezno, Matanza, Masacre, Elektra o Caballero Luna; en DC, por el momento, nos hemos acercado, por supuesto, a lo mucho que ya conforma el «black and white» de Batman —acaso el inadvertido fundador de esta «moda»—, al rojo y azul de Superman que hoy nos acompaña y al negro y dorado de Wonder Woman que, suponemos, no tardaremos en ver en edición española. Pero tanto dan unos colores u otros cuando, eliminados éstos, lo que queda es el mismo espíritu subyacente: el de servir de corolario de un puñado de relatos sin conexión ninguna entre ellos que permitan a las firmas de turno aportar su granito de arena sobre, como es el caso del Hombre de Acero, el vastísimo tapiz que conforman los más de ochenta años de historia del personaje creado por Jerry Siegel y Joe Shuster.

Como todo formato antología que se precie, en ‘Superman. Red and Blue‘ hay de todo para todos los gustos, resultando imposible, en esta valoración, no sacar a colación aquellos relatos que más resuenan con las filias de este redactor. Así las cosas, el que esto firma se queda, de entre todo lo que las casi 300 páginas reúnen, con las historias que firman —en el orden en que aparecen en el volumen—, Brandon Easton y Steve Lieber —emotiva como pocas—; Marguerite Bennet y Jill Thompson —porque todo lo que toca la artista gráfica queda envuelto en grandeza—; aquel del que se encarga Dan Panosian; la maravilla que Francis Manapul pone en pie o la simpatía que derrochan Mark Waid y Audrey Mok con el enésimo enfrentamiento entre Superman y Mxyzptlk; el encuentro entre Clark y Krypto que guioniza Judd Winick y dibuja Ibrahim Moustafa; el hermoso homenaje que G. Willow Wilson y Valentine De Landro hacen a Christopher Reeve; lo que Daniel Warren Johson pone en pie porque, señores, DANIEL. WARREN. JOHNSON; la historia sin palabras —ni falta que le hacen dado lo superlativo del dibujo— que cuaja Sophie Campbell; aquella que construyen Tom King y Paolo Rivera y, finalmente, la que da cierre al volumen de mano de Rex Ogle y Mike Norton.

Todas ellas se hacen fuertes en aproximarse a Superman desde perspectivas que no solemos ver en las series regulares del personaje o, incluso, en los proyectos que, aquí y allá, no se ciñen a la continuidad y se aproximan al Último Hijo de Krypton desde ángulos poco usuales: limitados por el reducido número de páginas que tienen para dejarnos su impronta, los muchos autores que se aglutinan en estas páginas exprimen al máximo las posibilidades del espacio del que cuentan para destilar, en la mayoría de los casos, pequeñas parcelas que, unidas, conforman la esencia misma del superhombre por antonomasia, un personaje acerca del que cabría pensar que, después de ocho décadas, ya está todo dicho pero que, gracias a proyectos como este, demuestra, aunque sea con pequeñas píldoras, que aún tiene mucho que ofrecer a los lectores. Que así sea.

Superman. Red and Blue

  • Autores:VVAA
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 272 páginas
  • Precio: 29 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar