‘Las mil caras de Jack el Destripador’, Ortiz, grande entre los grandes

Resulta cuanto menos curioso que, con respecto a ciertos iconos de la cultura popular cada uno tengamos nuestros claros referentes. En el caso de Jack el Destripador podríamos citar a cosas como ‘From Hell‘, la serie de televisión ‘Jack the Ripper‘ en la que Michael Caine interpretaba al Inspector Abberline, áquel que se hiciera cargo de los crímenes de Whitechapel, o, en mi caso a dos cintas en las que la leyenda del Destripador se mezcla con otros personajes coetáneos tanto o más conocidos que él. La primera es ‘Asesinato por Decreto’, un filme en el que John Hopkins, guionista británico de segunda, hacía que los mismísimos Sherlock Holmes y Watson —interpretados por Christopher Plummer y James Mason— se implicaran en la investigación del posible autor de los crímenes, apuntando, como haría también Alan Moore en la citada ‘From Hell’, a una operación de cobertura de una indiscreción de la realeza británica. La segunda, y de mayor peso específico, era la que cruzaba a H.G.Wells en el camino de Jack. Su título, ‘Los Pasajeros del Tiempo‘, dirigida por un Nicholas Meyer que hacía que el novelista, encarnado brillantemente por Malcom MacDowell, viajara al futuro esta vez para atrapar al asesino que, en una vuelta de tuerca, no era otro que uno de sus mejores amigos, un elegante, terrorífico y la mar de convincente David Warner.

Muchos años tuvieron que pasar para que a estos títulos fuera a añadirse uno más que, sin dudarlo ni un momento, ganó por goleada a la hora de establecerse como el primero de esta particular lista. Y es que el trabajo de Antonio Segura y José Ortiz en ‘Las Mil Caras de Jack el Destripador‘ es de esos que sabe como atraparte en la primera página y mantenerte en vilo hasta la última sin necesidad de grandes gestos como usar personajes que nada tuvieron que ver con el asesino, o menos aún de recursos tan efectivos y artificiosos como los viajes temporales. No. Como fue marca de la casa en los trabajos que ambos concretaron en conjunto —ese ‘Hombre‘ que tantas veces hemos citado, o los ‘Burton & Cyb‘ y ‘Morgan‘ de los que algún día esperamos poder hablar—, el título que hoy nos ocupa es de una suciedad tremendamente elegante.

Nada resulta más apropiado para visualizar esa Inglaterra victoriana que el asombroso trazo de Ortiz y los ásperos guiones y diálogos de Segura. Todo lo que podamos llegar a decir aquí del primero es saliva gastada en vano pues ya se ha dicho antes muchas veces y por «plumas» más hábiles que la que firma esta reseña: no hay nada en el dibujante valenciano que pueda resultar desdeñable, absolutamente nada. Por empezar con algo, resulta obvio cuando se han pasado un par de páginas de este o cualquier otro trabajo del artista, que la capacidad de Ortiz a la hora de caracterizar a sus personajes no conoce límites. Huyendo de forma consciente del hiperrealismo e inclinándose por un trazo que en ocasiones es caricaturista, la extrema expresividad que alcanza desde el personaje con mayor protagonismo hasta el que sólo aparece fugazmente en una viñeta es, junto a la facilidad con que se pueden diferenciar unos de otros, una de las grandes (que no la única) virtudes del español. Junto a ella, la precisión en el tempo narrativo; la sencillez en la estructura, que huye de artificios vacuos como las splash-pages para centrarse en una composición tan clásica como efectiva; el control que la plumilla ejerce sobre la luz, apagándola sin ahogarla en viñetas de las que uno juraría que dimanan la humedad y el olor del Tamésis….lo dicho, Ortiz es un grande y este álbum no es más que otra muestra del talento que desplegó en nuestras tierras antes de ponerlo al servicio de intereses foráneos.



Pero claro está, cuando se tiene detrás un guión como el de Segura, todo parece sencillo. La idea del guionista para con Jack el Destripador es clara. Si mucho ha llegado a especularse con la posibilidad de que el asesino no fuera una sino varias personajes, el escritor le da la vuelta a tales opciones y juguetea con el hecho de que Jack sería ni más ni menos que un maestro del disfraz con personalidad múltiple. Descrito así, y a lo largo de siete sórdidas historias en las que el asesino adopta diferentes apariencias, Segura tiene la oportunidad de concretar sendos relatos negros en los que la miseria del alma humana se expone de forma descarnada, sin que necesariamente provenga de Jack, sino más bien de los deleznables personajes que pueblan el bajomundo londinense. En las pocas páginas de que consta cada una, escritor y dibujante dan lecciones magistrales de cómo condensar la narración para ser tan efectivos como se podría desear. Partiendo de la base de que este es un trabajo de ficción que poco o nada juega a ser un posible reflejo de la realidad, resulta brillante la historia con la que se cierra el magnífico álbum: con un título tan revelador como La primera vez‘, Segura se atreve a arrojar luz sobre el origen del asesino; uno que, por más veces que haya sido usado en el cine, no deja de producir escalofríos cuando es plasmado con la maestría con la que el escritor lo hace.

Sólo nos resta valorar sobremanera el que este «nuevo» proyecto editorial que es Isla de Nabumbu —llevan ya dos años con nosotros, aunque no lo parezca—, haya decidido apostar, tras haber rescatado trabajos de Auraleón o Santipérez, por iniciar con la reedición de este álbum, un camino que, quizás, les lleve a traer desde el pasado otros títulos de José Ortiz. Más allá de eso, la edición que nos presentan las gentes de Nabumbu es exquisita, de una calidad soberbia que grita mimo por los cuatro costados —y eso por no hablar de las dos láminas que vienen incluidas— y que, de la misma manera que lo hace cARTEm cómics, nos hace estar agradecidos por poder acceder a ediciones tan cuidadas de un material al que el epíteto de clásico imprescindible se le queda demasiado corto.

Las mil caras de Jack el Destripador

  • Autores: Antonio Segura y José Ortiz
  • Editorial: Isla de Nabumbu
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 84 páginas
  • Precio: 25 euros
Oferta
LAS MIL CARAS DE JACK EL DESTRIPADOR
  • Segura Cervera, Antonio (Writer)

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar