‘La oveja samurai. La senda del tatuador’, desopilante sorpresón

Ya sabemos como funciona esto de ser coleccionista: llega a tus manos un nuevo tebeo; lo lees; te quedas maravillado por las razones que sean —y ahora atenderemos a las particularidades del que hoy nos ocupa—; tu natural curiosidad te impulsa a investigar si hubo algo de los mismos autores antes de él; das con uno o varios volúmenes previamente publicados y, por supuesto, comienza el período de ansiedad que arranca desde que los pides, rastreándolos allí donde se dejen rastrear, hasta que ya descansan, cómodos, en las baldas de tu tebeoteca. Sed francos ¿cuántas veces os ha pasado esto? Y, pensando con honestidad, ¿cuántas más nos volverá a pasar? Parece que os estuviera escuchando….¡¡¡las que hagan falta y una más!!! ¡¡Pues claro!! ¡¡¡Esa es la actitud!!! ¡¡¡Que para algo somos coleccionistas, coñe!!! En fin, me calmo que me vengo muy arriba y estamos aquí para hablar de ‘La oveja samurai. La senda del tatuador’, un álbum de inminente publicación por parte de Grafito Editorial que, sin que servidor lo supiera, no era el primero sino el tercero de las aventuras del lanudo protagonista, con dos volúmenes previos editados por Ominiky y aparecidos en 2015 y 2018 respectivamente con el que el presente tebeo guarda una diferencia más al margen de la casa que lo ha terminado albergando: ¡¡¡el COLOR!!!

Como quiera que, cuando escribo estas líneas, sendas entregas previas de la creación de Santiago Girón y Fran Carmona están de camino a mi hogar, me veo en la obligación de hablar de ‘La oveja samurai. La senda del tatuador’ sin el marco comparativo que hubiera supuesto haber tenido la oportunidad de dar cuenta de sus precedesoras. Aún así, considerando lo muchísimo que me ha gustado este locurón hilarante que son las 88 páginas publicadas por Grafito, no creo inconveniente hablar a secas de ellas sin hacer referencia alguna a las que vinieron antes. Y es que, entrando ya en materia —que ya toca, puñetas, que llevo párrafo y medio y he dicho muy poco acerca del tebeo—, da igual por dónde se le quiera coger que estamos, sin lugar a dudas, ante una de las más gratas sorpresas que me he llevado en mucho tiempo. Sí, es incuestionable que no es uno de esos tebeos que vaya a «cambiar tu vida», pero el descacharrante sentido del humor que gasta Santiago Girón y los MARAVILLOSOS dibujos de Fran Carmona son garantes suficientes de que, una vez abras el álbum, te lo tengas que acabar de una sentada.

El primer responsable de ello es la extrema belleza del trazo de Carmona; un trazo que, sometido a los parámetros del estilo cartoon, está a la par con lo mejor que se ha podido ver en un tebeo protagonizado por animales antropomorfizados. Y, sí, ahí estoy metiendo a valores del calibre de ‘Blacksad‘ o ‘Solo‘ —por no hablar de otros de una entidad algo menor como ‘Las 5 tierras‘ o ‘Le chateau des animaux‘—. Quien piense que estoy exagerando, sólo tiene que asomarse a alguna página suelta del volumen para apercibirse de que el talento de Carmona es de esos que se salen de la normalidad, y a las soberbias redondeces de sus personajes, se suman un mimo extremo por el diseño y los escenarios —documentados hasta la maravilla— y una narrativa capaz de saltar del dinamismo al preciso tempo que requiere un chiste visual sin despeinarse.

En este sentido, resulta especialmente loable el que, dentro de ese sentido del humor que es cualidad primera de ‘La oveja samurai’, funcionen tan bien los chistes recurrentes con los nombres de los personajes —el rato que me estuve riendo con uno de ellos…no tiene precio— como otros gags que, tirando de ventosidades corporales, están tan bien planteados y ejecutados que uno no puede sino rendirse ante el asalto de una sonora e inevitable carcajada. Entre risotada y risotada, no obstante, hay lugar para un relato muy bien hilvanado que, sin reinventar la rueda —no hay que ser Holmes para anticiparse a lo que termina pasando— juega a ser tan directo y desprovisto de elevadas intenciones que, sinceramente, se agradece. Insisto, no cambiará vuestra vida, pero a fe mía que el rato que os va a hacer pasar es de esos que tardaréis tiempo en olvidar.

La oveja samurai. La senda del tatuador

  • Autores: Santiago Girón y Fran Carmona
  • Editorial: Grafito Editorial
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 88 páginas
  • Precio: 19 euros
Oferta
LA OVEJA SAMURAI: LA SENDA DEL TATUADOR
  • CARMONA, FRANCISCO (Writer) - CARMONA, FRANCISCO (Author)

Artículos destacados

3 comentarios en «‘La oveja samurai. La senda del tatuador’, desopilante sorpresón»

  1. Me animo a comentarte con lo entusiasmado que estás con la oveja y sus autores y recomendarte también el mejor podcast de cómics, y que tiene el mismo sentido del humor que su obra o más. Se llama lecturas desde el water. No podrás dejar de escucharlo.

    Un saludo

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar