‘La guerra de Quarry’, dos líneas, doble satisfacción

La sola mención de Max Allan Collins despierta en este lector los inigualables recuerdos que, en su momento, hace ya dos décadas, dejó en él tanto la lectura de ‘Camino a la Perdición‘ como la muy brillante y aún más magistral adaptación que Sam Mendes llevó a cabo de la novela gráfica con Tom Hanks y Paul Newman midiéndose frente a la cámara. Huelga decir, pues, que el que cARTEm haya seleccionado esta miniserie firmada por el escritor y guionista para dar pistoletazo de salida a su línea de cómics USA supone toda una alegría, máxime cuando es poco —por no decir nada— lo que Allan Collins se ha prodigado en el mundo de la viñeta desde que, a comienzos de siglo, se sacó de la chistera aquellos relatos intermedios que abundaban en detalles sobre el viaje de los Sullivan o, hace ya la friolera de once años, adaptó una secuela algo trasnochada de su obra original que seguía los pasos a Sullivan Jr. tras la Segunda Guerra Mundial.

Y si bien su voz es más o menos identificable aquí y allá durante las páginas de ‘La guerra de Quarry‘, es notable el esfuerzo de Allan Collins por dar con una idea que no tenga que pasar por las inevitables comparaciones que, con tamaña piedra angular por cimiento como es la que supone ‘Camino a la Perdición’, cabría esperar en cualquier otro escritor. De hecho, lo primero que llama poderosamente la atención de este relato de suspense dibujado con hierática corrección por Szymon Kudranski —siempre nos quedará la duda de qué habría hecho con él Richard Piers Rayner o, aún más, el prodigioso talento de José Luis García López…por citar a dos artistas que ya han colaborado con Collins en el pasado— es la estructura partida a la que nos somete la lectura: por cada dos páginas del desarrollo de la acción, tenemos una centrada en el presente del protagonista y otra en el pasado, un recurso al que cuesta hacerse y que obliga a prestar máxima atención a todo lo que se va contando en un tiempo y otro para, poco a poco, ir montando mentalmente el puzzle de los acontecimientos.

Bien es cierto que, de cuando en cuando, hay que volver sobre nuestros pasos, revisar alguna información, fijarla mejor en la memoria y, posteriormente, continuar acometiendo la lectura con mejores garantías de no perdernos entre tanto cruce de datos. Pero dichos instantes son los menos en un conjunto que funciona casi sin fisuras y que, obviamente, termina haciendo colisionar ambas líneas temporales en un explosivo número final. ‘La guerra de Quarry’, ya lo hemos dicho, habría sido mucho mejor en manos de otro dibujante, pero lo cierto es que el empaque que le aporta Allan Collins al conjunto termina por vencer cualquier reticencia que nazca desde su componente visual para convertir a la lectura en una inesperada sorpresa de esas que gusta encontrarse de cuando en cuando.

La guerra de Quarry

  • Autores: Max Allan Collins & Szymon Kudranski⁣
  • Editorial: cARTEm Cómics
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 112 páginas
  • Precio: 14,95 euros
La Guerra de Quarry
  • Max Allan Collins (Author)

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar