‘Infectado’, convivir con un estigma

Sin saber nada más de aquello en torno a lo que gira ‘Infectado‘, uno podría pensar de partida que menuda maniobra la de David Muñoz y Manuel Meseguer al intentar sacar partido de la pandemia que asola el mundo con un cómic de título tan obvio. Uno podría pensar eso, claro, y estrellarse estrepitosamente por la velocidad poco contrastada de sus reflexiones ya que este magnífico título publicado por Astiberri no gira en torno a la COVID-19 —de hecho, en unos días traeremos por aquí uno que SÍ versa alrededor del virus que ha puesto patas arriba a nuestro planeta— sino que vuelca sus esfuerzos, desde una inspiración que parte de lo autobiográfico, a visibilizar la hepatitis C, una dolencia que acarrea no pocos estigmas por aquello de que sus vías usuales de contagio comparten denominadores con el VIH y cuyo tratamiento, como se describe aquí con todo lujo de detalles, es capaz de dar un vuelco considerable a la existencia de aquél paciente que tenga que sufrirlo.

David Muñoz, como decimos, fue uno de esos pacientes que hubo de sufrir en sus «carnes» la enfermedad y, echando mano de sus experiencias, nos presenta en ‘Infectado’ a Nacho, un escritor frustrado que ayuda a otros compañeros de profesión a pulir sus manuscritos y que asistirá impávido a cómo la enfermedad primero y lo agresivo del tratamiento, después, oblitera todos los cimientos de su más o menos equilibrada existencia, provocando cambios radicales que afectarán a su vida privada y profesional hasta límites insospechados. Lejos de caer en un dramatismo facilón o en la exageración por la exageración —lo que suele provocar un efecto cómico que no siempre funciona según quien lo utilice—, Muñoz opta por la vía directa de la honestidad y llamar a las cosas por lo que son, y dicho recurso nos gana, a golpe de diálogo sincero y cargado de tridimensional humanidad, desde la primera página. De hecho, es ‘Infectado’ una rara avis en la que se conjugan los elementos suficientes como para generar la empatía, no ya con el protagonista, que también, sino con el reducido elenco que le rodea, ya sea el escritor que tiene éxito en su lugar, la novia, el mejor amigo o la jefa que parece no comprenderlo.

Todos ellos tienen su pequeña cuota de conexión con el lector en un volumen que encuentra en las planchas de Manuel Meseguer un EXTRAORDINARIO escaparate para captar la atención de coleccionista que lo hojee en su tienda habitual: de estilo conciso y tremendamente elegante que recuerda a algo así como la mezcla entre los mejores Paco Roca y Nadar —de hecho, la portada del volumen no hace justicia al interior por muy elocuente que sea su diseño—, y con una narrativa precisa, clara e imaginativa cuando así lo requiere el guión, los valores que el dibujante murciano aporta en este, su primer trabajo en el mundillo de la novela gráfica, son de un calado superlativo; tanto que no «nos duele en prenda» afirmar que es gracias a él que un guión muy notable termina sobrepasando con plena comodidad la barrera de lo sobresaliente, convirtiendo a ‘Infectado’ en una de esas lecturas de las que, con toda probabilidad, volveremos a hablar cuando este 2021 toque a su fin.

Infectado

  • Autores: David Muñoz, Manuel Meseguer
  • Editorial: Astiberri
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 136 páginas
  • Precio: 15 euros

Oferta
Infectado (Sillón Orejero)
  • Muñoz, David (Author)

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar