‘El huérfano de Perdide’, la ci-fi en su mejor faceta

Dos afirmaciones que probablemente muchos de vosotros compartiréis y que, espero, sirvan para situaros en pocas líneas. Primera: la ciencia-ficción es mi género favorito. Sí, adoro la fantasía, la fantasía heróica, la aventura, el western y la comedia romántica, pero ninguna llega a mi pasión por la ciencia-ficción. Dos: dentro de la ciencia-ficción, si hay algo que me sublima, y que siempre me ha sublimado, eso es….¡¡un momento!! ¡¡Si digo esto segundo os estaría destripando parte de la maravilla que encierra ‘El huérfano de Perdide‘!! Me callo entonces, me guardo esa segunda afirmación y, con tan sólo el conocimiento de que estamos ante una historia de ciencia-ficción, y que ésta cuenta con mis simpatías instantáneas, adentrémonos un poco en lo que Regis Hautiere y Adrián Fernández nos proponen en esta, una de las llamadas a ser mejores lecturas de 2022.

Por mucho que hubiera disfrutado con anterioridad de alguno de los títulos que de Hautiere han sido publicados en nuestro país —de entre los que me quedaría con la muy simpática ‘Adam Clarks‘ y con la MUY entrañable ‘Abelardo‘—, nada podía prepararnos para lo que el guionista francés nos trae con un relato que se aleja a toda velocidad de cualquiera de lo que le habíamos visto hasta ahora, sobre todo porque el referente más inmediato que tenemos de su trabajo es el segundo álbum de ‘La guerra de los huérfanos‘ y nada podría estar más en las antípodas del volumen publicado por Norma que este que Spaceman Project nos ofrece y del que, cuidado, cuesta sobremanera poder adelantar información sopena de incurrir en los muy temidos spoilers. Sin querer adentrarme en ellos, sí que puedo contaros que ‘El huérfano de Perdide’ gira en torno a un pequeño llamado Claudi que pierde a sus padres tras el letal ataque de unos insectos monstruosos y que, perdido en Perdide, un planeta hostil, necesitará toda la ayuda que, desde el otro confín de la galaxia, le pueda prestar su «tío» Max, un bribón contrabandista construido de forma muy similar por Hautiere a la que George Lucas utilizó para Han Solo y que hará lo imposible para rescatar al pequeño.

Poco más os puedo adelantar de una trama que da mil vueltas y que, aunque conforme se acerca la GRAN revelación deja ver sus cartas desde cierta distancia, no por ello resulta menos apasionante o sorprendente cuando expone su mano completa. En otras palabras, aunque servidor fue capaz de entrever hacia dónde se dirigía el relato, la excitación que provocó el que fuera lo que preveía hizo que, llegado el momento, la confirmación de mis sospechas no hiciera sino engrandecerlo. Más, hablando de engrandecer la extrema variedad y el perpetuo movimiento del que hace gala una lectura cargada de sensaciones, no podemos sino aplaudir con energía el superlativo trabajo de Adrián Fernández, un dibujante que apenas se ha prodigado con ediciones en castellano de sus trabajos al otro lado de los Pirineos y del que, a la luz de estas páginas, querríamos ver MUCHO más: enérgicas, vibrantes, con diseños magníficos y un color espléndido, las planchas de Fernández para ‘El huérfano de Perdide’ redondean de manera perfecta una lectura asombrosa que nos ha ganado de principio a fin. Insistimos, de lo mejor de 2022…y, sino, tiempo al tiempo.

El huérfano de Perdide

  • Autores: Regis Hautiere y Adrián Fernández
  • Editorial: Spaceman Project
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 112 páginas
  • Precio: 23 euros

El huérfano de Perdide
  • Hautière, Régis (Author)

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar