‘El enebro’, explorar la fantasía

Pocas semanas después de habernos maravillado con ese fantástico trabajo que, ya lo dijimos, al menos en lo que a ella se refería era INTACHABLE; Núria Tamarit nos sorprende con un pequeño proyecto, al menos en comparación con la enormidad de ‘Giganta’, y, sin salirse de los parámetros que marcaba el extenso y variado cuento urdido por Jean-Christophe Deveney, se acerca como autora completa a un cuento poco conocido de los hermanos Grimm en esta adaptación que es ‘El enebro‘; y, al hacerlo, Tamarit deja claras dos cosas. Una, que sus tebeos funcionan mucho mejor cuando es ella la que dictamina por qué derroteros debe discurrir la historia—de acuerdo, esto es una adaptación y no una idea original como la maravillosa ‘Dos monedas‘—. Y, dos, que su muy reconocible estilo es, por ahora, la mejor baza con que cuenta la autora para que caigamos irremisiblemente rendidos a sus pies.

Y es que a aquél que se asome a las páginas de ‘El enebro’ les esperan similares y potentes sensaciones a las que nos llevamos con cualquiera de los trabajos previos de la valenciana en general y, por supuesto, con ‘Giganta’ en particular, arropándose las planchas de este cuento en la misma claridad de ideas que, a todos lo niveles —trazo, narrativa, composición, uso del color, ritmo…—, consigue imprimir Tamarit en unas viñetas hermosas, preñadas de una inocencia que, en lo que a este relato atañe, juega incluso a la contra con respecto a la crueldad de las ideas de los Grimm. Al hacerlo, al plantear un tono visual tan contrapuesto en instantes a lo que la historia va desplegando, la artista logra añadir capas de significado y hacer suya tanto la vetusta tradición popular que recopilaron los Grimm como el modo en que la dejaron escrita para la posteridad.

Por su brevedad, y sin querer incurrir en destripes para aquellos que lo desconozcan, a la hora de suscitar vuestra curiosidad con respecto a de qué va ‘El enebro’, sólo puedo recurrir a copiar y pegar aquí las pocas líneas que La Cúpula ha incluido en la ficha y la contraportada de la magnífica edición que dedica al tebeo —porque vaya si es magnífica: cartoné, sobrecubierta, papel de alto gramaje y una impresión magnífica…—

Anja desea con fervor tener un hijo rojo como la sangre y blanco como la nieve, y para ello está dispuesta a entregar su propia vida. En la tragedia, su esposo Jacob tal vez podría rehacer la suya, pero… ¿y si su nueva mujer quisiera otro hijo y repudiase al primero?

Y, oye, creo que para picar la curiosidad, son más que válidas ¿no? Así que, ya sabéis, a hincarle el diente más pronto que tarde a esta dulce manzana que es ‘El enebro’ y a esperar, cual agua de mayo, como ya estamos haciendo nosotros, lo que sea que ahora mismo se cuece en el estudio de Núria Tamarit.

El enebro

  • Autores: Núria Tamarit
  • Editorial: La Cúpula
  • Encuadernación: Cartoné con sobrecubiertas
  • Páginas: 64 páginas
  • Precio: 8.50 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar