‘Los juicios escolares’, justicia y diversión

losjuiciosescolares

Mientras esperamos a que llegue a nuestro país la nueva serie creada por el guionista Tsugumi Ohba y el dibujante Takeshi Obata, los dos grandísimos autores de ‘Death Note’ y ‘Bakuman’, tenemos la oportunidad de disfrutar de los dinámicos dibujos de este último en una colección titulada ‘Los juicios escolares’, cuyo primer número ha llegado recientemente a las estanterías de la mano de Norma. En esta ocasión, Obata se encarga de ilustrar los guiones de Nobuaki Enoki, que debuta con esta obra dirigida al público juvenil donde misterio y humor van de la mano. La colección, compuesta por tres volúmenes, nos remite a un Japón que está atravesando una grave crisis educativa. El acoso escolar y los maltratos físicos están a la orden del día dentro de las aulas, y para intentar solucionarlo el gobierno pone en marcha una singular iniciativa conocida como “los juicios escolares”, en donde son los propios niños quienes investigan estos sucesos y se sirven de las leyes para impartir justicia.

La acción arranca de inmediato, sin apenas preámbulos, y ya desde el primer capítulo encontramos un caso inquietante que es necesario resolver. Alguien ha descuartizado a Suzuki, la lubina que es la mascota de una de las clases de la escuela de primaria Tenbin. El principal sospechoso es el tímido e inseguro Tento Nanahoshi. Su suerte queda en manos de otros dos niños que cumplen la función de abogado y fiscal, respectivamente. El primero de ellos es Abaku Inugami, un muchacho inteligente y observador al que, utilizando sus propias palabras, le encanta refutarlo todo. Es el típico niño sabiondo y contestón de la clase que, eso sí, siempre actúa movido por su sentido de la justicia. A él se enfrenta Pine Hanzuki, la fiscal, que con su vestido y su cetro de heroína del shojo está decidida a que ningún crimen quede sin castigo. Tres casos componen el contenido de este primer volumen, junto con una cuarta investigación que se inicia aquí y que se resolverá en el siguiente.

juiciosescolares

La premisa de ‘Los juicios escolares’ nos puede recordar un poco a ‘PCP (Perfect Crime Party’), uno de los mangas ficticios creados por los dos jóvenes protagonistas de ‘Bakuman’, la anterior serie de Obata. En aquella serie, tres estudiantes de primaria forman un grupo con el que pretenden ejecutar el crimen perfecto dentro del entorno de su escuela. No se trata, eso sí, de crímenes graves ni perversos, sino de pequeñas acciones destinadas a alterar de algún modo la normalidad de la rutina escolar. La diferencia en este nuevo manga es que los culpables no salen impunes, y que el eje central de cada historia no es la preparación del delito en sí, sino su resolución a través de un juicio. El público al que va dirigido ‘Los juicios escolares’ es más joven que el de los anteriores mangas de Ohba y Obata, de ahí que el tono sea más ligero y que no se presenten dilemas morales especialmente complejos. A ojos de un lector adulto, estas historias pueden resultar un tanto ingenuas, pero están resueltas con un un puntito de intriga y con un ritmo tan dinámico que la lectura resulta muy divertida.

En cuanto a Obata, su labor en ‘Los juicios escolares’ es impecable. Es un autor con un estilo muy limpio y toneladas de recursos gráficos que enriquecen la narración y le aportan muchísima fuerza visual. Este mangaka es capaz de conseguir que una conversación de almohada se convierta en algo tan vertiginoso como una persecución a bordo de un todoterreno. Cada página está llena de energía, de planos impactantes, líneas cinéticas y muecas imposibles, con unos personajes cargados de personalidad gracias a su vestimenta y su lenguaje corporal. La aportación de Obata es fundamental para que este manga, que en manos inexpertas podría haber sido desdeñable, tenga una chispa que lo hace recomendable para lectores de cualquier edad. Si tenemos claro que se trata de una obra ligera sin grandes pretensiones, nos lo pasaremos en grande con los tres volúmenes que la componen.

Los juicios escolares nº1 (de 3)

  • Autores: Nobuaki Enoki y Takeshi Obata
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Rústica con sobrecubiertas
  • Páginas: 192
  • Precio: 8 euros

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.