The Blue Lion y Okiya, dos pequeños juegos para partidas rápidas en pareja

blueokiya

El pasado mes de enero Morapiaf editó en nuestro país dos juegos de mesa con algunos denominadores comunes: ser perfectos para disfrutar de partidas rápidas de unos 15 minutos entre dos jugadores, resultar muy económicos y ser fácilmente transportables. The Blue Lion es un juego de memoria y capacidad táctica mientras que Okiya podría definirse como una versión vitaminada del cuatro en raya en el que debemos conseguir un patrón determinado o llevar a nuestro oponente a un punto en el que no pueda realizar ningún movimiento.

The Blue Lion, ladrones de guante blanco

bluelion

Paris. El Louvre acoge una exposición con los diamantes más famosos del planeta. Entre ellos destaca el Blue Lion, también conocido como Ojo Azul, un diamante de pureza y color únicos. Por supuesto, y pese a las estrictas medidas de seguridad, esta gema se convierte en el objetivo primario de la élite de los ladrones de guante blanco.

En The Blue Lion los jugadores se ponen en los zapatos de Arsène Lupin y Lady X, dos ladrones de guante blanco con una gran rivalidad que compiten por hacerse primero con el famoso diamante. Como hemos dicho se trata básicamente de un juego de memoria formado por seis losetas de dos caras con diferentes ilustraciones por cada una que se colocan al azar formando una fila.

En cada turno podemos hacer una (tan solo una) de las siguientes acciones: mover una loseta de un extremo al otro, intercambiar la posición de dos losetas adyacentes o darle la vuelta a una de ellas con la intención de que se den alguna de las tres combinaciones deseables. Estas son: capturar a nuestro oponente haciendo que su loseta (aquella con la ilustración de su personaje) quede entre dos inspectores (lo que nos otorga además un diamante), sustraer un diamante encerrándolo entre dos losetas con nuestro personaje (recompensado por dos diamantes), o dar el gran golpe colocando tres diamantes de forma consecutiva para llevarnos igual recompensa.

El primer ladrón que consiga siete diamantes gana la partida.

bluelion2

Se trata sin duda de un juego muy sencillo pero también altamente adictivo en el que ser capaz de seguirle la pista a cada una de las seis losetas recordando su cara oculta es fundamental para asegurarnos un lugar destacado entre los mejores ladrones del mundo.

The Blue Lion (2011)

6.5TRÈA BIEN
  • Autor: Bruno Cathala y Sylvain Duchêne
  • Editorial: Morapiaf
  • Edad: 8+
  • Duración: 10 minutos
  • Jugadores: 2
  • Precio: 9 euros

    Lo bueno

  • Bueno, bonito y barato.
  • Perfecto para el verano (las losetas no saldrán volando de tu toalla si te lo llevas a la playa o la piscina).
  • Independiente del idioma.

    Lo malo

  • Los diamantes molan pero el control de calidad de las losetas podría ser algo superior.

Sitio oficial The Blue Lion

Okiya, memorias de una Geisha

okiya

Bajo la sombra de los cerezos en flor, las dos Okiyas (tradicionales casas de Geishas) más poderosas de todo Japón compiten por ganarse los favores del emperador.

Otro pequeño juego abstracto de Bruno Cathala basado a su vez en Kamon, obra del mismo autor. En Okiya debemos adelantarnos el máximo número posible de movimientos para forzar a nuestro oponente a bailar a nuestro son. Para la preparación de la partida barajamos y distribuimos de forma aleatoria 16 losetas formando un tablero de 4×4 piezas, cada una mostrando uno de los cuatro tipos de vegetación (arce, cerezo, pino e iris) combinados a su vez con cuatro símbolos (sol naciente, tanzaku -el trozo de papel en el que los japoneses escriben sus deseos-, pájaro y lluvia).

El jugador inicial escoge una loseta del borde exterior del tablero y la sustituye por una de sus piezas de geisha. Ahora es el turno de su oponente, quien deberá escoger una loseta con el mismo tipo de vegetación o símbolo de la retirada anteriormente. De este modo, los turnos se van sucediendo hasta que se dan una de las siguientes condiciones de victoria:

  • Un jugador forma una linea en cualquier dirección con cuatro de sus geishas
  • Un jugador forma un cuadrado de 2×2 con cuatro de sus geishas
  • Un jugador escoge una loseta que deja sin opciones a su oponentes (no quedan en el tablero losetas con el mismo tipo de vegetación ni símbolo)

Tan fácil como eso.

okiya2

Okiya (2012)

6UUMMM
  • Autor: Bruno Cathala
  • Editorial: Jactalea / Morapiaf
  • Edad: 7+
  • Duración: 15 minutos
  • Jugadores: 2
  • Precio: 9 euros

    Lo bueno

  • Invita a jugar múltiples partidas consecutivas.
  • Independiente del idioma.
  • La temática japonesa siempre es un punto a favor para nosotros.

    Lo malo

  • Si buscas un juego para echar toda una tarde, este no es el más idóneo, pero claro, nunca fue ese su objetivo.

Sitio oficial Okiya

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en

1 Comentario

  1. Me gustan mucho los juegos para dos y los juegos para más que están bien escalados para dos personas. Estos formatos son muy apañados para juegos playeros/piscineros.

    Concretamente estos dos juegos están muy bien. Tienen la suficiente estrategia para pensar un poco pero no son largos y se presta a revancha.

    Para quien le gusten los juegos de dos, recomiendo Exploradores (de Reiner Knizia), Robotory, y algo más sesudo y con temática de SdlA, The lord of the rings: The Confrontation, que es una especie de ajedrez (salvando muuucho las distancias) con colocacion secreta de personajes

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.