Imperial Settlers coloniza nuestra mesa de juego

Imperial Settlers

Imperial Settlers es un juego de Ignacy Trzewiczek, autor polaco con varios títulos bastante interesantes a sus espaldas como son Robinson Crusoe, Stronghold o 51st State, este último, el juego del que Imperial Settlers toma prestadas sus mecánicas. Fue presentado hace apenas una semanas en Essen durante la Spiel 2014, y podemos afirmar sin ninguna duda que ha sido uno de los que mayor expectación (y probablemente éxito) ha cosechado.

Es un juego de cartas, de civilizaciones, en el que deberemos aprovechar las características particulares de la civilización que controlemos para sacarles el mayor partido hasta convertirnos en la más prolifera. Puede jugarse en solitario o hasta 4 jugadores, y la partida puede durar entre 45 y 90 minutos dependiendo del número de jugadores.

Durante la partida no solo tendremos que gestionar los recursos que obtenemos, sino también la mano de cartas, y muy importante, el orden en que vayamos haciendo nuestras acciones. 

El juego esta publicado por Portal Games en ingles y polaco, pero no asustarse, porque lo cierto es que, aunque las cartas tienen texto, este se entiende bastante bien y no es nada complejo. 

Veamos que podemos encontrar en la caja.

Componentes

La caja es de tamaño estándar, tipo Colonos de Catan, o Dominion. Viene con un inserto, para rellenar el vacío que tiene… El caso es que, sí, sobra espacio en la caja, pero se prevé que más adelante sacaran expansiones así que ese suave aire polaco adicional puede venir bien (consuelo de tontos :P). 
Como curiosidad mencionar que en el inserto han añadido un par de chistes, uno de ellos a modo de “huevo de pascua” que deberás buscar, jeje. Original cuanto menos.

Imperial Settlers

Tenemos un par de troqueles, con marcadores de cartón en un grosor aceptable: monedas, multiplicadores de recursos, marcadores de puntos… También cuatro tableros para cada civilización: romana, bárbara, egipcia y japonesa, y otro tablero más para la puntuación y controlar las rondas de juego.

En madera vienen marcadores de recursos y también unos mepples que representan trabajadores. Son originales y están chulos, pero para mi gusto son muy pequeños, la verdad. Por último, tenemos los mazos de cartas: cuatro específicos para cada civilización de 30 cartas, y un mazo común de 80 cartas.

El diseño de las cartas es atractivo, con una estética desenfadada que entra bastante por los ojos.
 Cada una puede tener varios usos, al más puro estilo de Gloria a Roma pero sin pasarse tanto, y son bastante claras gracias a una serie de iconos que no dejan duda sobre los beneficios que ofrecen.

El reglamento, lo encuentro perfectamente estructurado, y al final tiene aclaraciones de cartas particulares y también, las excepciones para el juego en solitario y otras variantes que nos proponen.

Mecánica

Una partida de Imperial Settlers está dividida en cinco rondas. Al final de la 5ª ronda se hace un recuento de puntos y se determina quién tiene la mayor cantidad de puntos de victoria, que será el ganador. Cada ronda, tiene la siguiente estructura:

  • Fase de Preparación: donde los jugadores obtienen nuevas cartas.
  • Fase de Producción: cada civilización obtiene una serie de recursos.
  • Fase de Acción: los jugadores se alternan para realizar acciones, hasta que todos los jugadores pasen turno.
  • Fase de Mantenimiento: se descartan todos los recursos no usados.

Pero antes de ver un poco más detenidamente cada fase, echémosle un vistazo a las cartas:

Imperial Settlers

Las cartas representan localizaciones o edificios. Hay dos tipos, comunes y exclusivas de cada civilización. Y todas se dividen también en tres clases: producción, habilidad y acción. Dependiendo de la clase que sean, las colocaremos cuando las construyamos en un lugar o en otro junto al tablero de nuestra civilización para ayudarnos a verlo todo más claro.

Las cartas de producción, como su nombre indica, producen un recurso en cada ronda. Las cartas de habilidad, no dan nada de base, pero ofrecen recursos o tratos cuando se produce otra acción o la construcción de una localización o edificio concreto. 
Por ultimo las cartas de acción, se convierten en nuevas opciones para realizar en la fase de acción, abriendo más el abanico de posibilidades.

Las cartas del mazo de civilización pueden utilizarse también para obtener recursos concretos cada turno, que añadiremos a la producción de nuestra civilización. Y las cartas comunes pueden ser saquearlas para obtener de forma rápida recursos o tratos instantáneamente (pero estos no serán añadidos a nuestra producción cada ronda). Veis entonces, que cada carta, puede tener dos usos diferentes.

Fase de Preparación

En esta fase cada jugador roba una carta de su mazo de civilización. Luego, del mazo común, se roban tantas cartas como jugadores más una, y se colocan bocarriba. Empezando por el jugador inicial, escoge una carta y la añade a su mano. Luego el siguiente jugador hace lo mismo, finalmente se descarta la que sobra. Se repite la misma operación, pero esta vez, empieza eligiendo el jugador que escogió en último lugar. De esta forma, se balancea un poco la aleatoriedad de robar cartas o ser el último en elegir.

En resumen, acabas añadiendo a tu mano, una carta de tu mazo de civilización, y dos cartas del mazo común. No hay límite al número de cartas que puedes tener en mano.

Imperial Settlers

Fase de Producción

Cada civilización tiene detallado en su tablero qué produce de principio. A esta producción se suma la que generen los edificios o localizaciones que así lo indiquen y los tratos que realicemos. Hay tres tipos de recursos, que son madera, comida y piedra. Principalmente se usan para construir o activar acciones. Tenemos también monedas, que sirven de comodín para sustituir algún recurso.

Unos mepples rosas que representan nuestros trabajadores nos permitirán activar acciones o conseguir cualquier recurso o carta canjeando dos de ellos; y unas espadas, que representan poder militar, servirán principalmente para saquear cartas comunes y obtener recursos rápidamente, o también para hacer lo propio con localizaciones o edificios de los adversarios (obteniendo también beneficios). Por último, tenemos unos escudos que representan defensas frente a estas incursiones.


Fase de Acción

En esta fase los jugadores se alternan realizando acciones. Las opciones que tenemos son las siguientes:

  • Construir un edificio o localización de nuestra mano, pagando su coste. Un detalle a tener en cuenta es que si es un edificio de producción, instantáneamente recibimos lo que produce y añadiéndolo a nuestra reserva. Algunos edificios tienen además un bonus en su construcción que nos otorga más recursos o beneficios (cartas, trabajadores o poder militar). De esta forma, tenemos que plantear bastante bien el orden en que construimos.
  • Cambiar dos trabajadores por un recurso a elegir.
  • Saquear una carta común de nuestra mano o que otro jugador tenga en juego para obtener los recursos indicados. Durante nuestro turno podemos colocar el escudo defensivo en uno de nuestros edificios o localizaciones para dificultar esto.
  • Activar una acción de una de nuestras localizaciones o edificios en juego. Los recursos o trabajadores que se usen para activarla se dejan encima de la carta para marcar que ya ha sido usada. La gran mayoría solo se puede usar una o dos veces por ronda
.
  • Hacer un trato, pagando una comida, para aumentar la producción de un recurso usando una de las cartas de nuestra civilización que tengamos en la mano. Igual que pasaba al construir un edificio de producción, recibimos al instante el recurso que se produzca.

Un jugador realiza en su turno una y solo una de estas acciones, y pasa el turno al siguiente jugador, hasta que le vuelva a tocar. Así sucesivamente, hasta que pasen todos los jugadores, bien porque no tengan nada más que hacer o porque quieran dejar de hacer acciones. 
Durante esta fase bien por acciones o habilidades, pueden generarse puntos de victoria que se suman automáticamente al marcador del jugador en el tablero.

Fase de Mantenimiento

Después de que todos los jugadores hayan pasado, se descartan TODOS los recursos, monedas, trabajadores, y marcadores que no se hayan usado (las cartas son la excepción, y sí que se conservan). De forma excepcional podremos quedarnos con un tipo de recurso indicado en nuestro tablero de civilización.
 Esto es un detalle más a tener en cuenta a la hora de planificar nuestras acciones, ya que será un desperdicio acabar el turno con exceso de marcadores sin usar que no podamos guardar. Se mueve el marcador de ronda, se pasa el marcador de jugador inicial al siguiente, y ya estamos listos para empezar una nueva ronda.

Imperial Settlers

En la ultima ronda, se cuentan los puntos de victoria que otorgan los edificios y localizaciones y se suman al total obtenido por cada jugador durante la partida. El que tenga mayor puntuación, será el ganador. Sencillo, ¿no?

Conclusión

No he querido meterme en detalle sobre cómo se saquean los edificios rivales, el significado de los colores de las cartas, o los entresijos y reglas particulares de cada civilización para no alargarme, pero espero que haya servido para haceros una idea de qué nos ofrece este juego. Un juego que aun sin ser nada novedoso, logra simplificar y depurar las mecánicas de 51st State (un juego que, a mi por ejemplo no me atraía nada) presentándolo de un modo mucho más atractivo.

El punto fuerte del juego pienso que son las particularidades de cada civilización, cada una con su propia táctica para obtener puntos de victoria. Los mazos de civilización son bien diferentes, y tener en cuenta que son de 30 cartas, de modo que cuando saquen expansiones (que las van a sacar), la intención es que esas 30 cartas sean configurables a gusto del jugador.

La interacción está presente, no solo a la hora de elegir cartas, sino, con los edificios que afectan al resto de jugadores robándoles recursos o anulándoles otros edificios o localizaciones. Por no hablar del tema del saqueo, claro. Siempre estás ojeando un poco lo que tienen los demás por si las moscas, de modo que no se puede decir que sea un solitario multijugador como puede dar la impresión tras leer el reglamento.

Por cierto, este incluye múltiples variantes de juego, como un solitario bastante logrado o una modalidad pacífica para quienes no disfrutan demasiado de la confrontación (aquí sí que el juego se convierte en un solitario multijugador, jeje).

Imperial Settlers

Imperial Settlers es un juego que me ha gustado mucho, muy rejugable y con un prometedor futuro en forma de las mencionadas expansiones. A dos jugadores es muy recomendable, es rápido y fresco, pero con cuatro puede alargarse demasiado especialmente si vuestro grupo de juego es propenso al análisis parálisis. Quizás conforme los jugadores conozcan mejor el estilo de juego de la civilización que controlan, la cosa vaya mas rápida pero inicialmente ya conocéis mi consejo: dos jugadores.

Pues nada más, espero que os haya gustado la reseña y os sirva para interesaros en este juego que pienso que va a dar bastante que hablar, y para mi es lo mejorcito de Essen 2014.

Imperial Settlers

Imperial Settlers (2014)

  • Autor: Ignacy Trzewiczek
  • Ilustración: Tomasz Jedruszek
  • Editorial: Portal Games
  • Edad: 10+
  • Duración: 60 minutos
  • Jugadores: 1-4
  • Precio: 40 euros

    Lo bueno

  • Civilizaciones bastante bien diferenciadas y muy distintas de jugar.
  • Modo para un jugador, siempre es una ventaja para lobos solitarios.
  • La estética y componentes entran por los ojos.

    Lo malo

  • Los marcadores de madera son demasiado pequeños.
  • La caja tiene “algo” de aire.
  • No es independiente del idioma así que para jugadores nulos en ingles, va a requerir maquetado del juego con pegatinas en las cartas.

Sitio oficial Imperial Settlers (Portal Games)
Imágenes BoardGameGeek

Etiquetas

Sagres @_Sagres_

Aficionado a los Juegos de mesa y wargames en fase de vampirismo. Consumidor de casi todo tipo de cine (del bueno y del malo). Muy fan de todo lo que rodea la Segunda Guerra Mundial, aunque no me considero un belicista. Doctorado en citas de Los Simpsons y Friends.

Compartir este Artículo en

3 Comentarios

    • Hola!

      Justo arriba de esta pagina, a la derecha, tienes un link a ZACATRUS! una tienda, quizás lo tengan…

      Aunque si esperas unos meses…en Primavera, creo que Edge lo saca en Castellano, y lo tendrás mas fácil de conseguir 🙂

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.