Superhéroes solidarios versión Iron Man, Star Lord y Capitán América

Hoy os traigo dos historias con algo en común: superhéroes de la gran pantalla que deciden aprovechar su popularidad para poner un granito de arena y hacer felices a un puñado de niños. La primera es la de Chris Pratt (Star Lord en Guardianes de la Galaxia) y Chris Evans (el Capitán América en persona), dos fans de la Liga Nacional de Futbol Americano, la NFL, enfrentados por la rivalidad de sus equipos locales, los New England Patriots de Boston y los Seattle Seahawks de Washington respectivamente. La Super Bowl comenzó, y así se desarrollaron los acontecimientos:

Vaya, vaya, vaya @prattprattpratt, parece que nuestros equipos van a enfrentarse. Durante las próximas 2 semanas, no eres mi amigo, eres mi enemigo.

@ChrisEvans Ambos sabemos que tan solo hay un Capitán América y su nombre es Russell Wilson. #UnidosporlaSuperBowl #LOB [NdT: Legion of Boom, el secundario de los Seahawks] #Repetir

@prattprattpratt Cuidado con lo que dices. ¿Apostamos? #queesunseahawkdetodosmodos #algoquecazatombrady

@ChrisEvans OK. Si gana Seahawks volarás hasta Seattle y visitarás el hospital @seattlechildren como Capitán América, ondeando la camiseta del nº12.

@prattprattpratt Acepto. Y cuando los Patriots humillen a tus pollos marinos, espero que Star Lord vaya al @chris_haven con la camiseta de Brady.

Pratt perdió la apuesta, así que visitó Christopher’s Haven, un hogar para familias de niños recibiendo tratamiento oncológico en Boston…

Evans había ganado, pero no podía dejar con la cara partida a los niños del Seattle Children’s así que también cumplió con su parte presentándose de esta guisa…

Dos buenazos, vamos. Y aquí es cuando pasamos a la segunda historia, la de un héroe muy real llamado Albert Manero, un estudiante del doctorado de ingeniería mecánica y su equipo de Limbitless Solutions, un proyecto de la Universidad de Florida en el que gracias al trabajo de voluntarios y tecnologías como la impresión 3D, crean prótesis biónicas por una fracción de su coste para donarlas a los niños que las necesiten. Albert pensó que a Alex, un chico de 7 años que nació con uno de sus brazos parcialmente desarrollado, quizás le haría ilusión recibir una prótesis muy especial modelada tomando como base la armadura de su superhéroe preferido, Iron Man. Robert Downey Jr. no pudo resistirse a la invitación.

Y por si no lo habéis visto bien, este es el nuevo brazo del chico…

realheroes3

¿Tomarán ejemplo el resto de personajes del universo cinematográfico de Marvel?

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en

1 Comentario

  1. Seguí la historia de Chris Evans y Chris Pratt desde el principio, y la verdad es que sí, me parecen superhéroes en toda regla. Son gestos que a ellos les cuestan poco y no me quiero imaginar lo felices que habrán hecho a todos esos chavales.

    Lo de Robert Downey Jr también me parece un gesto muy majo. Me encanta cuando le preguntan que si sabe quien es y el dice por lo bajo “Ironman”. Desde luego Marvel sabe elegir a sus superheroes.

Deja un Comentario