‘Redshirts’, está muerto, Jim

redshirts-john-scalzi

¿Cuántes veces hemos visto los fans de Star Trek a esos tripulantes de camisas rojas morir de las formas más variadas para que los protagonistas puedan lucirse en el episodio de turno? Casi tantas como como decir al Doctor McCoy su lapidaria frase ‘Está muerto, Jim’, como si no fuera más que evidente el destino del personaje en cuestión. Scalzi parte de la curiosa idea de narrarnos las aventuras de la nave insignia de una organización sospechosamente parecida a la Federación de Planetas Unidos desde el punto de vista de estos personajes prescindibles. ¿Serán conscientes de ser carne de cañón? ¿Cómo reaccionarán cuando se anuncia que ha sido elegidos para una misión de exploración?

Desde este punto de partida, el camino que puede tomar la narración puede ser el de una comedia al uso, tipo Mundodisco en el espacio, por decir algo, o ir a buscar algo más y meterse en jaleos meta-referenciales que tan de moda parecen estar. Y es este último enfoque el que adopta el autor: lo que comienza como una simple historia de aventuras de unos desgraciados espaciales, se va tornando en una historia más extraña según avanza la narración, tomando inspiración de alguna que otra película que se nombra en el mismo texto. De hecho, estas mayores miras del libro quedan refrendadas por la existencia de tres codas que lo cierran y que también se mencionan en el subtítulo original.

¿Consigue Scalzi su objetivo de aunar miles de referencias trekkies, chistes más o menos curiosos y un trasfondo mayor para su obra? En mi opinión, no. El propio autor parece atrapado en el planteamiento de la misma, porque ¿son los personajes planos e intercambiables porque lo son los de este tipo de series? ¿Cae en lugares comunes como guiño o es que no consigue hacer otra cosa? Ese es el problema principal del libro: tras un comienzo más o menos entretenido, en el que vemos que los protagonistas no destacan precisamente por su profundidad pero se mantiene el interés por descubrir que nos tiene reservado, una vez se colocan las cartas sobre la mesa parece que pierde todo el fuelle y no queda mucho más que contar. El querer imitar el estilo de la serie no parece justificación para la escritura tan desgarbada que nos muestra el autor a lo largo del libro, con numerosos pasajes que no son más que diálogos muy directos en los que nos tiene que indicar qué personaje dice cada cosa a riesgo de que no lo sepamos por lo intercambiable de los mismos. Hasta el nudo principal del argumento es el de el típico capítulo de Star Trek rodado en los estudios de otra serie ambientada en la actualidad para ahorrar costes.

El conjunto se queda en la pura anécdota que da origen al relato pero no es capaz de llevarla mucho más allá. La novela ganó sin embargo los premios Hugo y Locus, así que quizás soy yo el que no le ve la gracia al asunto, pero me parece mucho más conseguida, con sus problemas, la película Galaxy Quest (corramos un tupido velo sobre la traducción española del título) que esta novela que quizás es demasiado autoconsciente para su propio bien. Curiosa pero no mucho más por desgracia.

Redshirts

  • Autor: John Scalzi
  • Editorial: Minotauro
  • Encuadernación: Rústica con solapa / Digital
  • Páginas: 320
  • Precio: 18,00 / 9,99 euros

Etiquetas

Juan Pablo Escribano Santana @

Acumulador compulsivo de BDs, libros y juegos de pc, sólo el hecho de haberse pasado prácticamente al digital en estos dos últimos impide que tenga que dormir en el suelo para dejar sitio a las montañas de libros por leer o juegos por jugar. Y encima me han liado para escribir aquí alguna tontería que se me ocurra… pierdo toda esperanza de conseguir disminuir la pila en los próximos años. Las pelis, por lo menos, se ven más rápido.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.