‘Yoko Tsuno. Vinea en peligro’, clásico del sci-fi francobelga

Antes de entrar en «materia», hay algo que llama poderosamente la atención de este primer integral que Ponent Mon ha publicado en castellano con Yoko Tsuno como protagonista;, y es el hecho de que éste no sea en realidad el primero sino el que al otro lado de los Pirineos servía a Dupuis como cuarta entrega de los volúmenes dedicados a recopilar las aventuras de la heroína imaginada por Roger Leloup allá por principios de los 70. Es más, también resulta tremendamente peculiar que la casa francesa incluyera en el mismo los álbumes 8, 10 y 13 de la serie original, aunque esa sensación sólo sea previa y la lectura nos descubra que dicha selección responde a una suerte de arco argumental que se desarrolló en los citados ejemplares.

Pero volvamos a Ponent Mon, a la estupenda edición que realiza la editorial española del material original y, siendo imposible afirmar con cierto fundamento cuál habrá sido el argumento que habrá llevado al responsable máximo del sello a querer ofrecer primero el material aquí recogido, fijemos nuestra mirada en valorar de forma inicial si dicha decisión interpone severas dificultades para aquel lector que no conozca al personaje o su universo y quiera adentrarse en él. La respuesta es un rotundo NO. Gracias a una extensa introducción, de obligada lectura tanto si se está familiarizado con la obra como, sobre todo, si el desconocimiento hacia la misma es total, acercarse a Yoko Tsuno no resulta farragoso en absoluto, y las muchas claves que incluyen las páginas previas a la lectura propiamente dicha son más que suficientes para hacerse una idea bastante aproximada de lo que hasta entonces ha trascendido en los álbumes previos. Bien es cierto que hubiera sido deseable que la cuidada edición española arrancara con el primer integral pero, como digo, tan curiosa decisión no juega en contra del potencial disfrute de un volumen que, ante todo, es entretenido a rabiar.

Ahora bien, bajo es pátina constante de entretenimiento con la que Roger Leloup es capaz de hablarnos desde cuatro décadas atrás —los tres álbumes aquí incluidos aparecieron a lo largo de los 70—, ‘Yoko Tsuno’ ofrece mucho más al lector de ciencia-ficción que no se conforme con una mera «aventurilla» al uso. Para empezar, y aún asumiendo cierto intermitente hieratismo en los personajes, la pulcritud del trazo del antiguo colaborador de Hergé hereda del maestro de la línea clara el gusto por las composiciones diáfanas y porque la viñeta quede en todo momento detallada con escenarios brillantemente imaginados —algo que no es de extrañar si consideramos que era en este aspecto en el que ayudaba al creador de Tintín—. Así, los diseños de Leloup para arquitecturas imposibles y maquinaria fantástica inundan unas páginas que huyen de la confusión o, por ende, de cualquier tipo de experimento estructural a lo Fred.

Pero no se queda ‘Yoko Tsuno’ en su pretensión de dejarnos más o menos boquiabiertos con lo espléndido de su dibujo y, como comentaba al comienzo del párrafo anterior, las aventuras futuras en el otro confín de la galaxia de esta joven japonesa hacen —aunque sólo sea aquí y allá— lo que la buena ciencia-ficción ha hecho siempre, hablar de la realidad del momento desde lo «fantástico». Algo de eso hay en la aventura que lleva a Tsuno a encontrarse con los Titanes, unos insectos gigantescos cuyo desconocido propósito será el hilo conductor de buena parte de este «Vinea en peligro». Un algo que podría relacionarse con ciertos aspectos de los convulsos años 70 y que añade ciertas capas de significado a una cabecera que, aún activa —el último álbum apareció en 2015—, es una de las más importantes que ha dado el sci-fi aviñetado en el tebeo francobelga.

Yoko Tsuno. Vinea en peligro

  • Autores: Roger Leloup
  • Editorial: Ponent Mon
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 176 páginas
  • Precio: 32,30 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.