‘Wonderball 2. El fantasma’, hipnótica

En el transcurso de la entrada que dedicamos al primer álbum de ‘Wonderball’ hace poco más de un mes, me refería en un momento dado a la nueva apuesta de Norma por el género negro y policíaco como “una de esas lecturas que absorben hasta tal punto que resulta imposible dejarlas una vez se ha comenzado con ellas”. Dicha cualidad era la que sobresalía de forma más ostensible de 56 páginas vibrantes, enérgicas e intrigantes en las que la labor de Fred Duval y Jean-Pierre Pécau en la construcción del carismático protagonista —ese inspector Spadaccini que se ve envuelto en una conspiración cuyo alcance poco puede imaginar— quedaba engalanada por el soberbio trabajo de Colin Wilson a los lápices, aportando la riqueza gráfica del artista neozelandés y la marcada personalidad cinematográfica de su narrativa los enteros necesarios para hacer de aquél primer volumen una lectura más que notable.

Corroboradas y ampliadas sobremanera toda vez se cierra este ‘El fantasma’, queda claro que, se prolongue lo que se prolongue, ‘Wonderball’ forma ya parte indisoluble de las cabeceras del otro lado de los Pirineos que este redactor considera imprescindibles. Que tal logro lo haya conseguido con tan sólo dos entregas viene a hablar, qué duda cabe, de la solidez de una propuesta que funciona como un mecanismo de relojería suiza a todos los niveles y que en este segundo álbum, como afirmaba al principio del párrafo, aumenta la apuesta que su antecesor dejaba a considerable altura. Ello es debido a múltiples factores que van desde la familiaridad con los personajes a la forma en la que se nos introducen algunos nuevos —atención a la ominosa amenaza de ese Sheriff que será portada y título de la tercera entrega de la cabecera— pasando por la variedad del guión o la constante sensación de que, a la vuelta de la esquina, nos espera un giro de esos a los que es imposible anticiparse. Todo lo anterior, y algo más, tiene cabida en 56 páginas que, ya lo decía más arriba, encuentran en el arte de Wilson perfecto vehículo para atrapar de forma irremisible la atención del lector. Y si de cliffhanger hablábamos en las últimas líneas de la entrada que destinábamos a la primera entrega, lo que aquí podemos encontrar en la página final es para que uno se quede con los nervios algo soliviantados. Afirmar que hay “ganazas” por saber lo que pasará es quedarse corto…

Wonderball 2. El fantasma

  • Autores: Fred Duval, Jean-Pierre Pécau & Colin Wilson
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 56 páginas
  • Precio: 15,20 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector apasionado. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de adopción. Treintañero para cuarentón. ¡Ah! y escritor compulsivo tanto aquí como en Blog de cine.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario