‘Todo va bien’, (e)lecciones

Todo va bien

Poder hablar de ‘Todo va bien’ me permite saldar una pequeña deuda personal adquirida hace tres años cuando, por razones que ahora mismo se me escapan, dejé de verter aquí mis apreciaciones hacia ‘Un trabajo de verdad’, el primer título de Alberto Madrigal que, publicado por Norma en similar formato al que ahora recoge el segundo trabajo del artista español, servía a los mismos intereses que los que podemos apreciar en este dolorosamente elocuente análisis de una realidad, la de los profesionales de nuestro país que deben emigrar a pastos en principio más verdes, que en los últimos tiempos se ha convertido en la triste tónica que regenta los destinos laborales de las nuevas generaciones.

Con la crisis como excusa, las aplastantes medidas que los dos últimos gobiernos han ido tomando para dar más fuerza a la empresa y menos al trabajador, unida a una sobresaturación del mercado laboral, son algunas de las causas más obvias que respaldan la historia de Sara, una joven que no logra encontrar su camino y que acaba de tener una idea para un negocio que, piensa, puede ser revolucionaria. Sin que dicha idea se exponga más que con breves pinceladas, está claro que el interés de Madrigal es el de servir de acicate de esas conciencias que agachan la cabeza y meten el rabo entre las piernas incapaces de levantar la frente bien alta y plantar cara a lo opresivo de la realidad que las aturde con la esperanza de mantenerlas adocenadas.

Y no hay muestra más obvia del lúcido análisis de tal situación que el que Madrigal resume con asombrosa maestría en la última página de ‘Todo va bien’. Una frase que es un universo y que aglutina tantas cosas que serían necesarias muchas más líneas que el breve puñado que conforman esta reseña para poder expresar con total precisión el inmenso alcance de las 19 palabras con las que el autor cierra la lectura. Una lectura a veces furiosa, a veces reflexiva pero siempre sincera, honesta, directa y, por supuesto, imprescindible hasta decir basta. Hacen falta más mensajes como el que aquí esgrime el autor y más obras que se arropen de ellos para despertar del letargo a aquellos que están asumiendo la situación en la que nos encontramos como la normalidad. Hacen falta muchos más, pero mientras aparecen o no, acercarse a ‘Todo va bien’ es, huelga decirlo, de carácter obligado.

Todo va bien

  • Autores: Alberto Madrigal
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 200 páginas
  • Precio: 16,15 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.