‘Tierra 2 num.1’, una serie al margen

tierra-2-portada

Cuando el Universo DC tradicional cerró sus puertas allá por septiembre de 2011 y el NuDC nació para disgusto de muchos, indignación de otros cuantos y algarabía de pocos, una pregunta quedó en el aire para los seguidores de una de las series por la que más sentían cariño los lectores veteranos, ¿qué iba a pasar con la ‘JSA’?. Siete meses tuvimos que esperar para que la respuesta nos llegara en forma de ‘Tierra-2‘, una serie que, dada su premisa de partida, es una rara avis en el panorama actual “decero”.

(Atención, spoilers) Al no estar sometida, como la gran mayoría de sus compañeras de editorial, a la continuidad de años y años, la fresca mirada que James Robinson y la dibujante Nicola Scott están ofreciendo sobre los héroes que heredan el manto de Superman, Batman y Wonder Woman una vez que estos han fallecido a mano de Apokolips y dejado a la Tierra-2 del título huérfana de superhéroes, es tan fresca como necesaria, aprovechando los autores la total libertad que les da, no ya la ausencia de continuidad, sino el hecho de estar trabajando en un título que carece de interdependencias con cualquier otro de la casa.

Lo que esto último provoca, y es algo que se deja notar en los cuatro números que recoge este primer volumen publicado por ECC, es que Robinson se toma su tiempo para introducir a los “nuevos” héroes que conformarán, en un futuro lejano (que todavía no se ha visto en la serie, y eso que en Estados Unidos va por el número 13) la Sociedad de la Justicia, adentrándonos pues poco a poco en las vidas de los Flash, Hawkwoman y Green lantern de este mundo alternativo plasmado con apuntes de brillantes por el cada vez más correcto trazo de la dibujante responsable del título. Lo dicho, un soplo de aire fresco entre tanta mediocridad.

Tierra-2

7AIRE FRESCO
  • Autores: James Robinson y Nicola Scott
  • Editorial: ECC
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 96
  • Precio: 8,95 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector apasionado. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de adopción. Treintañero para cuarentón. ¡Ah! y escritor compulsivo tanto aquí como en Blog de cine.

Compartir este Artículo en

2 Comentarios

Deja un Comentario