‘The Boys vol.12: Las putas puertas abajo’, adiós muchachos, compañeros de mi vida…

The Boys Portada

Una vez leído el final de ‘The Boys‘ el temor a que Ennis no supiera rematar la serie se ve disipado al momento. Muchos aficionados piensan que ese es el punto flaco del guionista irlandés, las últimas entregas de las colecciones que escribe suelen palidecer bastante en comparación con el resto de capítulos. Sin embargo con The Boys ha sabido capear todos los problemas con los que se ha ido encontrando por el camino y su reencuentro con una colección de largo recorrido no ha podido ser más satisfactorio.

Lo que empezara hace ya algunos años como uno de los anhelos de Ennis, una colección en la que los súper héroes se vieran ridiculizados, ha ido mutando casi sin darnos cuenta desde una macarrada inicial hasta una trama oscura y llena de conspiraciones en la que nada es lo que parece y las sorpresas que podemos ir descubriendo dejará a más de uno con la mandíbula colgando.

The Boys Pagina

El final del anterior volumen dejaba finiquitada la mayoría de las tramas que se habían ido sembrando a lo largo de los más de setenta números de los que consta la serie y muchos nos preguntábamos que dejaría Ennis para este ‘Las putas puertas abajo‘. Mientras que la épica y los actos heroicos que tanto gustan al guionista se pudieron leer precisamente en ‘Más allá de la colina con las espadas de mil hombres‘, para esta última entrega ha dejado todo lo relacionado con Vought American, la CIA y el devenir de The Boys.

El cambio de registro es evidente desde la primera página ya que las escenas de diálogos se suceden una tras otra despejando cualquier incógnita que se hubiese quedado sin resolver y, como siempre, atando cualquier cabo suelto aunque sin faltar ni escasear algunas de las viñetas más impactantes de toda la colección. Iremos descubriendo las respuestas a la misma vez que Hughie y sentiremos la misma rabia que el entrañable personaje al ver algunas cosas que parecían inimaginables hasta hace algunos números.

El encargado de ilustrar el final de fiesta ha sido el que se convirtió en dibujante regular de la serie tras la marcha de Darick Robertson, Russ Braun, pero también se ha tenido el detalle de contar con el propio Robertson para los lápices del último número, cerrando la que podría ser la segunda mejor serie de Ennis en su top particular, superada tan solo por ese coloso que es ‘Predicador‘ y dejando un sabor de boca un tanto agridulce, algo que también es marca de la casa y a lo que nos estamos acostumbrando con cada nuevo trabajo del irlandés.

The Boys vol.12: Las putas puertas abajo

9Sangrienta Despedida
  • Autores: Garth Ennis, Russ Braun y Darick Robertson
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 168
  • Precio: 16,00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

6 Comentarios

  1. No se si por sabor agridulce te refieres a lo mismo que yo, pero después de leerme Predicador de cabo a rabo, mis sensaciones se mezclaron en un cóctel muy extraño: el estremecimiento más absoluto (una mezcla a su vez de asco y miedo), las carcajadas más sonoras y la misma admiración por los protas que sentía cuando veía Rambo o La jungla de pequeño (son los más guays y los más duros).

    Creo que todo eso tiene que ver con que este tío juega mucho en la línea no ya de lo políticamente incorrecto, sino de lo visualmente soportable. Esa línea es subjetiva y cuando la pasa, estremece, pero cuando se queda de tu lado, divierte y entretiene como nadie. En ese sentido me recuerda mucho a un post que hicisteis hace algunos meses sobre donde está el límite de la libertad de expresión en el noveno arte, y lo marcabais en la empatía. Como escribe muy bien, Enis hace que sientas empatía a veces con personajes a los que luego les hace sufrir como a chinches. Y a veces eso es de lo más incómodo.

    Perdón por la perorata, pero es que Enis me intriga. Es como una peli de miedo de esas que no quieres ver, pero que al final ves.

    • Todo eso que comentas es marca de la casa y Ennis sigue repitiendo esquemas en todas sus series. Y le funciona de maravilla.
      Si te paras a pensar, el grupo de The Boys son todos unos psicópatas inadaptados pero hay que ver lo bien que nos caen todos. Eso lo intenta hacer otro guionista y fallaría de manera irremediable. Ennis Rules.
      En cuanto a lo de agridulce…bueno, cuando lo leas ya sabrás a qué me refiero.
      Y de perdón nada, muchísimas gracias por tu interesante comentario.
      Saludos

  2. A mi es que desde que leí Predicador soy fan de Ennis…..
    Aunque tambien es cierto que por ahora de lo que he leido de el (tampoco mucho la verdad), no tiene nada de la calidad de Predicador… lo considero una obra maestra.

    • Te pasa lo mismo que a mi. Con Predicador tocó techo y lo que ha escrito posteriormente, aun siendo bastante bueno, no ha llegado a lo que logró con la serie de Vertigo. De todas formas, casi cualquier cosa que escriba el irlandés es de obligada lectura.
      Saludos y gracias por comentar

  3. Es una lástima que al igual que sucedía con Predicador, Ennis alarga el argumento de forma innecesaria, con algunos arcos argumentales que no aportan nada.
    Lo bueno es que el final sí lo remata muy bien por lo que la sensación final es muy buena.
    Si Ennis hubiera recortado la historia a 8 números y no 12 habría sido magistral.
    Por cierto, debo de ser de las pocas personas que ve Predicador como una obra sobrevalorada, muy entretenida sí, pero no veo la obra maestra que mucha gente dice. Incluso The Boys me ha gustado más.
    Saludos.

    • Bueno, al principio de la serie, cuando el tono era bastante más macarra, quizás podría haber recortado algún que otro número. En general, la serie es muy buena, incluso la parte gamberra es necesaria para que la segunda mitad de la colección luzca mucho mejor. En cuanto a Predicador, para mi, difícil de superar.
      Saludos y gracias por comentar

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.