‘The Authority’, revolución en widescreen

Authority
Siempre ocurre lo mismo, cada vez que a un guionista de comics se le coloca una etiqueta, ya sea, de visionario, genio o pionero, sabemos que de manera inevitable nos vamos a encontrar con escritores de gran calidad: Alan Moore, Grant Morrison, Neil Gaiman… Gente que ha firmado magníficos tebeos pero que se alejan bastante de las historias de andar por casa que, la ración mensual que, salvo contadas excepciones, no suelen pasar del entretenimiento inane. Muchos se preguntaban si era posible otro tipo de cómic, aquel que mantuviera la esencia de las historias súper heroicas de toda la vida pero con ese punto característico y sesudo del tebeo orientado a un público más adulto.

La respuesta a este interrogante llegó con un nombre propio: Warren Ellis. A finales de los años noventa aparecían dos series llamadas a cambiar el concepto que hasta la fecha se tenía del comic de superhéroes: The Authority y Planetary. Ellis, originario de Essex, ya se había forjado una reputación en las dos grandes editoriales, tanto Marvel como DC, y empezaba a despuntar con sus proyectos de corte más independiente. The Authority nace de las cenizas de Stormwatch, colección que hasta la llegada del inglés no es que tuviera demasiado interés más allá de las altas dosis de “molonidad” gratuita. Tras hacerse cargo de los últimos números y relanzarla con un nuevo y revolucionario enfoque, Ellis decide quitarse de en medio a los personajes que no le sirven para su nueva colección y emprender un nuevo camino.

Una serie cuyas señas de identidad vienen marcadas por la espectacularidad de sus ilustraciones y por la grandeza de sus guiones. Tres arcos argumentales que irán creciendo exponencialmente en cuanto a peligrosidad y poderío del enemigo a batir y, por supuesto, en cuanto a violencia generada por los combates entre héroes y villanos. Demos la bienvenida a Jenny Sparks, Jack Hawksmoor, Swift, Apollo, Midnighter, Engineer y El Doctor, un grupo formado por gente que nos “recuerda” a otros personajes pero que no se parecen a nada que se haya visto anteriormente. Todos ellos se tendrán que enfrentar a invasiones alienígenas, cultos terroristas o amenazantes dioses que pondrán en peligro la estabilidad universal. Aquí no se andan con tonterías.

Responsable directo del espectáculo visual es Bryan Hitch, alumno aventajado de Alan Davis y que factura algunas de las páginas más fastuosas de la historia reciente del comic. Un invento que se prolongó a lo largo de doce números ya que Ellis no se veía capaz de superar lo que publicado, momento en el que deja el título en manos del tándem formado por Mark Millar y Frank Quitely, esperemos que de pronta publicación por parte de ECC Ediciones ya que este tomo llega como agua de mayo puesto que una obra de estas características merece estar disponible siempre. Pasen y disfruten del espectáculo más grande del mundo.
[Grade — 10.00]

The Authority

  • Autores: Warren Ellis y Bryan Hitch
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 320
  • Precio: 30,00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

1 Comentario

  1. Me encanta The Authority, al menos hasta los dos últimos volúmenes, que me parecen terriblemente malos (el último me parece original, pero mal llevado).

    Estaba esperando la reedición como agua de mayo!

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.