‘Texas Jack’, ampliando el microcosmos

Pensaba que sólo había transcurrido un año pero ya son dos los que nos separan de la publicación por parte de Ponent Mon de ‘Sykes’, aquél magnífico western que, definido por servidor a caballo entre Sergio Leone y Clint Eastwood, tan excelente sabor de boca dejó en este amante irredento de las historias sitas en el polvoriento y dorado ambiente de las historias situadas en el lejano oeste estadounidense. Cuál no sería mi sorpresa, no al encontrar que Yermo iba a publicar un tebeo firmado por la misma pareja de autores que ‘Sykes’, sino al comprobar, trascendidos los primeros compases, que por las páginas de ‘Texas Jack’ aparecía, sin previo aviso, el rudo y carismático marshal. Pero ahí no acabaría la sorpresa, no; de hecho, esta sólo haría aumentar conforme avanza la acción, celebrando que la aparición de Sykes no sea un mero cameo y descubriendo que todo lo que aquí se nos cuenta es una precuela del material publicado hace un par de años.

Con todo ello, resulta una obviedad verme en la necesidad de tener que afirmar, para que no haya lugar a dudas, de lo mucho que he disfrutado con ‘Texas Jack’ dado que, aún incorporando cierta luminosidad con respecto a ‘Sykes’ en el personaje que da nombre a la aventura y aquellos que le rodean —que no son más que la troupe de actores de un circo del «oeste» a lo Buffalo Bill—, lo que encontramos aquí guarda muchísimas y, por supuesto, nada casuales concomitancias con su predecesora. Hasta tal punto llegan éstas, si a la forma de construir la historia de Dubois nos referimos, que se podría decir que una y otra se complementan de tal manera que, llevado a cabo el ejercicio de leerlas una detrás de la otra —cosa que, sí, he hecho—, la clara percepción que se tiene de ellas no es de entelequias separadas, sino de una única entidad indivisible partida por circunstancias casuales.

Lo mismo no podría, no obstante, ser sentenciado con respecto al dibujo de Armand ya que, en los tres años que transcurren entre la publicación de uno y otro allende los Pirineos, el trazo del francés mejora ostensiblemente sin perder esa personalidad que lo sitúa tan cerca de esos coetáneos suyos que ya citaba en la entrada de ‘Sykes’. Una mejora que se nota, no ya en la mayor plasticidad de su dibujo, sino en un mayor cuidado de los fondos —que ya decía en 2017, eran asignatura pendiente del artista— y en un notorio avance en unas capacidades narrativas que ya eran considerablemente altas en la citada precursora. El resultado, quizás más dicharachero que ‘Sykes’, pero igualmente potente, no deja lugar a dudas acerca de quién es la pareja más solvente de la actualidad si de western en viñetas tenemos que hablar. De acuerdo, quizás en ese territorio tendrían mucho que decir Xavier Dorison y Ralph Meyer, los autores de la maravillosa ‘Undertaker’, así que, para no tener que recurrir a duelos al sol ni a bañar de sangre en algún desfiladero perdido del Gran Cañón, dejémoslo en un más que merecido empate entre dos colosos que bien valen nuestra más imperturbable atención.

Texas Jack

  • Autores: Pierre Dubois y Dimitri Armand
  • Editorial: Yermo ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 128 páginas
  • Precio: 28,50 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.