‘Superman: La Boda de Superman’, preparen las mejores galas para el evento del año


Ustedes podrán decir lo que quieran, será un material que gustará más o menos y habrá obras que quizás merezcan ver la luz antes que este tipo de tebeos, pero a un servidor le hace bastante ilusión el ver como se recuperan cosas como “Superman Pánico en el Cielo”, “Superman y La Liga de la Justicia” o este estupendo “La Boda de Superman”. Estamos ante unos comics que, cuando vieron la luz hace años, los aficionados no hacían más que aplaudir experimentos editoriales como este. Ahora no es lo mismo, este volumen de hecho se publica buscando la reacción nostálgica del comprador potencial, al igual que el resto de sagas que poco a poco está recuperando, con bastante cabeza, ECC Ediciones. ¿Cuáles? Pues desde Tierra de Nadie, La Muerte de Superman, La Caída del Murciélago y otros tantos volúmenes que, me repito otra vez, está consiguiendo devolver la sonrisa a más de uno.

Con el título que aparece en el tomo, poco o nada se deja a la imaginación, corría el año 1996 y atrás quedaban bastantes años de flirteos y arrumacos entre el Hombre de Acero y la reportera más dicharachera del Daily Planet, había llegado el momento. Efectivamente, se creaba un evento por todo lo alto para celebrar el “sí, quiero” entre ambos personajes, una historia que, como no podía ser de otra forma, afectaría a todas las cabeceras que veían la luz por aquel entonces. El relato comienza exponiendo los típicos problemas que pueden existir en una relación entre el héroe más grande de la Tierra y una humana, siendo las obligaciones de superhéroe las que pueden provocar algo de distancia entre ellos dos. Una conversación entre ellos dos dará como lugar a un repaso a la historia del kryptoniano desde su nacimiento hasta su compromiso con Lois Lane.

Quizás ese es uno de los mayores aciertos del volumen, el encontrarnos con una historia de dos personas “corrientes”, de Lois y Clark, una pareja que tendrá que lidiar con los típicos problemas que suelen aparecer justo antes del enlace. Un relato atípico que es sinónimo de alegría y diversión, alejándose de lo que debe ser un guión de un comic de este tipo y centrándose en una celebración de lo más clásica. La ocasión no es desaprovechada por el plantel de guionistas y la lista de invitados es bastante larga, nadie quiere dejar pasar la oportunidad de dar la enhorabuena a la pareja de tortolitos. Los encargados de escribir este particular eventos son algunos de los autores que mejor han sabido captar la esencia del personaje, nombres como Dan Jurgens, David Michelinie, Karl Kesel, Roger Stern o Louise Simonson dejan su rúbrica en el libro de invitados. En cuanto a la parte gráfica, puede que sea la más llamativa de todas debido a la ingente cantidad de artistas que nos vamos a encontrar: Al Plastino, Barry Kitson, Curt Swam, Dick Giordano, Gil Kane, Jim Mooney, John Byrne, John Bogdanove, Paul Ryan, Ron Frenz, Stuart Immonen o, el siempre bienvenido, Tom Grummet. Una lectura muy agradable, que no cambiará la vida de ningún lector pero que son muy agradecidas, historias sencillas que se alejan de la trascendencia y seriedad que imperan en el comic actual.
[Grade — 8.00]

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.