‘Spiderman superior no.1’, una osadía sin par

Spiderman superior portada

(Aviso para navegantes: el siguiente artículo contiene spoilers sobre la serie…you have been warned) Tras haber devorado la etapa de Strazcynski al frente del trepamuros y considerar que el tiempo que el guionista estuvo al frente de ‘Spider-man‘ puede tenerse como uno de los momentos más álgidos en la longeva historia del personaje, es normal que recibiera el «Mefistazo» como un auténtico jarro de agua fría que, perpetuado en el ‘Brand New Day’, hizo que me alejara de una colección que durante casi cinco años me había reconciliado con un personaje al que tiempo ha había abandonado por cansancio.

Pendiente no obstante de los movimientos editoriales en La Casa de las Ideas concernientes a las aventuras y desventuras de Peter Parker y su alter ego, y con todo la pompa y el boato que se le dió desde Marvel al número 700 de ‘Amazing Spider-man’, decidí que era el momento de volver a intentar «engancharme» con un amistoso vecino que, en manos de Dan Slott, sólo había recabado elogios tanto de los lectores más jóvenes como de aquellos que llevan toda su vida siguiendo los vaivenes a los que los incontables guionistas que han pasado por sus páginas han sometido al hombre araña.

¿Qué se puede decir de ese número 700 que no se haya dicho ya? Pues que, puestos a arriesgar y a cambiar de forma radical los esquemas que hasta entonces habían regido la vida del superhéroe, ¿qué mejor que eliminarlo de la faz de la Tierra? Dicho y hecho, Slott preparó de tal manera el terreno que, de cara a las últimas páginas de un ejemplar de la colección de esos que serán recordados durante muchos años, teníamos un nuevo héroe con la máscara del arácnido.

Spiderman superior 1

¿Nuevo? Bueno casi, ya que la jugada de Slott, por la que llegó a recibir aquellas cacareadas amenazas de muerte (sí, hay gente muy enferma en este mundillo de los cómics que no sabe distinguir entre realidad y ficción y lleva hasta extremos asombrosos su mal entendida pasión por los cómics) consistió en un intercambio de conciencias entre el moribundo Otto Octavius y Peter justo antes de que el primero falleciera, borrando así aparentemente a la esencia del protagonista mientras que su cuerpo era ocupado por la mente de uno de sus más acérrimos enemigos.

Como ya he dicho, las reacciones ante tal movimiento no se hicieron esperar, y fueron muchísimos los que se llevaron las manos a la cabeza mientras que los más viejos del lugar observábamos con media sonrisa en el rostro como Marvel se salía con la suya (que hablen de mi, para bien o para mal, pero que hablen) viendo a la par muy clara la puerta que Slott había dejado abierta para el posible regreso de Peter Parker.

Y ahí es donde arranca este primer volumen de ‘Spiderman superior’, con Octavius intentando calzarse la piel de Peter y su rol de héroe de Nueva York lo mejor posible mientras que, en su firme propósito de convertirse en el trepamuros más eficiente que ha existido nunca, derriba fronteras y cruza límites que su antecesor en el puesto nunca estuvo dispuesto a afrontar, transformando a Spiderman en un implacable justiciero que está dispuesto a lo que haga falta para que asegurarse que se imparte hasta sus últimas consecuencias su particular sentido de la justicia.

Spiderman superior 2

Mientras tanto, en los límites de la percepción del antiguo Dr. Octopus, la conciencia de Peter lucha por hacerse un hueco y recuperar el control de su cuerpo, jugando Slott de forma brillante a que el lector se aperciba de lo muy diferentes que, bajo la misma máscara, son los dos arácnidos que cohabitan en el cuerpo de nuestro héroe. Si a ello le unimos el ejemplar trabajo que el guionista hace con los secundarios y alguna que otra subtrama sobre la que ha ido abundando aquí y allá, no es descabellado afirmar que, aceptando los térmninos del juego, estemos ante una de las lecturas más entretenidas de la Marvel actual.

Junto a Slott, la editorial ha ido colocando a una terna de artistas que han sabido dotar a la serie de la suficiente personalidad como para colocarla en la posición privilegiada en la que se encuentra: teniendo como principal abanderado al caricaturesco arte de Ryan Stegman (cuyo arte es una especie de mezcla entre J.Scott Campbell y Jeff Matsuda), la colección ha seguido beneficiándose de la presencia de Giuseppe Camuncoli y Humberto Ramos, tres nombres que, como digo, consiguen aportar un semblante de coherencia visual a una cabecera que, tras dieciocho números publicados en Estados Unidos, se encuentra en su mejor momento. Esperemos que dure.

Spiderman superior no.1

8ROMPEDOR
  • Autores: Dan Slott, Ryan Stegman, Giuseppe Camuncoli
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 144
  • Precio: 6,95 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

4 Comentarios

  1. No sé, igual es porque soy joven y no me ha dado tanto tiempo a encariñarme con Peter Parker, pero… Honestamente, y basándome en mi relativo conocimiento del universo Marvel, creo que el Spider-Man Superior es de lo mejor que ha pasado por la Casa de las Ideas.

    Porque, o sea… Está bien tener un personaje que te guste, con el que sientas empatía, del que te conozcas su vida… Pero, en sentido argumental, me parece algo chulísimo. Quiero decir, consiguen poner a un acérrimo villano en el lugar de uno de los mayores héroes, con todas las cosas que eso pueda implicar.

    Y, voy a ser sincero: con lo poco que he leído de Peter Parker, se me empezaban a hacer cansinos tantos años de historia en los que casi sólo se esforzaban por hundirlo más en la miseria, sin ningún cambio. A Daredevil también lo han fastidiado, pero ha tomado varios rumbos en su carrera. No sé si me explico.

    Lo único negativo que le veo a ésta serie es lo cansino que es Octavius con lo de ser «superior» y que no me gusta (personalmente) el dibujo de Humberto Ramos. Pero, por lo demás, yo diría que no merecía una crítica tan mala…

    A mí me gusta Spider-Ock.

    • Esto, una dudilla Isaac, cuándo dices que no se merecía una crítica tan mala, ¿te refieres a los palos que ha recibido la serie en términos generales? ¿a que mi artículo está mal escrito? ¿o a que la pongo a parir?, porque si es esto último me da que no has leído con atención lo que he escrito, que termino el texto con:

      «una cabecera que, tras dieciocho números publicados en Estados Unidos, se encuentra en su mejor momento. Esperemos que dure.»

      Si eso es una «crítica tan mala…» apaga y vámonos 😛

      • Ups, lo siento, quería decir una crítica tan mala en general (como esa foto del #700 USA es la taza del váter, o el rollo de las amenazas al señor Slott).

        • Jajajaja…aclarado queda pues 😉

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.