‘Rumble Volumen 2. Una Pena que es Locura’, entre dioses y espantapájaros


Cuando reseñábamos la primera entrega de esta serie de Image, mencionábamos la cantidad de editoriales independientes que, mes tras mes, “enseñaban los dientes” a las dos grandes a base de publicar una cantidad importante de títulos, a cada cual más interesante, cuyas propuestas se alejaban bastante del comic de superhéroes al uso. Con el paso del tiempo, uno se va dando cuenta que la etiqueta “independiente” es sinónimo de calidad, de riesgo, de originalidad; cualidades todas ellas que elevan el interés de muchos tebeos que, desgraciadamente, seguirán en el “olvido” por culpa de la mentalidad de muchos aficionados. En nuestro país, Astiberri es una de esas editoriales que ha decidido apostar por ese “otro comic”, su catálogo se va llenando con paso lento y firme de colecciones americanas de todo tipo de calado. Es el caso de este ‘Rumble Volumen 2. Una Pena que es Locura’, segunda entrega de un relato que dejó muy buenas sensaciones en el anterior tomo y que sorprendió a todo aquel que decidiera darle una oportunidad.

Si un dios con pinta de espantapájaros entrando en un bar para acometer una misión que implicará sangre y destrucción no es suficiente reclamo para llamar la atención del respetable, yo pido la cuenta ahora mismo. La propuesta no puede ser más llamativa, un dios guerrero que al que engañaron sus enemigos y ahora su alma se encuentra encerrada en un muñecote que asusta a las aves. También podríamos apuntar que su corazón lo tiene el que vamos a llamar el “final boss” más malo de todos, una situación que nos hace salivar solo de pensar en el combate definitivo que, espero, presenciaremos en un futuro. En este segundo arco argumental, aparte de ver como la trama principal avanza, también podremos conocer más datos acerca de Rathraq, nuestro misterioso protagonista, información que nos hará reconsiderar la belicosidad del personaje, mostrándose más bien como un ser pacífico, guardián y protector, cuya misión le obliga en algunas ocasiones a derramar la sangre de sus enemigos. No se puede hacer una tortilla…

Misión que vendrá definida por una serie de tomas de decisiones importantes, actos que se apoyarán en conceptos e ideales como la valentía, la heroicidad, el sacrificio y la amistad, sin olvidarnos de otras cosas como puede ser la capacidad y disposición que se puede tener a la hora de acabar con la vida de alguien. El guionista John Acurdi sabe muy bien lo que se hace en esta serie y, para que la carga filosófica no sea tan intensa, suele intercalar algunos segmentos humorísticos y situaciones más ligeras y cotidianas para darle un poco de aire al sufrido lector. En cuanto al trabajo de James Harren, al igual que en la primera entrega, no podemos más que deshacernos en elogios, su estilo detallista y dinámico nos deja una colección de páginas sencillamente geniales, sabiendo imprimir a cada situación una serie de matices para que queden perfectamente definidas y diferenciadas del resto. No me arriesgo demasiado si afirmo que el resultado final de este segundo volumen supera a todo lo que pudimos ver en el primero, una lectura cada vez más entretenida y que nos deja con ganas de más, con unos personajes muy bien construidos y con unas ilustraciones que son una maravilla.
[Grade 9.00]

Rumble Volumen 2. Una Pena que es Locura

  • Autores: John Acurdi y James Harren
  • Editorial: Astiberri
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 160
  • Precio: 17,00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.