‘Rubor’, sexo a todas horas

Rubor

Somos animales sexuales. Pasamos gran parte de nuestra vida adulta (y no tan adulta) pensando en sexo y pocas sensaciones, por no decir ninguna, son comparables a lo que experimentamos cuando llegamos al orgasmo. A esta realidad que sustenta, por ejemplo, toda la industria del cine X —por no hablar de otras muchas que se alimentan tan básico instinto— y en nombre de la que se han cometido, y se siguen cometiendo, indecibles tropelías a lo largo de la historia, es a la que se asoman el grupo de artistas reunidos por Jordi Pastor en torno a ‘Rubor’, un volumen con el que La Cúpula demuestra que apostar por el tebeo subido de tono es algo que está funcionándole a las mil maravillas a tenor de los muchos títulos que, con el sexo como protagonista, ya cuenta en su haber.

Como cualquier trabajo comunal, ‘Rubor’ tiene de todo para todos los gustos y, en este caso, condiciones sexuales: desde el voyeurismo hasta el fetichismo pasando por la homosexualidad, la bisexualidad o, por supuesto, la heterosexualidad, cualquier aproximación es válida hecha con el respeto y la imaginación que demuestran tener los 12 nombres que firman el tomo. De entre ellos, y porque es algo que siempre pasa cuando se lee una obra conjunta, servidor destacaría cuatro de los relatos que componen estas 150 páginas, los correspondientes a Jordi Pastor, Danide y Enrique Corominas, dos nombres éstos últimos que no necesitan presentación y que se cuentan entre los mejores artistas que hoy por hoy podemos encontrar en el panorama tebeístico español —quien no haya leído la magistral adaptación que el segundo hacía de ‘El retrado de Dorian Grey’ no sabe lo que se está perdiendo.

Pastor, que firma dos de los cuatro citados relatos, convence por que ambos narran la misma historia contada desde el punto de vista de él y ella; Danide, que centra su atención en el fetichismo, cuaja unas páginas de gran virtuosismo gráfico que no dejan lugar a dudas acerca de sus muchísimas capacidades como narrador —algo que ‘Fagocitosis’ o ‘Potlatch’ ya exponían con precisión— y Corominas no se queda a la zaga con un relato arriesgado que no dejará indiferente al lector que a él se acerque y que, ante todo, habla a gritos acerca de la aceptación del sexo y su práctica en cualquiera de sus muchas acepciones. Unidos a los otros, en los que —como decía— hay lugar para todo, el panorama sexual que se dibuja en ‘Rubor’ convierte al volumen en una lectura muy entretenida, reflexiva a ratos y elocuente en su totalidad a la que ningún tabú mal entendido debería impedir acercarnos.

Rubor

  • Autores: VVAA
  • Editorial: Dib-buks/li>
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 148 páginas
  • Precio: 17,5 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.