‘Reliquias’, por la puerta grande

Reliquias

Muchos años (tantos como dieciocho) han pasado desde que Ángel Unzueta llamara la atención sobre sí mismo con la publicación de los tres números de ‘Neck & Cold’, aquella miniserie que formó parte inicial de ese ilusionante proyecto para el tebeo español que fue la línea Laberinto de Planeta DeAgostini. Una línea que terminó esfumándose sin más entre rumores bastante agrios por parte de los que en ella colaboraron pero que al menos sirvió para dejarnos muestras tempranas del talento de nombres como Unzueta o el insigne Jesús Merino, por no hablar de aquella ‘Iberia Inc.’ co-creada por Rafa Marín y Carlos Pacheco de la que mucho se esperaba de haber continuado la línea.

Pero me estoy desviando. El caso es que, desde entonces, la presencia del artista guipozcoano en el mundo del noveno arte ha sido bastante irregular, y al margen de esporádicas apariciones en puntuales tebeos yanquis (lo último fueron los números 12 al 22 de ‘Titans’ antes del NuDC), poco se ha podido ver del incuestionable talento del dibujante. Pero, si uno ha de dejarse llevar por las impresiones derivadas de esta ‘Reliquias’, esas dos décadas en las que Unzueta se ha dejado ver más bien poco están a punto de pasar a mejor vida. Y todo gracias a unas páginas que (dibujadas, entintadas y coloreadas por él) no dejan ningún atisbo de duda acerca de encontrarnos delante de un ARTISTAZO que merece estar por derecho propio en un puesto avanzado dentro del mundillo del cómic.

Reliquias interior

Dejando muy atrás el estilo «manga» que tanto influenció sus comienzos, la evolución que Unzueta ha sufrido en los últimos tiempos es la que nos permite asomarnos a unas páginas portentosas, en las que tan pronto cabe destacar la caracterización de los personajes (nada casual es la elección de Liam Neeson para el protagonista dadas las similitudes del relato con ‘El reino de los cielos’) como, sobre todo, una narrativa espectacular y un cuidado en la ambientación que podría calificarse de exquisito. La fusión de todos estos valores, y alguno más que me dejo para que seáis vosotros los que los descubráis, da como resultado un volumen de esos que permiten dejarse embelesar por su belleza plástica.

Quizás no a la altura del despliegue de talento del que hace gala el dibujo, pero quedándose bastante cerca, el guión de Koldo Azpitarte (otro viejo «conocido» del que esto suscribe) reluce sobre todo en la labor de documentación que el médico, crítico de cómics y ahora guionista hace de la época en la que transcurren estas aventuras medievales. Unas aventuras de marcado sesgo cinematográfico que no sólo le tira los tejos a la cinta firmada por Ridley Scott y a la que lo único que cabría achacarle es su precipitada conclusión (que pide a gritos una continuación) y el giro hacia lo fantástico que ésta comporta. Esperemos que (y todo parece apuntar que así será) ‘Reliquias’ continúe en breve al otro lado de los Pirineos y que Panini no se demore en exceso en su publicación toda vez vea la luz en el país vecino.

Reliquias

  • Autores: Koldo Azpitarte & Ángel Unzueta
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 112 páginas
  • Precio: 16 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.